Reto de amor: ponerse a tono


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

PONERSE A TONO

Qué terribles son las prisas… ¡por menos de nada te juegan una mala pasada!

El otro día dejé la guitarra con algo de prisa en su soporte sin asegurarme de que estaba bien fija y, claro, nada más darme la vuelta escuché un… “¡¡Pum!!”

Aunque el sonido pareció alarmante, no le sucedió nada, permanecía intacta.

Pero la siguiente vez que la fui a tocar, ¡sonaba como un cacharro, solo hacía ruido! Así que, antes de seguir, saqué el afinador y me puse a devolverle su sonido a cada una de las cuerdas.

Mientras lo hacía, el Señor me regaló descubrir que cada uno de nosotros somos como una de las cuerdas de un instrumento. Tenemos “un sonido” que emitir, Él nos ha llenado de dones que son para los demás. Y que, además, quedamos enriquecidos con los sonidos de los demás, con sus dones.

Porque, ¿te imaginas una guitarra con una sola cuerda? O, peor aún, ¿un piano con una sola cuerda? El instrumento realmente quedaría muy pobre.

No, eso no sonaría muy bonito, o pronto resultaría aburrido y repetitivo. Si somos familia, hermanos, compañeros, nos necesitamos. Porque juntos formamos unos acordes capaces de llenar cualquier circunstancia de alegría y fiesta, o de fuerza y empuje, o de hacer más suave la tristeza…

Quizá seamos distintos, como las cuerdas: unas más agudas, otras más graves; aquellas más suaves, esas más finas… pero esta diversidad es la belleza de ser familia, ¡todos somos necesarios!

Y, para que suene la melodía, únicamente tenemos que dejarnos afinar por el Artista. Y eso es algo que los auténticos artistas vuelven a repetir una y otra vez cada vez que toman el instrumento en sus manos.

Hoy el reto del amor es afinar tu cuerda. Hoy, al comenzar el día, entrégale al Señor cada una de las circunstancias que prevees vivir y también las que sabes que te sorprenderán. Deja tu día en manos del Artista para que en todo momento te mantenga afinado, y así no sea tu cuerda la que desentone al conjunto. Él solo tiene un diapasón (o afinador): ¡el Amor!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor:¡Tengo la clave!


Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

¡TENGO LA CLAVE!

Hace unos meses, al principio del verano, en uno de estos días de fiesta en que, por la solemnidad, la Madre Priora hace reparto de regalos, nos dio a cada hermana una agenda con nuestro nombre en la pasta. Algo muy curioso y lindo porque, además, tiene en la solapa un candado con números para elegir nuestras claves y que nadie, sino el dueño, pueda abrirla y acceder a los escritos que encierra.

Me pareció muy bonita, pero de momento no pensé en usarla en absoluto… Y la guardé con otros regalos…

Ayer, después de un tiempo, al verla, sentí ganas y deseo de regalársela a una persona muy especial, que sé que escribe sobre sus vivencias interiores. Pero, ¡oh, sorpresa!, estaba cerrada, y por más que intentaba con números claves que me dijeran algo, la agenda seguía hermética: un, dos, tres… mi fecha de nacimiento… la de entrada en el convento, etc., etc. ¡Y nada!

Mi imaginación se me agotó pensando qué clave pude poner el día que me la dieron… Me sentía un poco frustrada, porque, si no la podía abrir, no serviría más que para tirarla y darle su destino en la basura…

Así estuve casi todo el día, en los ratos libres, probando a abrirla…

Al fin acudí a las novicias, que saben descifrar estos medios modernos, y se la di por ver si podían hacer algo…

Por la noche, al ir a rezar Completas, me dijo Joane: “¡Ya la he abierto, tu clave es esta!”

¡Estaba abierta!… ¡Me quedé maravillada y con un contento que no cabía en mí de gozo!

Joane me contó que, el día que nos la regalaron, yo estaba indecisa en buscar un número de clave, y ella me comentó: “Pues yo voy a poner el código de mi tierra”. Y yo le respondí: “Pues yo también el mío”. Y no hubo más misterio en el hecho. Y esta conversación se me había olvidado por completo…

Mientras rezábamos las Completas, caí en la cuenta de la alegría tan grande que había tenido en cosa tan pequeña.

Precisamente esa tarde, en la oración, había estado meditando y rumiando el Evangelio de “la vuelta de los 72 discípulos que Jesús envió a predicar y curar”. Cuenta el Evangelio que volvieron llenos de gozo y fuera de sí porque en el Nombre de Jesús habían dominado a todas las fuerzas del mal. Pero Él les dijo: “No os alegréis de que los espíritus malignos os obedezcan, alegraos más bien de que vuestros nombres están escritos en el cielo”.

Aunque Jesús se siente feliz de que sus discípulos hayan dominado el mal en su Nombre, también es muy claro en diferenciar “nuestras alegrías” de “la única Alegría”.

Nosotros, como humanos y necesitados, nos alegramos a lo largo de los días por muchas cosas, y está bien, pero en cada una de ellas tendría que brotar una acción de gracias a Dios y remitirnos siempre a agradecer al Señor el que ya mi nombre está escrito en el cielo con caracteres indelebles y divinos; que el amor de Dios es el que me asegura que soy un bienaventurado; que Dios tiene más interés que yo en que esté con Él en el cielo… Todo esto es ¡la gran Alegría!

Hoy, el reto del amor es dar gracias a Dios por tantas alegrías pequeñas. Te invito a que hoy dejes que esas alegrías te lleven a la “Alegría Grande”, a Dios mismo, a su regazo de Padre, a ser ya desde ahora un bienaventurado…

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: protocolo + nervio = desastre


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

PROTOCOLO + NERVIOS = DESASTRE

El sábado, mientras llegaba la gente, yo estaba junto a la reja observando sobrecogida. De repente acerqué la mirada a mi entorno más próximo: había muchos sacerdotes, y justo a mi lado asomó un pectoral de… ¡obispo! Acto seguido tendió su mano hacia mí, a lo que yo correspondí tendiendo la mía y agitando la suya a modo de saludo.

“¡Ayyyy, el anillo; había que besar el anillo!”, me decía por dentro.

Solo pensaba en eso cuando, de repente, la Priora me llamó y me pidió que acompañase a Don Fidel por dentro de clausura. Y ahí estaba yo, sobrecogida por la misión que me habían encomendado, acompañando al mismísimo señor Obispo, y ya no solo con la preocupación del anillo, sino también por cada paso que dábamos: al ver que pasábamos por la zona en la que habíamos estado preparando la merienda de la tarde, me excusé diciéndole:

-Perdone el desorden, hemos estado con los preparativos…

A lo que él respondió:
-¡Eso es que hay vida!

Total, que entre tanta tensión de lo que hago o no hago, digo o no digo, perdí la oportunidad de ese ratito único con el Obispo y de poder contarle, escucharle… me perdí en razonamientos, en protocolos a los que él me respondía continuamente como un padre.

No sé si te habrá pasado algo parecido, si alguna vez te has visto solo con alguien importante para ti. ¿Y con el Señor? En el reto lees muchas veces que te invitamos a acercarte a un Sagrario, a que ores, pero… ufff, el protocolo te hace frenar, marcar distancia: “¿Cómo me acerco? ¿Qué digo? ¿Qué hago? Mi vida no es como debería ser”… y al final no te pones frente a Él o, si lo haces, no dejas al corazón que hable.

Lo curioso es que Cristo es el primero que salta por encima de todo eso y, así como yo encontré un padre en el Obispo, en Cristo encontrarás el descanso que tanto necesitas, en Él te encontrarás con una Persona que te ama tal como eres y como estás. No tengas miedo a entrar en una iglesia y ser tú mismo. Llora si necesitas, ríe, háblaLe de la comida que vas a hacer… ¡déjaLe que se acerque a tu vida, deja que tu corazón Le sienta!

Hoy el reto del amor es que te acerques a una iglesia y seas tú mismo para que puedas descubrir cómo es Cristo. Entra en la primera iglesia que encuentres de camino, siéntate con Jesús el tiempo que necesites; no tengas miedo a descubrir Su verdadero rostro.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: desbordante


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

DESBORDANTE

Así fue el día de ayer: ¡desbordante! Desde primera hora de la mañana se multiplicaron los detalles de cariño por parte de mi Comunidad… ¡y de todos vosotros! Quisiera comentar cada momento que viví ayer, pero, como se haría muy largo, prefiero cantar con el salmo: “¡El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres!”

Admito que se me hace extraño sentir la alianza en mi dedo (¡yo nunca he llevado anillos!) y me sorprendo cada vez que la veo. Y, precisamente con la alianza me sucedió algo muy curioso.

En el momento de las ofrendas, después de presentar en pan, fui a coger el cáliz. Y, al cogerlo con total normalidad…

-¡¡Clin!!

El metal del cáliz sonó alegremente al golpearse con mi anillo.

“¡Uy va, es verdad!”, pensé al instante, “¡¡Ahora llevo alianza!!”

Fue como que el Señor me invitaba a saborear ese instante, mientras seguía avanzando. Y, así, al llegar frente al altar, mirando a la iglesia repleta, alcé el cáliz. Allí estabais todos: el estupendo equipo de organización, mi familia, amigos, reteros… ¡todos! Cada uno distinto, cada uno con unas circunstancias distintas, pero todos juntos, aportando cada cual su granito de arena… Era ver a la Iglesia entera, esta gran familia que nos ha regalado el Señor: múltiple, armoniosa, bella.

Al alzar el cáliz sintiéndome esposa, en mi interior solo podía decir: “¡Aquí, en el cáliz, os pongo a todos…!” Sí, fue sentir la misión de intercesión que nos ha regalado la Iglesia: tomar lo que lleváis en el corazón y ponerlo a los pies del Señor. ¡Y Él hará el milagro!

Me encantaría decir que ha sido el día más feliz de mi vida, y fue realmente maravilloso, pero, la verdad es que tengo la certeza de que… ¡con Cristo lo mejor está por llegar!

Hoy el reto del amor es dar gracias. Da gracias por formar parte de la familia de la Iglesia, por el camino que el Señor te ha regalado o te está regalando. No importa lo cerca o lejos que te sientas de la Iglesia… somos una familia y, sin ti, ¡ya no sería lo mismo! ¡¡Gracias a cada uno por regalarme disfrutar tanto ayer!! ¡¡Unidos en Cristo!!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor:e valor de lo cotidiano


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

EL VALOR DE LO COTIDIANO

En estos días de “la cuenta atrás”, os quisimos hacer partícipes de lo que vivíamos en el Monasterio haciendo un pequeño reportaje cada día y publicándolo en las redes sociales. Una de las misiones que he tenido en ello ha sido la de ir “cámara en mano” y descubrir los entresijos de cada día en el Monasterio. Ha sido toda una aventura que me ha permitido ver la Profesión de Sión desde las vivencias de mis hermanas.

Cuando me acercaba a sacarles fotos, me explicaban lo que iban haciendo, e incluso una me vino a buscar ofreciéndome fotos exclusivas para el reportaje:

-¡Corre ven, que estoy planchando el vestido de la Novia!

Cuando llegué, orgullosa levantó la plancha, mostrándome el hábito sin una sola arruga.

Así, he visto en ellas detalles que me han mostrado la grandeza de lo cotidiano. Es verdad que mañana va a ser una día que marcará para siempre la vida de Sión por su consagración, pero alcanzará su plenitud en lo cotidiano, en el día a día. Cuando llegue el lunes, su vida será más plena; pero el martes, aún más; ¿y el miércoles?, ¡no te imaginas!

La grandeza está en vivir cada día con plenitud. La meta muchas veces la vemos como el fin de un camino… ¿y si le damos la vuelta? ¡La meta es el comienzo! Porque, si te das cuenta, cada vez que llegas a una meta es porque empieza algo después. Llegar a la meta te hace descansar (¡he llegado!), pero la Plenitud de la meta no se alcanza hasta que no empiezas a vivir de ella.

Y, ¿qué es vivir con Plenitud? Después de todo, lo que quedará es Cristo, y en Él está tu Felicidad.

Hoy el reto del amor es descubrir a Cristo en lo cotidiano y pedirle que plenifique tu corazón en lo que tienes que vivir. Deja a Cristo que te sorprenda y haga nuevo tu día, que le descubras en los detalles sencillos. Da gracias a dos personas que, con un gesto sencillo, te hagan ver al Señor en tu día.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: la mezcla exacta


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LA MEZCLA EXACTA

Es impresionante en estos días ver cómo cada una en el monasterio está ocupada en lo que le ha sido encargado para la Profesión de Sión de este sábado.

Igual que en todo gran acontecimiento hay un recuerdo, a nosotras el Señor nos ha regalado hacer unas medallas.

La verdad es que no sabíamos cómo hacerlo, pero el Señor trajo este verano al monasterio a una persona muy especial: Ana. Venía a darnos las gracias por haber rezado por su familia y, en medio de la conversación, le compartí que uno de mis sueños es hacer medallas para evangelizar, cosas chulas para que las lleves y te recuerden el amor de Cristo.

En ese mismo instante, Ana, entusiasmada, ¡me contestó que se dedica a ello! Me dijo que la mandase la imagen que queríamos grabar, que ella me haría unas medallas.

Yo no me lo podía creer: ¡el Señor me había traído una joyera al convento! Me dejé llevar por Él y envié por correo electrónico la imagen que Sión había dibujado. ¡Y hace una semana han llegado las medallas!

Han quedado muy bonitas… Cuando hablé con Ana, le pedí que me hiciera las medallas con borde para poderlas esmaltar, y lo ha hecho. Así pues, ahora estoy encargada de esmaltar todas las medallas que me dé tiempo, ya que es un trabajo laborioso. El punto clave es realizar con cuidado la mezcla de dos partes de esmalte con una de catalizador. Una vez hecha, tienes 30 minutos de trabajo antes de que empiece a endurecerse. Después se mete la medalla esmaltada en el horno y sale preciosa.

Ayer, cuando estaba trabajando en ello y oraba por cada persona que llevará puesta esta medalla, me daba cuenta de lo importante que es en la vida hacer bien la mezcla entre la gracia y las obras. Si te pasas de uno de los dos, la mezcla no vale y hay que tirarla; pero lo peor es que también hay que tirar la medalla (o pasarla por un proceso de limpieza a fondo).

Qué importante es comprender la mezcla en nuestra vida. Necesitamos dos partes de gracia, de oración, de encuentro con el Señor, y una parte de obras, de hacer. Las dos cosas son importantes y necesarias en nuestra vida. Primero lo recibimos todo de Cristo, para después darlo.

A veces nos quemamos en las obras… y casi siempre es porque hemos olvidado la mezcla, o hemos invertido las proporciones.

Hoy el reto del amor es hacer bien la mezcla esta mañana para que el día funcione: dos partes de oración por una de accion. Antes de hacer una llamada complicada por telefono, antes de una reunión o encuentro, ora y pídele al Señor que Él esté presente en ello, junto a ti.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: travesuras de querubines


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

TRAVESURAS DE QUERUBINES

Una sabe que no va a llegar a la Profesión Solemne “en las séptimas moradas del espíritu”… No, una quiere ser realista, pero, ¡chico!, ¡soy muy idealista! Y, claro, te pones a imaginar cómo van a ser los Ejercicios Espirituales antes de la Profesión… ¡y los imaginas sublimes del todo!

Yo le pedía al Señor descubrir su Amor, pero lo cierto es que en la oración no pasaba nada especial…

Bueno, tal vez sí.

A los pies del Sagrario, encontré un papel doblado. Era una nota indicándome que un “querubín” había dejado un regalo para mí, ¡pero que tenía que encontrarlo! ¿La pista?

“Está a la venta, pero no se vende,
es Ana, pero no es gente”.

¿Dónde habrías buscado tú?

Tras un buen rato rebanándome los sesos, entendí: ¡está en la vent-ana! Allí había una vela muy bonita, que, desde entonces, me acompaña en mis ratos de adoración…

Al día siguiente, los misteriosos “querubines” habían dejado otra nota:

“Es redondito como un queso
y con cien metros de pescuezo”.

Con esa pista, ¿dónde rábanos buscas? ¿¿En la despensa??

Lo reconozco, tuve que pedir auxilio a la “corte celestial”. Gracias a nuevas y enigmáticas pistas, descubrí un precioso cuaderno en blanco para orar escondido entre las enredaderas del pozo…

Más pistas van pareciendo cada día, ¡con impresionantes sorpresas!

Y ayer, en la oración, se me abrieron los ojos. No solo hay “querubines” dejando notas. También hay “querubines” montando las pantallas en la iglesia, cosiendo y planchando mi hábito nuevo, montando guías, actualizando a diario nuestro Facebook… Todas mis hermanas están volcadas en la Profesión, preparando detalles, ¡y sorpresas que aún no quieren contarme!

Entonces descubrí que yo no he hecho nada para “provocar” este cariño, yo no tengo “poder” para tocar los corazones de mis hermanas… Esta entrega, generosa, alegre, ¡entusiasta!, solo puede venir de un Amor más grande.

Yo quería conocer el amor del Señor en la intimidad y soledad de la oración. Y Él, que es muy grande, ha querido mostrarme su Amor a través de mis hermanas. Viendo estos detalles tan impresionantes, solo puedo decir: “¡Es Él!”

Para disfrutar del Señor hay que acogerle en el modo en que Él quiere manifestarse. Y Él ha querido ser hombre, encarnarse… y hoy sigue usando las manos y la voz de los que tenemos al lado. En estos Ejercicios me ha regalado descubrir ¡el “sacramento de los hermanos”!

Hoy el reto del amor es que abras tus ojos para descubrir un gesto de cariño que el Señor va a tener contigo a través de alguien. No des por supuesto el amor, ¡asómbrate! Da gracias, y sé tú hoy también “sacramento del amor de Cristo” para alguien. ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: ¡Aún me quedan 2 días de Ejercicios! ¡Por fi, no dejes de orar por mí, que me asombre y me deje hacer por el Señor! ¡¡Gracias, querido retero!!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: la felicidad existe


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LA FELICIDAD EXISTE

¡Qué semana más emocionante! Es verdad que ya hay nervios, pero están siendo unos días preciosos, en los que se palpa el cariño de tanta gente; y en casa es impresionante ver cómo todas queremos aportar nuestro granito de arena para que todo salga adelante. Y a Sión… ¡se la ve feliz!

A las puertas de su Profesión me hace muchísima gracia cuando llama alguno de nuestros amigos, a los que conocemos desde hace tiempo, diciéndonos que no se pueden perder algo así: “La vimos entrar tan joven… aún no nos lo podemos creer…”

Y es que vuelven a flote las típicas preguntas de: “¿Qué te ha podido suceder para dejarlo todo y seguir al Señor?”, “Y, ¡¿tan joven?!”, o “¿Cómo se siente la vocación?”…

Fue entonces cuando pensamos en hacerle un regalo sorpresa a Sión: una canción que intentase poner palabras precisamente a eso, a lo que tantas personas se preguntan.

En breves palabras hemos intentado expresar lo que sucede cuando somos alcanzadas por Cristo y nos llama para estar con Él. Es cierto que en Sión fue de una forma, en Joane de otra… el Señor es creativo y con cada uno sale a nuestro encuentro de distintas maneras, pero en todas ha dejado una certeza: que todas hemos sido llamadas por Cristo, y que todas hemos experimentado que Él es capaz de hacer feliz.

La letra dice así:

ALCANZADAS POR ÉL

Cuando hay algo en tu interior
que mueve tu corazón,
y que te hace intuir
que solo allí serás feliz…

Si Jesús te hace sentir
que te ha pensado para Él,
y su Amor…
…remueve tu interior.

Cuando la voz de su llamada
es cada vez más fuerte en ti,
solo puedes
rendirte y decir “sí”.

CON UN SOLO CORAZÓN
Y UNA SOLA ALMA
QUEREMOS VIVIR Y ANUNCIAR:
¡VIVE DE CRISTO!

Nuestros sueños miraban a otro lado,
pero la promesa que escuchamos
nos hizo sentir
que solo al decir “sí”
eres feliz.

CON UN SOLO CORAZÓN…

¡Cristo es fiel!
Siempre cumple sus promesas,
y este regalo es una de ellas.

Hoy el reto del amor es orar por tantos jóvenes que aún no saben cuál es su camino. Ayúdales con tu oración a experimentar cuál es el camino que el Señor ha pensado para ellos. Solo Cristo puede tocar sus corazones para que encuentren a su futura mujer o marido, o para que sientan la felicidad de ser llamados por Él a seguirle en el sacerdocio, la misión, o en la vida contemplativa.

Sea cual sea tu camino, ten una certeza: ¡Cristo desea que seas feliz!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: mi signo


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

MI SIGNO

A lo largo de los días de preparativos se acumulaban las decisiones importantes a tomar. Por ejemplo: “¿Qué vas a grabarte en el anillo?”

Oré sobre ello, preguntándole al Señor. Lo que muchos graban en la alianza es la fecha… pero yo sentí muy fuerte grabarme el signo de infinito, porque en mi vida he experimentado que el amor del Señor es desde siempre y para siempre, sin fecha, infinito…

Primera pregunta resuelta, ¡pero quedaban más! Por ejemplo: “¿Qué imagen vas a poner en tu recordatorio?”

Otra vez de rodillas ante el Sagrario… Le dije a Jesús que mi ilusión era que en el recordatorio saliésemos los dos, ¡que seguro que a Él se le ocurría cómo hacerlo!

Al cabo de unos días, me vino una imagen a la cabeza. El Cristo de nuestra iglesia tiene una enorme corona de espinas, y el día de la Profesión a mí me pondrán una corona de flores… ¿por qué no usar de recordatorio las dos coronas?

Aquella idea me apasionó, pero el Señor aún me tenía reservada una sorpresa. Cuando tenía las coronas preparadas, cámara en mano, fui a sacarlas una foto y… ¿sabes qué descubrí?

Las dos coronas enlazadas forman el signo de infinito.

¡Te aseguro que se puso un nudo en la garganta! Sentí que aquello era un guiño del Señor, su particular forma de demostrarme que Él está cuidando de todo, que tiene pensado hasta el más pequeño detalle.

El amor de Jesucristo es así de delicado. Actúa, pero sin hacer ruido. Puedes ver tu vida marcada por un montón de “coincidencias” altamente improbables, pero que se dieron… o puedes descubrir que, en cada acontecimiento, la mano del Señor Vivo y Resucitado estaba guiando tus pasos.

Vivir con ojos de fe supone no sólo vivir confiado, sabiendo que la Persona que más te ama se está encargando de cuidarte… Significa también estar dispuesto a encontrarLe. Detrás de cada persona y de cada acontecimiento, se esconde un mensaje Suyo de amor para ti. ¡No hay casualidad, sino Providencia! Eso significa que, a cada regalo Suyo, ¡podemos responder con un “gracias”!

Cuando, finalmente, estuve diseñando los cuadernillos para la ceremonia, quise que la única imagen que los adornase fuese una greca azul que, sutilmente, dibuja un signo…

Sí, mi vida está marcada por el amor infinito, está marcada por Jesucristo.

Hoy el reto del amor es que, a lo largo del día, alces tus ojos al cielo tres veces para dar gracias. ¡Cristo está vivo y actúa! Hoy camina pendiente de descubrir sus Huellas en cada encuentro, en cada “coincidencia”… Y, con el agradecimiento, ¡se te abrirán los ojos para verle cada vez más! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: reloj de arena


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

RELOJ DE ARENA

En el refectorio (el comedor) tengo justo enfrente a Aroa, que tiene puesto un pequeño reloj de arena cerca del plato. Llevo mucho tiempo mirándolo y me preguntaba si sería para terminar de comer antes de que caiga la arena.

Ayer le pregunté el motivo del reloj de arena y me dijo:
-El reloj me recuerda que tengo que comer despacio por bien de mi estómago, que necesita su tiempo para que la comida le caiga bien, ¡el reloj da su tiempo a mi estómago!

Curioso, pues siempre miramos el reloj para mostrar que tenemos prisa, para ver cuánto queda para lo siguiente, para ponernos un límite de hora… y, sin embargo, ella lo usa para alargar más, para dedicar más tiempo.

Y el reloj en realidad es el que nos tiene que dar tiempo, tiempo de calidad para estar con tu familia, con tus amigos, en la iglesia… Necesitamos nuestro tiempo para que las cosas “nos caigan bien”; para poder escuchar y digerir con calma las palabras de los demás, ¡los momentos que se nos regalan cada día!

Jesús vivía dando plenitud a cada instante. Si algún acontecimiento o persona se cruzaba en su camino, dedicaba toda su atención. Con la calorina de la tarde, junto al pozo fue todo oídos para la samaritana y no le faltaron las palabras de consuelo que le cambiaron la vida.

Cristo te espera en tu presente, es ahí donde está tu plenitud.

Hoy el reto del amor es que dejes que cada momento “te caiga bien”. ¿Qué plan tienes? ¿Tu familia, tus amigos? No mires en ese tiempo el reloj o el móvil y, cuando sientas mirarlo, di por dentro: “Este es mi momento de plenitud; gracias, Señor, por poner a …… a mi lado”. ¡Disfruta del domingo y de todos los que están junto a ti!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!