Dios nos habla por medio de signos.


Dios nos habla por medio de signos.

Notas los colores del cielo y dices que llovera mañana. Yo te miro a los ojos y se lo que me vas a pedir. Igualmente Dios no necesita palabras para hablarte, sino que dispone signos que tu debes comprender. El equilibrio del universo, los acontesimientos de la historia y hasta los sucesos mas intimos de nuestra vida contienen un mensaje para los de corazon sencillo.
¿como entendere estas señales si nadie me lo enseña? Para esto precisamente tenemos el evangelio. Dios vino en la persona de Cristo, quien nos enseño con palabras y tambien con obras; El mismo aclaro wel significado de estas “señales”, de tal manera que nosotros ahora, al reflexionar en el Evangelio, logramos entender lo que Dios nos quiere decir por medio de los acontecimientos de nuestra vida.
Una flor no inspira los mismos pensamientos a un cientifico que a un campesino o a un poeta. Del mismo modo, los hechos de la vida diaria no tienen el mismo significado para todos; incluso hay gente que no sabe admirar lo bueno de la vida, ni puede comprender lo que sucede en torno a ellos. Si quieres comprender lo que Dios te dice, debes hacerte semejante a El, pues los de corazon limpio veran a Dios.
Cuando nos caen encima desgracias o fracasos, muchos creen que son un castigo de Dios. Pero ¿como lo saben? Ese Dios, tan pronto para castigar, no se pareceria al PADRE Del que Cristo nos habla. Mejor digamos que Dios no hace milagros continuos para detener los accidentes, las enfermedades y los fracasos, que pertenecen a nuestra condicion de hombres. Pero puede ser que tal fracaso, sobrevenido en tal momento y circunstancias determnadas, nos llame la atencion y nos ayuden a ver que andamos por mal camino. No hablemos, pues, de castigos, sino de un signo que Dios nos da para que no incurramos en el verdadero castigo, que es perderlo a El para siempre. Si Dios es Padre, tiene que hablar con sus hijos. Tu no has escuchado su voz y, sin embargo, muchas veces se te hizo encontradizo en quien te dijo una palabra o te die el ejemplo que necesitabas. Tu le pides ayuda en tus dificultades y, como muchas veces no tew resultan las cosas, no sabes si realmente le debes agradecer por las veces que te salieron bien. Pero El mismo te comunicara la certeza de que andas en su luz y, de vez en cuando, te dara la prueba de que atendio tu suplica.
No debemos “tentar a Dios”, es decir, exigirle un milagro para arreglar nuestras dificultades o una respuesta para saber el camino que hemos de seguir.

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s