Resto de amor: marcas que la vida nos ha dejado


Hola buenos días hoy Ines nos lleva al Señor.
Que pases un feliz día.
PORQUE YO LLEVO EN MI CUERPO LAS MARCAS DE JESÚS.

Hoy nuestro reto va a ser aprender a asumir las señales que la vida va dejando en nosotros y que Cristo asume en su propio cuerpo.

Tengo los dedos todo manchados; las uñas, negras cómo si hubiera estado de carbonera.. y es que el sábado teníamos una celebración muy especial y, para adornar la iglesia, me pasé dos días preparando los floreros. Si te pones guantes para hacerlo, no tienes la misma precisión, por lo que, sin reparar en nada más, me puse a manejar hierbas y flores de todo tipo sin nada: ¡imaginaos que manos se me han quedado!

Personalmente no me importaba, pues era consciente de a qué se debía, pero, en realidad no estaba presentable… Sin embargo, no pude hacer nada por arreglarlo, y llegué al día de la celebración con las manos así.

Esa mañana, en Laudes, me miré y oí dentro: “Es consecuencia de tus acciones, tienes que asumirlo y aceptar la evidencia” ¡Ciertamente! Y la Palabra de Dios me resuena en el corazón con san Pablo: “Porque yo llevo en mi cuerpo las marcas de Jesús”, y las llevaba como un título de gloria. Me impresiona enormemente recordar que Cristo está glorioso en el Cielo, pero que su Humanidad conserva las llagas de su pasión por nosotros, por amor nuestro, que eternamente tiene presente nuestra salvación, nuestras heridas por las que dio su vida, que estamos salvados, y sólo queda que por nuestra parte asumamos las marcas que la vida nos ha dejado y las pongamos en Él.

En mis dedos negros está mi imprudencia, mi empeño, mis miedos, mi sensibilidad, etc. y, lejos de avergonzarme, me recuerda que Cristo me ama hasta el extremo y que me lleva tatuada para siempre en sus llagas por amor en mi debilidad. No digo que vaya a mancharme las manos de nuevo a propósito, pero, saborear esta cercanía de Cristo, me anima a decirle como san Pedro: “No me laves sólo los pies, sino todo el cuerpo”. Hoy busca alguna de las marcas de tu vida y conscientemente entrégaselas a Jesús.

¡VIVE DE CRISTO!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s