Reto de amor: llenar tus cajas


Hola, buenos días, hoy el reto del amor es llenar tus cajas.

Hace unos días me vino sor Teresita diciendo:
-¡¡Hoy las cajas nos las han traído llenas!! ¡¡Ha sido un chico joven majisimo!!

Que alegría. Te cuento: aquí en el monasterio parte de la calefacción es por gloria, sí, el método romano que que consiste en meter leña por debajo de la sala. Se enciende fuego y así se calienta el suelo.

Pues bien, a lo largo de todo el verano, un señor del pueblo, gran amigo nuestro, se dedicaba los miércoles (día del mercadillo) a recoger todas las cajas de madera de la fruta que ya estaban vacías, para que en el invierno tuviéramos leña y podernos calentar.

Lo curioso era ver a las torneras con su santa paciencia recojer cajas y más cajas vacías, y amontonarlas. Cada vez que las veía le decía al Señor: “Sé que algún día se las llenaras”.

Ellas iban felices con sus cajas vacías. Eran un regalo en esperanza, no servían para ese momento, pero sí para el invierno. Sin embargo, todo regalo en esperanza hace que crezca nuestra confianza, pero el amor queda un poco frío.

Cuando el otro día me dijeron que habían traído las cajas llenas, porque el chico no había vendido mucho y nos lo regalaba, me di cuenta de la alegría profunda que se siente cuando ves que tu esperanza se hace realidad.

¿Y en tu vida?¿A cuántas personas las tomas por cajas vacías? Muchas veces damos por supuesto el amor, pensamos que el amor es resignarse a lo que ha tocado vivir, pensar que siempre va ha ser así, que siempre hay cajas vacías, que nunca llegará el cambio. Algo ocurrió en tu pasado que te marcó y te hizo ser en el presente dura, con defensas, con protección, pensando que siempre será así. Pero yo te digo que no. Que sólo cuando des cabida al amor en esas relaciones, entonces se te llenaran las cajas. Nada esta perdido, no tienes motivos para estar triste, Cristo ha muerto y ha resucitado para que a ti esa situación no te mate, para que puedas vivirla desde la paz y el amor. No tenemos ningún motivo para dar nada por perdido, no te conformes con las cajas vacías. Hoy el reto del amor es acercarte a esa persona que la das por perdida, que crees que siempre su caja estará vacía. Dale la mano y la oportunidad de mostrarte que su caja está llena.

Y, ¿cómo hacerlo? Primero ora, pídele a Jesus que te de su amor y luego haz una llamada por teléfono, vete a buscar a quien amas al aeropuerto, siéntate a comer junto a él, queda a tomar un café, cuando entre por la puerta dale un abrazo y un beso. Dile que le quieres.

Te deseo que pases un feliz domingo.

Hoy, querido retero, vas a estar muy fuerte en mi oración para que des cabida a Cristo. ¡Seguro que hoy tu caja estará llena de fruta!

¡VIVE DE CRISTO!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s