Reto de amor: que Cristo cambie los picaportes


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

PUERTA AUTOMÁTICA… MÁS O MENOS

¿Te acuerdas de esa magnífica gripe de la que te hemos hablado esta semana? Sí, pues, efectivamente, ha logrado traspasar la puerta del Noviciado: la pobre Lety lleva un par de días en la cama. Para evitar que coja frío por los pasillos, le hemos estado subiendo la comida a su celda. Y, bueno, ya sabes cómo somos en el Novi: nunca llegamos a bajar de nuevo las cosas a la cocina.

Ayer, al ver que en uno de los muebles de la sala teníamos platos como para montar un restaurante, pensamos que ya iba siendo hora de devolverlos.

Estaba empezando a anochecer, pero, como nos conocemos el terreno, no nos entretuvimos en ir encendiendo las luces. Sin embargo, al llegar al descansillo de la cocina, ninguna lográbamos distinguir el picaporte de la puerta. Lo cierto es que había algo raro…

Israel se acercó al interruptor y, al encenderse la luz, todas nos echamos a reír. No veíamos el picaporte porque… ¡no estaba! De él sólo quedaba un enorme agujero en la puerta, del que ahora colgaba una simpática cuerda.

-¿Qué es esto? -preguntó Israel muy divertida.

-Parece un apaño barato -contesté entre bromas- Pero, en realidad, es un tirador de estilo monástico la mar de original.

-No, no… es una nueva ambientación navideña -sugirió Joane- Alguien no sabía qué hacer con la cuerda del burro de María y José, y la ha puesto aquí.

Sin parar de reír, continuamos nuestro camino. Como no había picaporte, la puerta se abrió con sólo rozarla, así que a nosotras, que íbamos tan cargadas, ¡nos vino estupendamente el “arreglo”!

Hoy el reto del amor es dejar que Cristo cambie los picaportes por cuerdas. Es un especialista porque… ¡así es la puerta de su corazón! Sólo con rozarla, ¡se abre de par en par! Cristo no tiene cerradura, ni pestillo, ni llave… ¡su puerta jamás se cierra, pues siempre te está esperando! Hoy disfruta con Él en la oración sabiendo que, en cuanto susurras su nombre, toda su atención es para ti. La puerta está abierta, siéntate con Cristo y preséntale esas otras puertas que sientes cerradas en tu interior. ¡Cristo, con su amor, transformará todos tus picaportes en cuerdas, para que abras fácilmente el corazón a todo aquel que hoy se acerque a ti cargado! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Anuncios

Un pensamiento en “Reto de amor: que Cristo cambie los picaportes

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s