Reto de amor: queridos Reyes Magos


Hola, buenos días, hoy Inés nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

QUERIDOS REYES MAGOS:

Al escribiros mi carta me salía repetir el esquema de la infancia, aquellos “exámenes” de comportamiento para poder sacar algo bueno que decir a los Reyes, algo que mereciera que me trajeran los regalos que quería: “Me llamo… he sido aplicada, obediente, ayudo a mi madre y también algunas veces me enfado con mis hermanitos; pero no os preocupéis, os prometo que este año lo haré mucho mejor. Dad un beso de mi parte al Niño Jesús y muchas gracias por todo.”

Esta vez, regresando al momento actual, mi carta era así:

«Queridos Reyes Magos:

Me llamo sor Inés, llevo media vida en el convento porque Jesús me enamoró y quiso que fuera suya. Por lo tanto, empiezo dando GRACIAS por existir y por el Amor que en cada instante recibo. Aquí estoy, intentando aprender a dejarme hacer y a centrar toda mi vida en Él, porque con el paso de los años veo que sólo una cosa es necesaria. Aunque lo intento, no soy todo lo buena que quisiera, pero eso me hace volverme a Jesús y decirle que me ayude y enseñe, porque con mis propias fuerzas no puedo… y siento que me sonríe. A veces me entretengo en lo que más me gusta y no hago algunas cosas, lo peor es cuando me despisto de estar con Él un buen rato: luego las cosas no son lo mismo y me entra el malhumor, pero pronto voy a contárselo y todo renace de nuevo…

Como ven SS. MM., estoy pobre de méritos, pero sé que los regalos que traéis no son la recompensa a mis buenas acciones, sino un desborde de alegría y gracia que habéis recogido en el Portal; por eso os pido, para mí y para todos los que me rodean, Alegría, Esperanza, Docilidad, Luz, Verdad y Amor, así, entre todos, podremos seguir construyendo el Reino de Dios.

En cuanto a las cosas materiales, os quiero dar las GRACIAS por tanto que nos habéis mandado por anticipado, ¡madre mía, cómo nos mimáis! En tantos detalles… Y, como sois Magos, pues ya adivináis lo que nos puede venir bien para este año que comenzamos, “lo que sus Majestades quieran”. Sin más, desearos un buen viaje de retorno y que gocéis de salud para ir construyendo el mundo de ilusión durante el próximo año. Un abrazo muy grande.»

Queridos amigos todos, esta noche teníamos una gran cita, hemos dejado rodar ese corazón de niño y nos hemos abierto a la locura de ser pequeños, hagamos que por una vez en alguien de nuestro alrededor haya ilusión y sonría en este día. Hoy la Luz está brillando con un resplandor especial, los Reyes han venido para que podamos descubrir las riquezas a las que estamos llamados. Hoy todo es desbordante, ensancha las lindes de tu corazón y…

¡VIVE DE CRISTO!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s