Reto de amor:desborda tu medida


Hola, buenos días, hoy Inés nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

EL CIENTO POR UNO Y LA VIDA ETERNA

Ya sabéis de mis aventuras en la Sacristía, ¡son innumerables!, pero la Semana Santa es el momento cumbre. Entre otras muchas cosas que hay que preparar, las flores son un elemento importante: se ponen decorando el monumento el Jueves Santo, y esas mismas luego engalanan la iglesia en la Vigilia Pascual.

Como ahora no hay flores en la huerta, había que comprarlas. Y, claro, las monjas queremos bueno, bonito… y barato. Te da cosa gastar, pero, por otra parte, es la Fiesta de las fiestas…

El caso es que me dijo sor Ana que pidiera las flores, y fui amplia, pero moderada. La verdad es que estuvo bien y quedó bonito, valía la pena, estábamos contentas y bastante surtidas para la Pascua. Además, todos los años reparten entre los monasterios los centros de flores de los pasos de la procesión del pueblo, así que esperábamos que la iglesia quedaría preciosa para la gran noche.

Con algún centro contábamos, sí, ¡pero ha sido apoteósico! ¡Está la iglesia que rebosa de flores! Nos trajeron ocho centros monumentales, casi ni sabíamos ya donde ponerlos… es literalmente la “Pascua florida”.

Esto me hizo volverme al Señor con asombro y gratitud desbordante: “el ciento por uno”, “al que tiene se le dará”… ha sido como rebosar el límite. Si ya nos habíamos conformado, el Señor nos ha dicho: “Todo más y más, mi Amor no tiene límite.” Él siempre te va a desbordar. Y nosotros raquíticamente medimos y pesamos nuestras entregas y actuaciones, hasta nuestros anhelos ( “¿Para qué esforzarse por luchar, si las cosas son así y no van a cambiar?”)

Pongamos nuestro talento, no lo enterremos, y el Señor nos dará el ciento por uno aquí y la Vida eterna, porque vivir a Su lado, disfrutar de la Pascua, es ya gustar de los bienes de allá arriba, es dejarnos romper los esquemas y cálculos para dejarnos inundar del gozo de haber sido mirados por Cristo.

Por eso el reto de hoy es que desbordes tu medida, que te dejes llevar por el corazón con amplitud en esos detalles que te salgan al paso: si alguien te pide que le acompañes una milla, vete dos, y Cristo te enseñará el Horizonte de la eternidad.

¡VIVE DE CRISTO!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s