Reto de amor: cruzar el mar rojo


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

CRUZAR EL MAR ROJO

Tal vez creas que eso sólo es un pasaje bíblico que ocurrió hace un mogollón de años… sin embargo, nosotras, ayer, cruzamos, literalmente, un mar rojo.

En estos días con Celia (la chica que está viviendo la experiencia en clausura), el primer rato de la mañana lo empleamos en conocer las diferentes zonas del monasterio. Ayer decidimos ir a visitar el coro alto y la biblioteca.

Nos encaminamos hacia allí cuando, de pronto, descubrimos que nos cortaba el paso… un mar rojo.

Tras ya varias y notables apariciones en el reto, las obras del monasterio siguen su curso. Ahora están arreglando el suelo del segundo piso. Han traído una máquina para lijar, pero, como el suelo es de baldosas de barro rojo… ¡se ha transformado en un mar peligrosísimo para nuestros hábitos blancos! Por no hablar de la que podíamos preparar con los zapatos…

Ése era el único camino para llegar. Pero el Señor no tardó ni un segundo en “abrirnos una senda”. De repente, me trajo a la memoria un juego infantil…

-¡¡Periódicos!! -exclamé- ¡Podemos hacer un camino con hojas de periódico!

Salí corriendo hacia la gloria, donde siguen los periódicos que no se quemaron este invierno. Cogí unos pocos y… ¡a construir el puente!

Celia y yo fuimos por delante extendiendo las hojas una detrás de otra hasta atravesar completamente la zona de obras. Y, cuando acabamos, como los israelitas, todas cruzaron el mar… ¡sin mancharse los pies! ¡¡Conseguido!!

Por la tarde, en la oración, descubrí que a Cristo… ¡también le encanta construir puentes!

A veces, nos encontramos con personas muy cercanas y amables… Pero también hay otras que, aunque queramos, sentimos que hay un mar inmenso separando su corazón del nuestro. Todo parece animaros a tirar la toalla y dar media vuelta. Puede ser incluso que hayamos intentado cruzar ese mar “a nuestra manera”, acabando todo embarrado… ¡pero hoy hay Alguien deseando construir un puente para ti!

Hoy el reto del amor es avanzar detrás de Cristo. Hoy Jesucristo está a tu lado y quiere abrir un camino en el mar para ti. Hoy deja que Él vaya delante, que Él vaya poniendo hojas de periódico hasta unir las dos orillas. Por ello, hoy, en tu oración, háblale a Cristo de esa persona que sientes tan distante. Ora por él o ella, y pídele que te ponga “una hoja de periódico”, un gesto, una palabra… para poder acercarte hoy un poco más a su corazón. ¡Feliz domingo!

¡VIVE DE CRISTO!

http://www.dominicaslerma.es

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s