Reto de amor: toma de decisiones


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

TOMA DE DECISIONES

Hemos preparado las guías litúrgicas para los que vienen el fin de semana. Yo me he encargado de elaborar el texto; Israel, de meterlo en los tablets.

Ayer por la tarde acabé mi parte, y, rápidamente, Israel entró en acción. Nada más abrir el primero, comentó en voz alta:

-¡Vaya, Sión! Has añadido las oraciones que rezamos de memoria… ¡Qué bien!

-Deja, deja… -suspiré yo- Ni me lo menciones. Ha sido un ramalazo de soberbia…

-¿Y eso?

-Pues ya ves -contesté en tono divertido- ¿Sinceramente? Me pareció una idea genial, insuperable, buenísima… tanto, que si no me daban permiso para llevarla a cabo, me iba a llevar un chasco enorme. ¡Lo quería hacer tan perfecto, que no quería a nadie cerca, no vaya a ser que me lo estropease! Así que pensé: “Si no voy a aceptar un ‘no’ por respuesta… ¡mejor no preguntar! Al fin y al cabo, más vale pedir perdón que pedir permiso.”

Israel y Joane rieron ante tan peculiar (y poco recomendable) razonamiento.

-¿Y se lo has dicho a Lety? -preguntó Joane.

-Sí, sí, así tal cual os lo estoy contando a vosotras… después de hacerlo, claro…

-¿Qué te ha dicho?

Y, con una gran sonrisa, les dije la pura verdad:
-¡Nada! No me ha dicho nada…

Todas sonreímos… Y es que las tres conocemos bien esa mirada de Lety, que sin palabras, parece escribir en el aire: “Sí, has metido la pata, pero si te has dado cuenta, si has visto que a quien has hecho daño es a ti… con eso vale. La propia experiencia  es la mejor maestra…”

Así es también Cristo. Cuando la liamos, parece que es mejor no pasar del último banco de la iglesia, por si acaso… Pero Él te espera con los brazos abiertos. No va a reñirte, sino a curarte. No tengas miedo de mostrarte pobre ante Él. Cristo desea sanar tu corazón herido con esa mirada que llena de paz y renueva la confianza. La auténtica felicidad está, no en la perfección, sino en el amor.

Hoy el reto del amor es mirar a Cristo. Puede que hoy metas la pata un par de veces… ¡o un montón! Por eso, cada vez que sientas que te has caído, mira a Cristo. Él te tiende la mano para ayudarte a levantarte y empezar de nuevo. ¡Déjate curar por Él! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://www.dominicaslerma.es

Anuncios

Un pensamiento en “Reto de amor: toma de decisiones

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s