Reto de amor: ¿a dónde lanzas el yogur?


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

¿A DÓNDE LANZAS EL YOGUR?

Ya había terminado de comer. Estaba mirando al frente, de esas veces que no miras nada en concreto y te quedas con la mirada perdida. De pronto, mis ojos se fijaron en el yogur que Lety se iba a comer. Lo destapó y… muy despacio, empezó a verter el líquido que contenía sobre el plato que había usado en la comida. Seguro que alguna vez también tú lo has hecho. El gesto me parecía tan normal que me iba a ir con la mirada a otra parte cuando, de repente, vi que el yogur salía disparado detrás del liquidillo que pretendía quitar. No te puedes imaginar, al ver su cara y la situación, no pude evitar soltar una carcajada que fue secundada por las que vieron el panorama.

“¿Y ahora qué hará?”, me pregunté. (Estaba dispuesta a salir corriendo a buscarle otro).

Pero Lety cogió la cuchara, se acercó el plato y… siguió comiendo tan tranquila. ¡En realidad sólo había cambiado de recipiente!, y ése hasta era más grande.

Ahora pienso en las dificultades, decisiones, discusiones… que nos llevan a perder la sonrisa, el liquidillo de nuestro yogurt, pues pensamos que la circunstancia lo requiere… Una vez perdida la sonrisa, casi sin pretenderlo, el resto del contenido parece que se va detrás, “¡plof!”, y te ves con un recipiente de yogur vacío en la mano, un corazón que parece no sentir, un corazón sin contenido, sumergido en la tristeza sin saber cómo salir.

¡Hey! ¡Un momento, que a Cristo no le importa que te desparrames! No le importa que hayas metido la pata, que te caigas de golpe. ¿Sabes? Cuenta con ello. Cuenta con que tú y yo nos vamos a desparramar una y otra vez, por eso Él se pone debajo. Si no apartas el plato, no te caerás por la mesa o el suelo… Caerás en Él y te sostendrá, te levantará y podrás seguir comiendo, pues sabes que, si te vuelves a Él, nada te destruye.

Pero ten en cuenta que, en un plato, al ser más grande, caben más ingredientes a parte del yogur, ingredientes que, si los pides, Cristo irá añadiendo para restaurarte, para construirte. ¿Qué necesitas que eche? ¿Unos trozos de acogida? ¿Unas rebanadas de perdón? ¿Salsa especial para afrontar tus miedos? Deja que Él sea tu plato, deja que Él añada los ingredientes.

Hoy el reto del Amor es dejarte caer sobre el plato y seguir comiendo confiado. Ya no mires tu mano con el yogur vacío, mira el camino para reconstruir tu corazón que el Señor te pone por delante en el día de hoy. Disfruta del plato y…

¡VIVE DE CRISTO!

http://www.dominicaslerma.es

Anuncios

Un pensamiento en “Reto de amor: ¿a dónde lanzas el yogur?

  1. Bonito comentario a un sucedido q pasa con frecuencia….. Y me ha enfadado. Me he puesto nerviosa… Esto me retrasa…. Gracias x ayudar lo pequeño de cada día en posibilidades de solucionarlo en positivo. Y ya preparando el gran día de mañana…. La Virgen nos lleva de su mano al cielo

    Me gusta

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s