Reto de amor: Coge tu pincel


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

COGE TU PINCEL

Estos días, Lety nos está enseñando a pintar un icono. Primero comenzamos con la preparación de las diferentes tablas: hemos ido dando las capas necesarias para conseguir el estuco, sobre el que se pinta.

Una vez acabada esta parte, hemos elegido cada una un icono que nos hablara de Él, que nos gustara, que nos tocara el corazón, y, tras las explicaciones necesarias para seguir, Lety nos puso a pintar, con una canción para estar en oración y disfrutando de Él.

Cuando empecé con el primer color base, cogí el pincel más pequeño y mojé sobre la paleta la puntita del mismo. Así, poco a poco, fui marcando lo que quería rellenar con ese color.

Mi mano iba a la paleta y repetía el mismo ejercicio una y otra vez: cogía pintura con el pincel y volvía al estuco.

Al poco tiempo comencé a descubrir que, cuando cogía mucha cantidad de pintura, en seguida me resultaba demasiada y no sabía qué hacer con ella sobre la tabla, así que me la volvía a llevar a la paleta para depositar un poco y llevar menos cargado el pincel.

Siempre se ha dicho que lo bueno es el término medio… pero yo no termino de encontrar ese punto medio: ni mucha cantidad, ni tan poquita.

¿Hoy cómo has comenzado el día? Me ocurre que, cuando parece que yo puedo con todo, que voy segura de mí misma, cojo mucha pintura en el pincel de mi vida, y luego me doy cuenta de que es ingobernable. Al final, una se ve en la necesitada de dar marcha atrás y no ir tan segura. Y otras veces, en cambio, me siento tan insegura, que cada paso me lo pienso, y, cojo tan poca pintura en mi vida, que no arriesgo, y, así, la vida no me da para mucho.

Seguía pintando y orando, y veía que lo realmente crucial es sólo una cosa: saber volver a la paleta. La paleta es Cristo; tanto si arriesgas poco, como si te pasas, sólo necesitamos una cosa: saber volver a Él.  

En Él encontrarás el refugio que te ofrece perdón cuando sientes que has hecho daño a otro, y fuerzas para restaurar. En Él siempre encontrarás la fuerza para emprender un nuevo camino sin miedos, arriesgando, pero con Él.

Arriesgar merece todo, pero sólo porque sabes que Él está. La pintura en tu pincel se acabará, pero tienes Su paleta, que siempre está bien cargada.

Hoy el reto del Amor es plantearse cuánto arriesgas en tu vida. Hoy no tengas miedo a mirar tu vida, y soñar con lo que desearías hacer por los demás y por ti mismo. Con la Paleta de Cristo llegarás muy lejos.

¡VIVE DE CRISTO!

http://www.dominicaslerma.es

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s