Reto de amor: ¿Botijo o ducha?


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

¿BOTIJO O DUCHA?

De la boda que hubo el sábado en el pueblo, nos han regalado unas bolas de flores impresionantes de bonitas. No me canso de mirarlas. Cada una tiene como 100 claveles, todos muy juntos, no se ve nada entre ellos, formando una bola perfecta, además de un color verdoso precioso.

Una de esas bolas nos la han dado para el Oratorio del Noviciado. Ayer, al mirarla, me di cuenta de que le faltaba agua. Había que regarla, pero lo veía muy difícil porque los claveles están tan apretados entre sí, que no hay resquicio para colarse y llegar a la espuma donde están clavados.

“Total”, pensé, “separo un poco dos claveles y, con un botijo, despacio, lo riego.”

La verdad es que me llevó un buen rato y, encima, no me quedé nada convencida de que las flores no fuesen a secarse por falta de agua. Y ahí seguía, dándole vueltas, buscando cómo hacer para que no se muriesen.

Por la noche, Inés me cuenta que ha hablado con la persona de las flores y le ha dicho que la forma de regarlas es con la ducha: sumergir la bola totalmente en agua.

Se me quedó una cara de asombro impresionante ante lo que estaba escuchando. Esta preciosidad de flores… mojarlas enteras. Mi razón me decía que ni loca, que, de esa manera, se morían de verdad, no por falta de agua, sino porque se pudren.

Subí al oratorio. Las flores están justo debajo del Sagrario. Mirándolas, me di cuenta de que no tenía ninguna confianza en lo que me estaban pidiendo hacer; que, como mi razón no lo entendía, lo desechaba. Pero sólo tenía dos caminos: o se mueren las flores por falta de agua, o confío y las ducho.

Hoy seguro que en tu corazón tienes un problema que tendrás que resolver, o un sufrimiento al que has buscado miles de soluciones y nada hace que siga adelante. Todo te apunta a que se muere. Pues no, hoy te digo que eso que estás viviendo tiene solución, que todo está vencido en una persona que te ama con locura y quiere ducharte con su amor, pero necesita tu libertad, necesita que le entregues tus flores para sumergirlas en Él y devolvértelas resucitadas. Mira a Jesús, no tengas miedo, hoy Él quiere hacerlo todo nuevo.

Hoy el reto del amor es fiarte de Jesús, de lo que Él te ponga en el día de hoy, y fiarte de esa persona que te da un consejo. Escúchala atentamente y ponlo en práctica. No dejes que la razón sea la que gobierne tu día, que sea la confianza y el amor los que te guíen en este día.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/

Anuncios

Un pensamiento en “Reto de amor: ¿Botijo o ducha?

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s