Reto de amor: tocando el cielo


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

TOCANDO EL CIELO

Hoy es un día grande en nuestro monasterio: celebramos las Bodas (en mayúscula) de sor Rosario, el cumplimiento más absoluto de su Profesión Solemne. En ella se ha hecho realidad no el “hasta que la muerte nos separe”, sino “hasta que la muerte… nos una más”. ¡Ya ha llegado a la meta! ¡Estamos de fiesta! 

En lo que preparamos nuestros mejores zapatos, el hábito de las ceremonias… en lo que arreglamos el monasterio, todas vamos recordando las mil anécdotas de nuestra hermana…

Sor Rosario nunca comprendió para qué servía un USB (“¿Dices que ahí me vas a meter 20 fotos? Quita, quita, mejor dámelas en papel, que mucho me las vas a arrugar…”), ni entendía Internet (“Así que ahora tenemos una página… Muy grandes serán los armarios de ese tal ‘Internet’, si a todo el mundo le da por poner una página, ¡a ver dónde guarda tantos folios!”), pero aprendió perfectamente cómo se usaban los “platitos brillantes” (CD’s) para poder escuchar charlas, retiros… para que le hablasen del Señor, que era lo que más le gustaba. 

Con el reto, tú también has vivido sus anécdotas: ella era la monja a la que, por su escasa estatura, no detectaban los sensores del claustro; y la que se sintió feliz al descubrir su sitio en los cumpleaños como “atril”, sujetando los papeles a la que toca la guitarra… 

No olvidaré las palabras del sacerdote que le dio la última bendición: “¡Sor Rosario! Que te han invitado a bodas… ¡¡y tú eres la novia!! La Virgen te espera en la puerta, ha preparado tu ramo; el Esposo te llama por tu nombre… Él ha muerto por ti, ha dado su sangre por ti, ¡te ha reservado un sitio en el Cielo! Confía en el amor… Confía en el Amor…” 

Una furtiva lágrima de alegría recorrió su mejilla, desbordada de la más cálida esperanza… Y, en aquella celda, tocamos el Cielo… 

El testamento que ella nos ha dejado son estas palabras: “Lo que Dios quiera”. Cada vez que le preguntabas algo, siempre le tenía a Él como referencia de todo. Su voluntad estaba totalmente configurada con la de Dios. 

Hoy el reto del amor es confiar en el Amor. Da gracias a Cristo por su amor incondicional, eterno… ¡por su loco amor por ti! El funeral de sor Rosario será hoy a las 12, en nuestra iglesia. Te invito a que, estés donde estés, a esa hora te unas a nosotras: un Ángelus, un Ave María… en acción de gracias por estas Bodas. Y, como dijo el sacerdote al despedirse: “Sor Rosario, te damos 15 días de viaje de novios. Después, a cuidarnos a todos, ¿eh?”

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s