Reto de amor: la noche bregando


Hola, buenos días, hoy Inés nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.  
  
LA NOCHE BREGANDO

Ayer me impresionó el Evangelio, y no paré de repetir y canturrear en mi interior lo que dice Pedro a Jesús cuando éste le pregunta que si tiene peces: «Nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada». ¡Qué frustración, para un pescador profesional, tener que decir esto al volver de su faena!      

Y, claro, si me ha hecho mella es porque yo me siento así muchas veces: he hecho todo lo que sé y puedo, he puesto toda mi alma en mis trabajos, mis relaciones, mis deseos… pero, de vez en cuando, todo parece salir patas arriba, al contrario.         

Hasta aquí es una etapa, la de mi trabajo. Pero, a partir de ese punto, comienza una nueva, que puedo dirigir hacia el derrotismo… o hacia la esperanza, según me mire a mí misma o a Cristo.  

Cuando el Señor me pregunta por mi pesca, no es que quiera exigirme resultados; es porque me conoce, y, cuando en mí apunta la frustración, el desánimo, el abandonarlo todo, Él me sale al paso para abrirme el camino de la confianza contra todo pronóstico.

Y de nuevo me meto en la piel de Pedro, el impulsivo, escucho la Palabra de Jesús y digo como él: «Pero por tu Palabra, echaré las redes”… y me pongo a confiar en lo que mi lógica no ve, en aquello que a la razón le parece imposible. Realmente no había peces a la vista, era imposible pescar de día… tan imposible como a mí me parece que esta persona salga de la mala vida, o que esta situación cambie, o que esta familia se restaure, etc.   

Entonces sólo puedo hacer un firme propósito: CONFIAR en que Jesús lo puede todo, hasta lo más imposible para mí. Confiar, confiar… confiar y echar de nuevo las redes.

Y «llenaron las dos barcas de peces». Entonces, cuando veo la obra de Dios en mi favor, cuando veo todos los bienes que derrocha en mí, me rindo ante Él y reconozco que Él (y no las cosas), es lo único que importa tener.                                       

El reto de hoy es confiar más cuanto más difícil me parece lo que pido o deseo; y esperar pacientes a que Jesús nos llene las redes.     

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s