Reto de amor: sorpresas


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.       
  
SORPRESAS

Quería preparar una sorpresa para Lety. Para que no me viese, bajé a la sala durante la siesta. Jubi, la perrita, estaba en su cama.

-Tú calladita y quieta, ¿eh? -susurré.

Estoy segura: me entendió. Al instante se puso en pie y me trajo su juguete.

-Ahora no, Jubi.

Inmediatamente, salió de la sala y fue decidida hacia las escaleras que llevan a las celdas.

-¡¡Auuuuuuuuuuuuuuuu!!

-¡Jubi! ¿Pero qué haces? ¡Que es la hora de la siesta!

De nuevo, volvió con su juguete y, en completo silencio, lo puso a mis pies.

-Luego, Jubi, luego.

Con cara de “Vale, tú lo has querido”, la perrita salió de la sala y…

-¡¡Auuuuuuuuuuuuuuuu!!

A mí me dio un ataque de risa. ¡No me lo podía creer! ¡Me estaba chantajeando!

-¡Jubi! ¡Chivata! ¡Traidora!

Al final, acabé corriendo en la huerta, volviendo al ordenador, de nuevo a la huerta… ¡un desastre!

Ahora, en la oración, de pronto he visto que esta situación nos pasa muy a menudo. ¡Cuántos “perros ladradores” nos despistan de nuestro objetivo! Puedes empezar el día con las ideas muy claras, pero van surgiendo mil cosas que parecen necesitar tu atención inmediata, todas ladrando sin parar… y, al final, lo importante desaparece entre lo urgente.

Creo que muchas veces Cristo es como el ordenador de la sala: callado, con miles de sorpresas esperando… pero al que más de una vez, queriendo silenciar todos los ladridos, le hacemos esperar hasta que se agota el tiempo. ¡Menos mal que este Ordenador siempre permanece encendido, esperándonos!

Hoy el reto del amor es apostar por lo importante. Comienza tu día estando un rato con Cristo, presentándole a todas las personas con las que vas a vivir hoy. Hoy párate a hablar con alguna de ellas: tu esposo o esposa, un amigo, tus hijos… y, durante esos minutos, sin que esa persona lo sepa, silencia los ladridos apagando el móvil. En un acto de amor, ¡regálale unos minutos de atención completa! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

PD: ¡Ha llegado el día! Hoy, nuestro libro “Si no puedes perdonar, esto es para ti”… ¡sale a la luz!

Desde hoy, puedes conseguirlo en librerías, tiendas… y también puedes adquirirlo a través de Internet:

También puedes reservarlo en nuestro monasterio, mandando un correo electrónico a
libroperdondominicaslerma@gmail.com

indicando tu nombre, apellidos, dirección postal (calle, número, piso, letra y código postal) y tu teléfono. Y si quieres te dediquemos tu ejemplar, sólo tienes que decirlo.¡Feliz día!

http://dominicaslerma.es/

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s