Reto de amor: hamburguesas nuevas y listas para comer


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

HAMBURGUESAS NUEVAS Y LISTAS PARA COMER

Ayer nos tocó de cocina y la procuradora nos dijo que, de segundo, teníamos hamburguesas. Nos encantan, pero la sorpresa fue que, al llegar a la cocina, descubrí que eran congeladas.

Me quede un poco “chof”, pero, bueno, las saqué de las bolsas… y mi pronóstico acertó totalmente. Eran gordísimas, por tanto, imposible que se frieran bien, y además enormes, se iban a salir del pan.

Sólo me venía una solución: juntarlas todas, hacer una masa con toda la carne, arreglarla de nuevo con huevo, ajo y perejil, y volverlas a hacer desde cero, con tamaño mas pequeño, y más finas.

Pero dentro de mí me venía la duda, el miedo a lo desconocido. ¿Y si luego no se forman? ¿Y si, al estar descongelas, la carne no es lo mismo?

El temor a arriesgar sin tener seguro lo que iba a pasar me paralizaba para hacer la comida. Al final, viendo las hamburguesas tan gordas y con ese aspecto… lo que tenía seguro era que así no se podían quedar, que tenía que vencer el miedo a lo desconocido y adentrarme en lo que sentía, que era hacerlas de nuevo.

Según lo estaba haciendo, oraba cuántas veces tenemos miedo a dejar entrar a Cristo en nuestras vidas porque pensamos que no va a ser capaz de hacerlo todo nuevo; preferimos quedarnos con nuestros patrones viejos, aunque, por lo general, no nos dan vida y nos quitan La Paz. Y, en cambio, Él está a nuestro lado, esperando para hacerte nuevo.

¿Dónde esta la clave de la felicidad? En tu libertad, en que le digas que sí al Señor, que venzas el miedo a lo desconocido y empieces a desempolvar todo lo que contienen tus gordas hamburguesas, que te dejes amasar de nuevo, después te mezclará con su amor y misericordia, y el resultado… ¡serás una persona nueva!

Hoy el reto del amor es mandar a tres personas un mensaje de WhatsApp, donde lo que escribas sea nuevo. Mezcla el cariño, con la cercanía, la simpatía… y, sobre todo, salta el miedo a escribirle. Antes de enviar el mensaje, reza algo por la persona a quien se lo envías.

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: ¡Ah! ¡Las hamburguesas salieron geniales! A las monjas les encantaron, y, como sobró carne, la aprovechamos para hacer unos filetes rusos en salsa de tomate, así que… ¡ha habido comida para dos días!

http://dominicaslerma.es/

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s