Reto de amor: las manos de Cristo


Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                        

LAS MANOS DE CRISTO

Llevo unos días dando vueltas a un libro que me estoy leyendo que cuenta el testimonio de una monja. En él hay un capítulo en el que habla de los sacerdotes. Ella habla del amor que tiene a los sacerdotes, de lo importantes que son para la Iglesia. Días después, en clase salió el tema de los sacramentos y cómo sin los sacerdotes no los tendríamos. Recordé la vez que besé las manos de uno en su ordenación y no entendía ese gesto. Aparecía el tema de los sacerdotes por todas partes.

Empecé a pensar en las veces que me he encontrado con sacerdotes, y le pedía al Señor poder verle realmente en ellos, ver que son los que me acercan a Cristo al altar para que yo pueda comer de Él.

Sinceramente, hay muchas veces que los sacerdotes te dicen cosas que no te gustan ni un pelo, te hieren. O en tu niñez te encontraste con uno que era un poco más serio, o el aburrido de las catequesis… Tenemos muchas visiones de los sacerdotes, y algunas no muy buenas que digamos.

Pero todos ellos tienen el sacerdocio de Cristo. Sus manos están bendecidas, en la Eucaristía sus manos son las mismas que las de Cristo en la Última Cena. Cuántas veces te han dado una palabra de aliento en el momento oportuno, cuántas veces te han sacado de tus dudas gracias a su sabiduría, cuántas veces has sentido el abrazo de un padre que te da la bienvenida a la Iglesia de nuevo, cuántas veces te has sentido amado sin ser juzgado por ellos…

Hoy te invito a que pienses en los sacerdotes, que saltes las limitaciones humanas que tienen: que si sus homilías son un rollo, que si siempre me dice lo mismo en la confesión… y le pidas al Señor poder verle en ellos, porque, cuando bautizan, es Cristo quien bautiza; cuando confiesan, es Cristo mismo quien te da el abrazo; cuando celebran la Eucaristía, es Cristo mismo quien entrega su Cuerpo y su Sangre.

Hoy el reto del amor es que ores por los sacerdotes y le pidas al Señor el amor y la sensibilidad para ser consciente de que sin ellos no le tendríamos a Él. Te aseguro que cambiará tu forma de verles.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s