Reto de amor: peligroso contagio


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

PELIGROSO CONTAGIO

La llegada del calor da pie a hablar sobre nuestros helados o refrescos favoritos. En ese tipo de conversaciones, Joane siempre saca a relucir la leche merengada.

Reconozco que soy súper golosa y que no pongo mala cara a ningún tipo de postre, pero he de admitir que la leche merengada no era algo que me llamase especialmente la atención. Sin embargo, a fuerza de estar juntas, se ve que todo se acaba pegando…

Resulta que hace un par de días… ¡nos regalaron una botella de leche merengada! ¡¡En mi vida la había cogido con tantas ganas!! ¡Me supo deliciosa!

Realmente no hay nada como estar al lado de una persona entusiasta: ¡te acaba contagiando hasta los gustos gastronómicos! ¿Acaso no te ha pasado a ti alguna vez?

Ver comer a alguien un plato disfrutándolo, deleitándose; tener al lado a una persona que vibra con un deporte, o que goza descubriendo todos los detalles ocultos de una obra de arte… ¡despierta tu propio interés! Dan ganas de asomarse a eso que parece tan maravilloso…

¡Nada como tener al lado a alguien entusiasta! ¡Te acabas contagiando!

Y… ¿no es lo mismo con Jesucristo?

La mejor forma de evangelizar es… ¡por contagio! ¿Has conocido alguna vez a alguien entusiasmado con el Señor? Y, al estar junto a esa persona, ¿no te pasa que descubres más el paso de Cristo en tu vida, sientes más su amor… le ves con más facilidad? ¡Algo así les tuvo que pasar a los discípulos! ¡Se entusiasmaron con Cristo!

Creo que, si queremos llevar a alguien querido hacia el Señor, lo mejor que podemos hacer es… ¡entusiasmarnos y vivir! Si te ven feliz, el contagio está asegurado.

Hoy el reto del amor es entusiasmarte. Para ello, dedica unos minutos a parar con Jesucristo. Busca una canción de adoración o un mensaje de esa persona que te lleva al Señor y compártelo con Cristo: ¡deja que se te encienda el corazón! Hoy vive la jornada con una sonrisa y, si alguna nube oscurece tu día, recuerda: Cristo considera que vales tanto… ¡que ha dado su vida por ti! Un amor tan grande, ¡dibuja la mejor de las sonrisas! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s