Reto de amor:artista de brocha gorda


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

ARTISTA DE BROCHA GORDA

Ahora que estoy en Comu, he empezado a trabajar en el taller de la cerámica pintando una serie de angelotes muy simpáticos. Aún me estoy haciendo a mi sitio de trabajo, a la silla… ¡y a los pinceles!

Resulta que mis nuevos pinceles son mucho más largos que los que tenía en el Noviciado. Aparentemente, la diferencia no se nota… Aparentemente.

Al trabajar uno de los angelotes, lo alcé para pintar mejor un detalle, con tan mala pata que no me di cuenta de que estaba metiendo el palo del pincel en el bote de pintura…

Acabado el detalle en cuestión, volví a dejar al angelito en la mesa, por supuesto sin percatarme de que el pincel estaba “cargado” por los dos lados…

Imagina el resultado. Al cabo de un buen rato, descubrí que, a la vez que pintaba las manos del ángel, también estaba pintando mi hombro. Ya te digo que aún no controlo lo largo que es el pincel, ¡y me acerco demasiado!

“¡Vaya!”, refunfuñé, “Menuda artista, que se pinta a sí misma mientras pinta su obra…”

“Pues como yo”, sentí que me contestaba el Señor.

Aquella respuesta me dejó bloqueada, ¡y es que es verdad!

Es impresionante imaginar a Dios como un alfarero creando al hombre, modelándolo, manchándose las manos de barro… Pero ahí no queda todo. Cristo, por nosotros, ¡se ha “pintado” hasta en el carné de identidad!

No sólo ha asumido nuestra naturaleza, sino que, con Él, Dios mismo ha cambiado de nombre. Él es el Dios Altísimo, el Omnipotente, el Todopoderoso… pero, desde que Cristo se encarnó, su nombre ha cambiado: ahora es “Dios-con-nosotros”.

Jesús se ha comprometido por completo contigo, nada podrá apagar su amor por ti: ¡te ha incluido en su nombre! Me parece que Él, como yo, también se acerca demasiado cuando trabaja… ¡y ya no puede separarse!

Hoy el reto del amor es hacerte una pequeña marca con un boli en la mano. A lo largo del día deja que esa manchita te recuerde que el Señor te lleva “tatuado en su mano”, ¡experimenta su amor incondicional! Y, cuando hoy extiendas tu mano para saludar a alguien, recuerda que también esa persona es obra del Señor: respétala, trátala con cariño… ¡y descubre su maravilla! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s