Reto de amor:el secreto del spray


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

EL SECRETO DEL SPRAY

Estaba limpiando el locutorio: polvo, ventanas… y llegó el momento de pasar la mopa.

Para que el suelo quede bien, tenemos un spray específico; fui a por él, lo abrí y me encontré con que el tubo que separa la boquilla del bote se había partido. No había manera de hacer que saliese el líquido. Presionaba con el dedo y nada…

Intenté unir el tubo haciendo presión con los dedos y sí, salió líquido, pero sin llegar al difusor. La bata de trabajo, mis manos… quedaron impregnadas del producto, pero nada llegó a la mopa.

Al ver el bote roto, me di cuenta de la importancia de la unidad. Todos tenemos al alcance un spray para abrillantar el día, para ser Felices y hacer felices a los demás, un spray compuesto por el Amor y la oración. El producto que contiene el bote es el Amor; el vehículo para que el producto principal salga es la oración. El tubo que separa el bote y la boquilla somos nosotros. ¿El secreto para que funcione? Que todo esté unido. Si las piezas están separadas, el Amor se bloquea y la boquilla no tiene nada que transmitir.

En la oración nos encontramos con la mirada de Cristo, dejamos que entre el Amor y cambia la perspectiva de todas las circunstancias y personas que nos rodean, y ese encuentro con Él hace que nos cambie la mirada. ¡Ya está a punto nuestro spray! Por nuestra “boquilla” saldrán Sus sentimientos, Sus gestos.

En el Evangelio, Cristo nos muestra continuamente cómo Su “spray” estaba unificado: no había circunstancia en la que no mirase al Padre, en la que dejase que El le sostuviera, que Él le consolara, que Él guiara. Nos mostró que la oración era el motor que le movía.

Hoy el reto del amor es que mires si tu “spray” está unificado o si está roto. Mira a Cristo, deja que te reconstruya para que puedas transmitir, para que tus gestos sean los Suyos. Acércate a esa persona con la que tienes pendiente ese tema difícil, pero antes “unifícate”: ora por ella y deja que Cristo sea el que hable.
¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s