Reto de amor: baño de multitudes


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

BAÑO DE MULTITUDES

Ayer por la tarde, al entrar a Vísperas, nada más poner un pie en la iglesia, una de las novicias comentó:

-¡Madre mía, qué de gente!

Miré hacia los bancos, pero no, no estaban muy llenos. Entonces miré hacia el altar y me encontré con un montón de reliquias doradas. ¡Es la fiesta de Todos los Santos!

Durante el rezo de Vísperas, me quedé mirando las reliquias. Justo en ese momento estábamos en mitad del cántico del Apocalispis: “¡Alabad al Señor, sus siervos todos, pequeños y grandes!”

Efectivamente, al pie del altar, se nota mucho que cada reliquia es de una forma y tamaño distinto al resto. Igual sucede con nosotros: cada uno somos diferentes, ¡pero todos estamos llamados a la santidad!

En la oración recordé una anécdota que cuentan de la Madre Teresa de Calcuta. Al parecer, le preguntaron: “¿Qué es lo contrario a la santidad?”. Tal vez lo lógico sería responder ‘el pecado’, pero Teresa de Calcuta contestó: “Lo contrario a la santidad es la frustración”.

Cada cristiano está llamado a la santidad, ¡tú estás llamado a ser santo! Pero no pienses que los santos son aquellas personas que no se equivocaron nunca, intachables, sin mancha… Si la santidad fuese eso, habría que hacer un gran recorte en el santoral…

La santidad no es hacer grandes obras por el Señor, sino dejar que el Señor haga obras grandes en ti. La santidad es ponerse en manos de Cristo y confiar ciegamente en Él.

Cristo ha soñado una historia de salvación para ti, una historia escrita con su amor. Sólo necesita que quieras seguir su camino, que estés dispuesto a levantarte tras cada caída, que al final de tu jornada te vuelvas a Él. Tu historia es única. La historia de santidad que Cristo quiere escribir contigo, también.

Hoy el reto del amor es que des la mano a tus hermanos mayores. Te invito a que hoy, en tu oración, leas la vida de tu santo, o que ores con los escritos de tu santo o santa favorito. Su historia, como la tuya, es única, pero su fuego contagiará el tuyo.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s