Reto de amor: huele a Dios


Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

HUELE A DIOS

El otoño tiene un encanto especial, está lleno de una vivencia misteriosa y escondida, pero que se hace presente por el olor. Dirás: “¡Qué cosa más rara!”

Pues sí, en el otoño, de repente, un día notas que huele a Dios, y esto se repite mientras dura esta estación del año. ¡Todavía te parecerá más raro esto que digo!, pero yo soy testigo de ello y trataré de explicarlo.

Un día, sin saber cuándo, parece que la naturaleza siente sueño y quiere dormirse. Una brisa fresca, pero muy suave, hace amarillear las hojas de los árboles; las flores se ajan, dejan de estar lozanas y es como si perdieran su aroma. Todas las ramas se desnudan de su follaje y, en silencio, la savia que por todas partes daba vida, se va hacia las raíces y allí, calladamente, quiere dormir. Y todo lo que antes había sido engendrado por ella, la imita en este viaje “hacia adentro”, a lo más profundo de su ser.

Es muy bello ver que todo el paisaje cambia porque ha aparecido Alguien: el Señor, que todo lo llena y quiere que la naturaleza entera, pero especialmente el hombre, deje lo que es superfluo y haga un trabajo silencioso de pensar y sentir lo que es importante y duradero.

El sol del verano calienta a veces tanto la cabeza que no le deja a uno pensar; pero, en otoño, los pasos de Cristo por nuestra vida nos hacen ver lo que no vale y lo importante.

Por eso digo que ahora, al atardecer, todo huele a Dios. Es el buen olor de Cristo, el mismo que encontramos ante su Palabra, que, en esta época del año, notamos como más viva y eficaz, más poderosa para transformarnos a todos en mujeres y hombres de Dios. El otoño es la estación que nos habla de intimidad, y parece que todo nos invita a dejarnos hacer por Él, sin oponer resistencias, igual que la naturaleza…

¡Todo esto es muy bonito, y da paz y alegría profunda, no ruidosa!, ¿no te parece?

Hoy el reto del amor es que pares, al caer la tarde, y aspires el aroma de Dios, que quiere llevarte más y más a su intimidad y diálogo silencioso con Él. Hoy entra en tu interior y recibe el suave amor de Cristo que te inunda y te transforma.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s