Reto de amor: un enfado tecnologico


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UN ENFADO “TECNOLÓGICO”

Ya han pasado varios días desde que tuvo lugar el cambio de hora. Sin embargo, mi reloj seguía funcionando con el horario de verano. Siempre me acuerdo de ese pequeño detalle cuando voy con demasiada prisa como para detenerme…

Ayer por fin me llegó la inspiración en mitad de un pasillo. “¡Es mi momento!”, pensé. Me quité el reloj y pulsé el botón correspondiente. No sucedió nada.

“Me habré confundido”, así pues, pulsé el otro botón. Instantáneamente, la pantalla del reloj se apagó por completo.

¡Mi reloj me ha dejado más tirada que un clínex! Dicen que puede ser la pila, pero en mi opinión, ver que entrábamos en el horario de invierno le sentó fatal. Y quiso hacer notar su descontento… ¡desconectándose!

Ahora voy sin reloj, ¡y a todas horas voy perdidísima! Pero así he podido orar con ello y descubrir al Señor en este hecho.

Sí, porque muchas veces puede parecer que nos hemos levantado “bien, sin más”, comienza un día como otro cualquiera, todo funcionando… pero, ¡ay!, ¿qué pasa si alguien toca nuestro botón?

Tal vez sea un suceso inesperado, una mala contestación, ¡e incluso una mirada! Presiona el botón de nuestro corazón, ¡y nos atascamos! El día, que parecía empezar con buen pie, comienza a ir cuesta abajo…

Podemos optar por enfadarnos y arrasar con todo a nuestro paso. También podemos optar por “desconectarnos”: estamos, cumplimos… pero sin ganas, sin ilusión.

Sin embargo, para Cristo no es indiferente que estés o que no estés, que tu corazón funcione o se desconecte: ¡Cristo cuenta contigo!

Si el reloj se para, rápidamente lo llevamos a arreglar. Si tu corazón se atasca, ¡corre en busca del mejor Relojero! Al Señor no le asustan tus caídas, no va a enfadarse por que hayas “desconectado”. Pero no quiere que te quedes tirado. Te aseguro que está deseando volver a cargar tus pilas con su amor, ¡y que tu pantalla luzca iluminando a todos!

Hoy el reto del amor es desatascarse. Si sientes que a lo largo de la jornada alguna persona o situación comienzan a bloquearte, no vayas “tirando” con el día. Regálate unos minutos para estar con el Señor, deja que Cristo te dé su paz, su perdón, su amor… ¡y sigue amando con una sonrisa! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s