Reto de amor: el buen ingrediente


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

EL BUEN INGREDIENTE

Ayer nos tocaba ir a cocinar. Normalmente nos dicen qué tipo de plato hay que preparar y cada cocinera, en función del tiempo que pueda invertir, pues lo puede hacer como prefiera.

Nos trajeron unos cuadrados de espinacas congeladas que echaban para atrás… Yo aquello lo veía muy verde. Así que, compartiendo entre las del Novi qué hacer, Lety nos dio la idea de poner la base de espinacas rehogadas, encima unos huevos escalfados, una capa de bechamel y a gratinar…

La verdad es que me pareció muy buena idea, y nos pusimos en marcha.

Cuando un plato les gusta mucho a las monjas, se sabe en seguida porque, cuando terminan de comer y van hacia el recreo, pasan por la cocina a decirnos cómo les ha gustado.

Y aquel día fue éxito rotundo. Algunas decían:
-¡Así sí se pueden comer espinacas!

En ese momento me me surgió pensar: “La bechamel, todo es por la bechamel”.

Y es que es cierto: caí en la cuenta de que un sólo ingrediente es capaz de cambiar todo el sabor de un plato, que, de amargo y verde, pase a ser sabroso y de los que gustan a todos.

De la misma forma nos sucede con las personas: basta que haya una persona alegre en un ambiente de trabajo, para que el clima de la oficina sea diferente; al igual que una persona detallista, que mira a los demás y aporta justo ese toque delicado y atento que hace las cosas más fáciles.

Hay una cualidad que está al alcance de todos, y es el amor. El amor es el que cambia todas las cosas, el que transforma todas las circunstancias.

Por eso, Cristo, que es el Amor, es el ingrediente definitivo para nuestra vida. Él, con su Vida, ha hecho que todas las demás vidas cobren sentido. Ha vivido cada una de las circunstancias que nosotros vivimos, para que ya nunca las tengamos que vivir solos, sino que siempre las podremos vivir con el ingrediente que transforma todo.

Hoy el reto del amor es aportar tu ingrediente transformador. Hoy pídele al Señor que te muestre cuál es el don que Él te da para ofrecer a los que viven contigo: paz, alegría, fortaleza… Él hará de ti un buen condimento.

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: AVISO IMPORTANTE

Queridos reteros, lamentamos tener que comunicaros que se han agotado por completo todos los calendarios “Vive de Cristo en 2018”.

Es por ello que, a los que nos lo habéis pedido en estos últimos días, no podremos hacéroslo llegar.

Muchas gracias por vuestra acogida y cariño a este proyecto, ¡y esperamos que el Señor nos regale seguir viviendo juntos todo este año con el Reto! ¡Unidos en Cristo!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios