Reto de amor: protocolo + nervio = desastre


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

PROTOCOLO + NERVIOS = DESASTRE

El sábado, mientras llegaba la gente, yo estaba junto a la reja observando sobrecogida. De repente acerqué la mirada a mi entorno más próximo: había muchos sacerdotes, y justo a mi lado asomó un pectoral de… ¡obispo! Acto seguido tendió su mano hacia mí, a lo que yo correspondí tendiendo la mía y agitando la suya a modo de saludo.

“¡Ayyyy, el anillo; había que besar el anillo!”, me decía por dentro.

Solo pensaba en eso cuando, de repente, la Priora me llamó y me pidió que acompañase a Don Fidel por dentro de clausura. Y ahí estaba yo, sobrecogida por la misión que me habían encomendado, acompañando al mismísimo señor Obispo, y ya no solo con la preocupación del anillo, sino también por cada paso que dábamos: al ver que pasábamos por la zona en la que habíamos estado preparando la merienda de la tarde, me excusé diciéndole:

-Perdone el desorden, hemos estado con los preparativos…

A lo que él respondió:
-¡Eso es que hay vida!

Total, que entre tanta tensión de lo que hago o no hago, digo o no digo, perdí la oportunidad de ese ratito único con el Obispo y de poder contarle, escucharle… me perdí en razonamientos, en protocolos a los que él me respondía continuamente como un padre.

No sé si te habrá pasado algo parecido, si alguna vez te has visto solo con alguien importante para ti. ¿Y con el Señor? En el reto lees muchas veces que te invitamos a acercarte a un Sagrario, a que ores, pero… ufff, el protocolo te hace frenar, marcar distancia: “¿Cómo me acerco? ¿Qué digo? ¿Qué hago? Mi vida no es como debería ser”… y al final no te pones frente a Él o, si lo haces, no dejas al corazón que hable.

Lo curioso es que Cristo es el primero que salta por encima de todo eso y, así como yo encontré un padre en el Obispo, en Cristo encontrarás el descanso que tanto necesitas, en Él te encontrarás con una Persona que te ama tal como eres y como estás. No tengas miedo a entrar en una iglesia y ser tú mismo. Llora si necesitas, ríe, háblaLe de la comida que vas a hacer… ¡déjaLe que se acerque a tu vida, deja que tu corazón Le sienta!

Hoy el reto del amor es que te acerques a una iglesia y seas tú mismo para que puedas descubrir cómo es Cristo. Entra en la primera iglesia que encuentres de camino, siéntate con Jesús el tiempo que necesites; no tengas miedo a descubrir Su verdadero rostro.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s