Reto de amor: canto rodado


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

CANTO RODADO

Ayer una hermana se me acercó y me regaló cuatro piedras muy especiales: eran cuatro cantos rodados. Me dijo que sabe que me gusta pintar a Cristo en este tipo de piedras; se los habían regalado a ella y al instante pensó en mí.

La verdad es que me encantó el detalle y le di las gracias. Pero lo curioso fue cuando cogí las piedras en mi mano. Eran verdaderos cantos rodados, suaves, pulidos, limpios.

Un pensamiento cruzó mi mente:
“Cuánto tiempo y golpes han pasado estas piedras para llegar a ser cantos rodados, cuánta agua les ha golpeado y llevado de un lado para otro…” Y ahora estaban en mis manos, preparados para que pueda plasmar el rostro de Cristo en ellos.

Me fui a la oración y saqué las acuarelas, dispuesta a pintar en una de las piedras el rostro de Jesús.

Gracias al pasado que había tenido esa roca, no tuve ningún problema para pintar, ya que estaba totalmente pulida.

Según pintaba Su rostro, Le pedía que mi vida y la tuya fueran como la de este canto rodado, que no pongamos resistencia a su Voluntad, que confiemos en que todo lo que nos ocurre es para nuestro bien.

No sé los golpes que ha tenido que recibir esta piedra para llegar a este momento totalmente pulida, pero, gracias a ello, ahora se puede ver el rostro de Jesús en ella.

Cuando entra en mi vida el sufrimiento, rápidamente me lo quiero quitar de encima, porque me produce dolor y no sé gestionarlo; porque, en definitiva, lo llevo yo en vez de dejar a Cristo que sea Él quien lleve la cruz y yo ayudarle. Mi Madre Maestra me solía decir: “Lety, tienes una habilidad para quitarte el sufrimiento de encima…”

Con el tiempo, el Señor me ha hecho ver que todo lo que me pasa está en Sus manos, y, lo que hoy por mi dolor veo como malo, si espero en Él, sé que descubriré que todo formaba parte de mi historia para llegar a ser un canto rodado, para que, cuando me miren, a quien vean no sea a mí, sino a Cristo en mí.

Hoy el reto del amor es acoger y aceptar ese sufrimiento en tu vida y dejar a Cristo que sea fuerte en ti para descubrir que el sufrimiento no te mata. Escribe un mensaje a una persona que hoy te cause sufrimiento, pero antes habla con Jesús y escribe desde el amor. La cruz de Jesús se transformó en Resurrección. ¿Dejarás que transforme la tuya?

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s