Reto de amor:la cárcel más cómoda


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LA CÁRCEL MÁS CÓMODA

Hace ya casi 10 días que nos trajeron un nuevo pececito. Se llama “Tibu”, porque es un tiburón bala. Es muy bonito y más grande que los demás.

Las pobres monjas, cuando les dijimos que habíamos metido un “tiburón”, se asustaron. Hasta que lo vieron en el acuario, y se reían convencidas de que ‘eso no es un tiburón’… y es cierto que no lo es, solo que, por la forma de sus aletas, se les llama así.

Estos días le he estado observando y me he asombrado mucho de su conducta. Es un pez muy solitario. Ya cuando lo trajeron nos avisaron de que podía convivir, pero que necesitaba su espacio. Aquello de “su espacio” me hizo gracia, sin embargo, estos días lo he podido comprobar: ¡es un pez que no sale de su zona de confort!

Y, al no salir de su zona de confort, no vive: no se junta con los demás; cuando todos se acercan a comer, este huye; cuando alguno va hacia él, sale disparado hacia otro lugar, y hasta dicen que se puede llegar a poner a la defensiva…  

Me río del pez, pero… cuántas veces me veo yo también instalada en mi zona de confort. Ahí, donde nadie te incomoda, dónde estás aparentemente seguro y no tienes que salir de ti mismo… Sin embargo, al final, la zona de confort se puede convertir en tu propia cárcel.

Y muchas veces lo que te impide dar ese paso hacia tus sueños son los miedos: miedo a equivocarte, miedo a no ser acogido, miedo a esforzarte en vano…  

Pero lo curioso es que, antes o después, todos nos damos cuenta de que la felicidad siempre queda fuera de la zona de confort, que la felicidad siempre está en salir de uno mismo y darse a los demás, en vivir confiado, como un niño, o como un pobre que todo lo espera… ¿Imposible? ¡No para Jesucristo!

Él es la Fuerza que se manifiesta ahí, en nuestra debilidad, en lo que nos hace sentir débiles ante los demás; Él es el Amor que brota justo en lo que menos amas de ti, el Amor que te llena de confianza y te hace descansar; Él es la mano tendida que te espera para dar juntos el salto a la felicidad, para dar el salto hacia los demás.  

Hoy el reto del amor es dar el salto mágico, ese salto que te saca de tu zona de confort y te lleva directo hacia un camino lleno de aventuras con quien sabes que siempre te sostendrá. Apuesta por el Amor, ¡con Cristo este reto es posible!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s