Reto de amor: todo es gracia


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

TODO ES GRACIA

El otro día, al salir de la capilla, me encontré a las novicias pasándoselo genial con el reloj de pared. No entendía qué ocurría y me acerqué.

El reloj de la capilla es de los que hacen “tic-tac”, da todas las horas, tiene dos pesas y un gran péndulo dorado que continuamente se balancea (y es el que hace que el reloj funcione).

Hasta ahora, cuando pasaba delante del reloj, te tengo que reconocer que veía que el péndulo, de gran tamaño, refleja a quien se pone delante, pero nunca me había parado a mirarme. Ayer, con las novicias, me uní a su expedición. No podían parar de reírse y, al acercarme, comprobé que el péndulo tiene algo de volumen; no es liso, sino un poco redondeado, y, claro, mirarte en él no es como mirarte en un espejo. Es verdad que te reflejas, pero deforma tu imagen. Y la deforma para mal. Las novicias me hicieron mirarme, ¡y además me hicieron una foto! Qué buen rato pasamos…

Al subir al Noviciado, me preguntaba: “¿Dónde me miro yo para ver reflejada mi vida?”

Porque muchas veces obramos por comparación, en función de dónde nos reflejamos, así luego actuamos.

Por eso es tan esencial nuestra referencia, porque según dónde nos miremos, así vamos a obrar. La comparación es un arma de doble filo. Puede ser un aliciente un tu vida o una fuente de sufrimiento, pero no podemos evitarla. La realidad es que obramos según la referencia que tenemos: como nos han amado, así amamos; como nos han perdonado, así perdonamos….

Por eso es tan importante que nuestra referencia sea Cristo. La oración no es algo secundario en nuestra vida, la oración es esencial. Sin ella es muy difícil ser feliz, porque lo que haces en la oración es “mirarte en Cristo”, dejar que Cristo te dé sus sentimientos.

En cada rato que pasas en su Presencia, te dejas a amar por Jesús, y su amor es el que te capacita para que luego puedas amar; te dejas levantar y perdonar por Jesús, y así luego tú puedes perdonar y dar la mano. Todo lo recibimos de Él para luego darlo. Todo es Gracia. Mientras no lo recibas de Cristo, lo que des será muy poco.

Hoy el reto del amor es dejar que la Gracia preceda a las obras. Que te pares un ratito a estar con Jesús, que te mires en Él, que le pidas por aquello que está atascado o deformado en tu corazón. Te invito a que hoy Le preguntes: “Jesús, ¿tú qué harías con esta situación?” Deja el día en Sus manos, experimenta que Él te guía. Y no olvides preguntarle a Él.

¡VIVE DE CRISTO!

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s