Reto de amor: un aroma con historia


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

UN AROMA CON HISTORIA

Bueno, en realidad no era aroma. Ni siquiera era un “olor”. Propiamente hablando, solo puedo decir que era lo más pestilente y repugnante que puedas imaginar. Lo peor de todo es… que era Jubi.

Prefiero no saber dónde rayos se metió. Nuestra beagle se había convertido una masa marrón con patas, y daba náuseas a metros de distancia.

-¡¡Sentenciada, Jubi!! ¡¡Al agua de cabeza!!

De nada le sirvieron los ojitos de cordero degollado, ni los gimoteos lastimeros…

Mientras la enjabonábamos por tercera o cuarta vez, empezamos a comentar el hecho:

-La cuestión es que parecía orgullosa de venir así de sucia…

-Sí, como si quisiera que la felicitásemos…

-¿Tú crees que es una forma de llamar la atención?

-¿Llamar la atención? ¿Y a santo de qué?

Total que, acabado el baño, me puse a investigar. Encontré que eso de revolcarse en cosas apestosas es un comportamiento normal, heredado de los lobos. Cuando un lobo va a cazar, se “perfuma” para que la presa no le descubra por el olor. Curiosa técnica de camuflaje…

Cuando lo comenté, Joane me dijo que era cierto: ¡Jubi había estado toda la mañana persiguiendo a un pájaro! Como era de esperar, no lo pilló, ¡aunque es evidente que utilizó todos (absolutamente todos) sus recursos!

Esta anécdota me hizo orar mucho sobre lo fácil que puede resultar juzgar cuando no conocemos la historia del otro. Puede que su comportamiento nos resulte extraño, extravagante o, tal vez, insoportable. Es muy sencillo criticar, pero, ¿quién sabe lo que ha vivido esa persona, la historia que tiene?

Sí, hay uno que lo sabe: Jesús. Y Él, que nos conoce mejor que nosotros mismos… nos ama.

Hay un salmo que me impresiona muchísimo. Es el salmo 32, que dice: “Él modeló cada corazón, y comprende todas sus acciones”.

El Señor no comprende solo las acciones buenas… ¡las comprende todas! Nuestro Dios es misericordioso, ¡¡y comprensivo!! Hagas lo que hagas, en Él siempre encontrarás un abrazo de ternura, y una mano tendida para ir más allá de tu pasado y de tu historia. ¡Con Él hay esperanza!

Hoy el reto del amor es llevar en tu corazón los sentimientos de Jesús. Es cierto que nosotros no somos como Él: ¡no lo sabemos todo de las personas que tenemos al lado! Y, sin embargo, sí podemos tratar como nos trata Él: disculpando, perdonando, acogiendo. Por muy apestoso que te resulte el “olor” de esa persona, ¡el “jabón” del amor puede limpiarlo y perfumarlo todo! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s