Reto de amor: la parábola del ganso


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LA PARÁBOLA DEL GANSO

Ayer por la tarde, unos minutos antes de Vísperas, salí a dar un paseo por la huerta. La noche ya estaba cerrada, era preciosa, con el cielo lleno de estrellas.

Mientras bajaba y subía dos veces por el mismo paseo, comencé a escuchar un sonido extraño. Miraba y miraba, pero no podía ver de dónde venía.

Era un ruido de ave, eso sí lo reconocía, pero no me sonaba para nada a ninguna de las especies que tenemos en la huerta.

He de admitir que hasta me asusté al no poder ver lo que cada vez era más fuerte e intenso.
Y, de pronto, lo vi… ¡era una preciosa bandada de gansos volando en forma de V! Creo que nunca en mi vida había visto aquel fenómeno.

En cuanto pude, me puse a estudiar el por qué vuelan en forma de V, y lo que encontré me asombró enormemente.

Los estudios dicen que vuelan en forma de V porque cada ganso, al batir sus alas, produce un movimiento en el aire que ayuda al ganso que vuela justo detrás de él.

A diferencia de si cada uno volara solo, al ir en formación, alcanzan hasta un 71% de mayor potencia en el vuelo.

Cuando un ganso se sale de la V, inmediatamente siente la fuerza del viento en su contra… y esto le lleva a volver a toda velocidad a su puesto.

También descubrí el sentido de aquel sonido que me había llegado a asustar. Es que, los que van en los puestos de atrás, graznan con fuerza para animar a los que van delante cargando con la fuerza del viento, y así les estimulan a continuar.

Me quedé alucinada de lo que enseñan estos animales solo con un vuelo. Y me llevó a comprender que esta misma búsqueda es lo que provocamos en otras personas cuando amamos al estilo “ganso”.

Cristo es como el ganso que va en la cúspide de la V, soportando la carga del viento y facilitando nuestro camino con la fuerza de Sus alas; pero también es como los últimos: grazna sin descanso, ni de día ni de noche, animándonos para que no desfallezcamos.

Hoy el reto del amor es amar al estilo ganso. Que la fuerza que te da Cristo sea aliento para alguien que está detrás de ti: un consuelo, una ayuda, una llamada o una mano vigorizará su caminar. ¡Bate tus alas tras Jesús!

¡VIVE DE CRISTO!

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios