Reto de amor: la historia continúa


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LA HISTORIA CONTINÚA

Como contábamos hace unos días, estamos haciendo una gran cantidad de pulseras para otras hermanas. Pero, ya que la cantidad era desbordante como para hacerlo solo entre las tres que somos en el Noviciado, este lunes les pedimos ayuda a las hermanas de Comunidad.

Cuando tocaban la campana para ir a trabajar, ya lo teníamos todo preparado: goma, alicates, abalorios, las cruces grabadas… de manera que, según iban llegando, les explicábamos cómo hacer. ¡Menuda jornada laboral!

Tengo que reconocer que las monjas me impresionaron mucho. No solo por el entusiasmo que mostraban al querer hacer las pulseras, sino que, además, cuando concluyó el tiempo de trabajo, decidieron por unanimidad seguir haciendo pulseras en el recreo.

-¡Pero si esto es trabajo, dejadlo para otro día! -les decíamos nosotras.

Sin embargo, ellas insistían en continuar después.

Mis hermanas me enseñaron aquel día que esa es la forma más bonita de entregarse: no solo lo justo o lo estrictamente necesario, sino que ellas fueron más allá.

Hay dos recreos al día y es nuestro tiempo de descanso, de expansión, de charlar las unas con las otras sobre la jornada… y ellas habían decidido dejar a un lado su tiempo, dándose únicamente por amor. No vieron su cansancio del día, ni si les apetecía más hacer otra cosa, sino que, sin dudarlo, se lanzaron adelante.

Y es que así es el Amor del Señor. Él no se conformó con crearnos, con amarnos; sino que se entregó a sí mismo sin medir las consecuencias, muriendo en una Cruz para salvarnos y regalarnos así la Resurrección. Tan solo… ¡por Amor! Y eso mismo es lo que nos invita a hacer a cada uno de nosotros. Es la Gratuidad del Amor de Dios, que nos lo da todo para que después también nosotros podamos “dar gratis lo que hemos recibido gratis”.

Hoy el reto del amor es amar yendo un poco más allá. Si has experimentado este amor del Señor en tu corazón, tu ser ya sabe que la felicidad está en no reservárselo para sí. Si normalmente preparas la comida a tu familia, hoy sorpréndeles con algo distinto; si normalmente llegas tarde a casa del trabajo, hoy haz una escapada y pásales a buscar; si normalmente en la oficina das los buenos días, hoy pregunta a ese compañero “¿Cómo estás?”… ¡Son tantas las oportunidades de cada día! Es cierto, acabarás agotado, pero el grado de felicidad no se puede comparar.

Realmente… la felicidad está en tu mano.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor: bricolaje de primera


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

BRICOLAJE DE PRIMERA

El otro día tenía que montar un armario, y Joane e Israel se ofrecieron a ayudarme.

La dificultad estaba en “el apaño”. Ese armario era para el refectorio (comedor). En su interior va el radiocasete, y había que hacer un agujero en la trasera e introducir una regleta para que le llegue la luz.

Calculamos el lugar exacto. El problema era el tamaño. Al principio queríamos meter solo el cable; luego pensamos que era mejor más grande, para que entrara el enchufe. Cogimos la sierra… y el agujero nos salió del tamaño de una boca de metro. Pasa la regleta entera sin problemas.

-Bueno, lo tapan las puertas… -concluimos sonriendo.

Seguimos atronillando, clavando… Terminado el trabajo, nos apartamos para cerrar el armario y contemplar nuestra obra de arte.

Lo hicimos y… er… digamos que… ejem… una puerta montaba sobre otra, por no hablar de la separación de casi un dedo que había en la zona de las bisagras.

-Uy, igual se nos ha olvidado atornillar algo…

-¿Tú crees?

-Tal vez es cuestión de apretar…

Un repique de campana nos hizo saltar alarmadas:

-¡¡Que vienen las monjas a comer!!

-¡No podemos dejar el armario así!

-¡Rápido, rápido! ¡¡Desatornilla las puertas!!

-¿¿Y el agujero??

-¡Mejor que vean el agujero a este desastre! ¡¡Se reirán de nosotras hasta fin de siglo!!

Entre risas nerviosas, sacamos las puertas con bisagras y todo, y salimos corriendo como quien está robando. Por supuesto, el agujero del armario fue el tema de conversación en el recreo…

Ya en la oración, me reía con el Señor: En el fondo, a todos nos gustaría acertar en lo que hacemos, en las decisiones que tomamos, tener un comportamiento digno de elogio… Nos hacemos mil propósitos, pero, “cuando no metes la pata por un lado, la metes por otro; y, si no, por los dos a la vez”.

Podemos tratar de aparentar ser perfectos sin embargo, tarde o temprano nuestra pobreza queda a la vista: un olvido, una falta de paciencia, ese mal genio incontrolable…

En ese momento caí en la cuenta: nos gustaría muchísimo ser una obra acabada de santidad… ¡pero, mientras estemos en este mundo, estamos en construcción!

Cristo cuenta con nuestra debilidad, con nuestros miedos, y jamás se desespera. En sus manos, estas situaciones ¡son un auténtico momento de gracia! Puedes tratar de “disimularlas”, quizá te salga justificarte… pero el Señor te invita a recorrer el camino de la sencillez, el camino del perdón.

El Señor está deseando derramar su amor en nosotros, precisamente a través de esos “agujeros”, esos “tornillos aflojados”.

Hoy el reto del amor es que, ante un error o fallo que cometas, pidas perdón al hermano. Dirige tu mirada al Señor y descubre la alegría de saber que Él sigue trabajando en ti. No eres un armario acabado, ¡pero estás en las mejores manos! ¡Este Carpintero sabe hacer maravillas! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: fibra


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

FIBRA

Ayer vinieron los técnicos de Telefónica que están trabajando estos días en Lerma para cambiarnos la entrada de Internet y ponernos la fibra óptica.

Me impresionó mucho, porque se multiplicó la velocidad por 100. No era un cambio pequeño, sino muy grande.

Como me gusta mucho la informática, le pregunté de todo al técnico para entender bien qué es la fibra y, sobre todo, qué hacer para que funcione a máximo rendimiento. Había una frase que el chico no paraba de repetir:

-Para que la fibra funcione bien no es solo cuestión de que te ponga la entrada. También el ordenador tiene que estar preparado, los puntos de acceso ser potentes, el cable nunca inferior a cinco… El buen funcionamiento es el resultado de todo el conjunto.

Y me daba cuenta de que Jesús es nuestra fibra, es la máxima potencia en nuestra vida para ser felices, para ir a toda velocidad, para no “quedarte colgado”… Y Cristo tiene toda su instalación preparada, llama a tu puerta pero, para que Su fibra funcione al máximo en nuestras vidas, tenemos que tener a punto y con lo necesario el resto del circuito.

A veces creemos que con rezar, o ir a misa… ya es suficiente. Todo esto está muy bien, sí, y es necesario. Pero los elementos del circuito son muchos más. El auténtico cristianismo no es “algo más” en tu vida, es un estilo de vida. Es relación con Cristo, y también relación con los hermanos. Es el conjunto de todo, de gracia y de obras. Es don y tarea.

Sé que muchas veces queremos amar y no podemos, queremos perdonar y no podemos, queremos entregarnos y no nos sale… Por mucho que queramos, nuestro circuito no es perfecto. Cierto, y Jesús cuenta con tu debilidad y pobreza, no se asusta de ella; al revés, la ama y sabe que tu debilidad es la puerta por donde Le dejas entrar. La clave está en tu corazón, en que quieras dejar a Jesús entrar en tu vida, sin límites, que pase con potencia por tu ser. Él es también el técnico, y poco a poco irá poniendo todo a punto.

Por ello, no quieras ser fuerte tú, deja que Jesús sea fuerte en ti. Donde tú no llegues, alza una oración al Cielo, dale permiso para renovar toda tu vida, pídele que Él sea fuerte y llegue.

Hoy el reto del amor es seguir amando. Seguro que ya estás cansado de esa situación que no sabes por dónde coger… pues hoy vamos a dejar a Jesús ser fuerte en ti, no lo vas a hacer tú. Párate un minuto y reza por esa situación, pregúntale a Jesús qué tienes que hacer, escucha en tu corazón y, después, ponte en camino. Deja que Jesús obre en ti, que ame en ti, que abrace en ti… déjate conducir por su potencia, por su Gracia.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: perspectiva geográfica


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

PERSPECTIVA GEOGRÁFICA

Los gritos de emoción ante la primera nevada se repiten cada año. Ver la huerta vistiéndose de blanco, ¡es un espectáculo maravilloso!

-Hay que ver cómo nieva -comentó Israel.

-¡Uy, y esto no es nada! -respondí- Cuando he mirado por la ventana al levantarme, ¡caían unos copos como puños!

-¡¡Anda que eres exagerada!! -rió Joane.

¡¡Te aseguro que esta vez estaba siendo de lo más realista!! ¡¡Por la mañana eran unos copos de campeonato!!

-Yo también los he visto y no eran para tanto -dijo Joane. Y, con una sonrisa pícara, añadió- Estos de Madrid, que en cuanto caen dos copos dicen que es “la gran nevada”…

Nuestras carcajadas debieron de oírse por todo el convento. Claro, Joane es del norte, ¡y se necesita mucha nieve para impresionarla!

La nieve había sido la misma, pero cada una la veíamos diferente, según el lugar de donde venimos. ¡Nos marca nuestro origen, es la referencia que tenemos!

Todo ser humano actúa por referencia. Y, lo mismo que nos afecta para catalogar la nieve, también nos lleva a ser de una forma u otra: como te han amado, es como amas; si te han perdonado, perdonas…

La cuestión es que cualquier referente humano es muy pobre. Al fin y al cabo, ¡todos somos débiles! En algún momento todos nos enfadamos, juzgamos o criticamos… y por eso nuestras referencias no son siempre buenas.

¿Cuál es entonces la solución? ¡¡Cambiar nuestro origen!!

Jesús no dice que tenemos que ser “buenos”, ¡dice que tenemos que ser “nuevos”! ¡Ser criaturas nuevas, tener nuestro nuevo origen en Él!

Cristo te invita a que le dejes ser el origen en tu vida, lo que sucede primero: Él es el primero en perdonarte, en escucharte, ¡en amarte! Al experimentar este amor infinito, maravilloso, ¡cambia tu referencia!

Ya no amarás como otros te amaron, ¡amarás como Cristo te ama! Y, con la mirada de Cristo, las debilidades de los demás, no serán motivo de juicio, sino de misericordia.

Hoy el reto del amor es dejar que Cristo sea tu referencia. Para ello, te invito a que, a mitad de la jornada, pares un momento para mirar al Señor. ¡Ponte una alarma, si necesitas! RegálaLe un minuto, déjate amar por Él. Y, cuando alguien se acerque a ti, pregunta al Señor: “¿Y tú cómo lo ves?” ¡Descubrirás que hasta los copos de nieve son distintos! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: demasiado confiada


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

DEMASIADO CONFIADA…

Iba en dirección a la cocina. Desde donde me encontraba hay que recorrer un pasillo bastante largo, después girar a la izquierda y caminar otro tramo. Estaba hablando con dos hermanas, me despedí de ellas mientras empezaba a caminar. Cuando me di cuenta, estaba a mitad del pasillo con la luz apagada. Si miraba hacia ellas había luz, pero mis pasos iban hacia un agujero negro.

Fui consciente, pero me dije: “No pasa nada, me sé el camino de memoria, daré la luz al final del pasillo”.

Y así, confiada, seguí caminando. Hasta que, por fin, a mi izquierda se definía un poco la sombra del comienzo del otro pasillo. Giré y… ¡boom! ¡Ayyyyy, qué golpe! Era la puerta de un armario que, por supuesto… no conduce a ningún sitio.

-¿Te ha pasado algo? -gritaron desde el otro lado del pasillo.

¡Tenía más vergüenza que dolor! Pero no pude evitar echarme a reír.

Cuántas veces nos ponemos a caminar por pasillos con la luz apagada, confiados únicamente en nuestras fuerzas. Caminar de la mano de Cristo supone dejar que Él ilumine el camino, saber que solos no podemos y que necesitamos de Su luz para llegar a hacer bien el giro, sin chocarnos, viendo a la persona con la que estamos.

Para que se encienda la luz, hay que parar primero en el interruptor y dejar que Él nos diga cómo caminar, cómo ser sus instrumentos, cómo ver de verdad a la persona con la que hablamos.

Hoy el reto del amor es que enciendas el interruptor y dejes que Cristo ilumine tus pasos. Haz una llamada o escribe un whatsapp a esa persona que te necesita, pero no corras a oscuras por el pasillo; el corazón de esa persona es “terreno sagrado”: enciende la luz, habla a Jesús de ella, ¿qué tienes que decir? ¿o tienes que escuchar? Deja que Jesús guíe tus pasos para llevar esperanza.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: el amor es paciente


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

EL AMOR ES PACIENTE

En mi mesa de estudio, delante de mí, en la pared, tengo puesto el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”. El otro día me fijaba en que, en el mes de enero, tocaba como reto ser paciente. Y quiero compartirte el reto del mes.

Como ya sabes, este año el calendario trata sobre el Himno a la Caridad, de san Pablo. Más que decirnos qué es el amor, lo que el Apóstol nos quiere mostrar es cómo es el amor del Señor para con él.

Lo primero que nos comparte es que el amor es paciente. Y lo resumimos en dos frases:

-“La paciencia es indispensable para que camines feliz y pone de manifiesto tu verdadera fe”.

Una de las cosas más importantes es que seas paciente con Jesús: sus tiempos no son nuestros tiempos; Él siempre llega y sin retrasarse, lo único que pasa es un Dios de menos cinco.

Cristo quiere que confíes en su amor y esperes en Él. Cuando el amor es paciente, la fe y la esperanza se aquilatan. Cuando nos ocurre algo en nuestra vida que no entendemos, algo que cambia el rumbo, que rompe los planes, que nos descoloca… la reacción natural es impacientarnos y preguntar al Señor el porqué de lo que ha ocurrido. Por eso, confianza en Jesús pone de manifiesto tu verdadera fe. 

Por otro lado, también te habla de la paciencia contigo mismo. No quieras ser perfecto, sino enamorado. Si el Señor es paciene contigo, ¿por qué tú no vas a serlo con tus propias debilidades? Ámate pobre y trátate con ternura, esta es una cualidad de la paciencia. Como una madre trata y cuida a su hijo, Jesús te trata a ti.

Y sé paciente con el que vive a tu lado, pues todos somos del mismo barro y con las mismas debilidades. Como Jesús es paciente contigo, ahora haz tú lo mismo con tu padre, madre, hijo, hija, familiar, compañero de trabajo… Lleva interiormente con calma las debilidades del que está a tu lado, y pídele a Jesús unos ojos nuevos para verlo como Él lo ve.

-“Confía y espera en Cristo, descubre por ti mismo que Cristo todo lo puede”.

Hoy el reto del amor es tener paciencia, con el Señor, contigo mismo y con la persona que tienes a tu lado. No te dejes llevar por la impaciencia, vive el día desde el amor.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: fuertes contrastes


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

FUERTES CONTRASTES

Con estos días que está haciendo, los contrastes se notan todavía con más fuerza.

Entre los fríos inviernos burgaleses y estas estancias tan grandes, nunca se podría pretender calentar todo el monasterio. Sería totalmente desorbitado. Por ello, nos aseguramos de tener ciertas salas bien calientes: así tenemos las 3 salas de trabajo con gloria, las celdas con acumuladores, la capilla…

Y, en el resto de sitios… es mejor no pararse, o asegurarse de ir bien abrigada, porque sería como pararse en plena calle a muy pocos grados.

Estos días, que Joane ha encendido la gloria de nuestra sala, se estaba fenomenal, una temperatura genial. ¡Hasta Jubi quiere entrar a todas horas para calentarse sobre el suelo!

Pero el tema es al salir… ¡qué contraste! Estás al calorcito, con una temperatura muy agradable, y, al cruzar la puerta, es como si de pronto entrases en la cámara frigorífica, ¡qué frío por todas partes!

Esto me ha estado recordando a lo que nos sucede cuando nos encontramos con Cristo personalmente por primera vez. Ese encuentro nos llena de una Paz indescriptible. Tal es así, que no la queremos perder nunca más. Y nos sucede como al salir de la gloria, ¡que se notan mucho más los contrastes!  

Cuando has experimentado la Paz de Cristo y, de pronto, algo te lleva a perderla, aunque sólo sea un instante, te quedas helado. No hay comparación a vivir con el calor del Amor de Cristo, a su resguardo… Con Él no nos preocupa que nos rodee un ambiente hostil, porque su Paz viene con nosotros. La Paz de Cristo no es ausencia de problemas, sino el descanso que nos regala al confiar en Él.

Hoy el reto del amor es no quedarse helado. A lo largo del día son muchas las cosas que intentan arrebatarnos esa Paz, y en ciertas ocasiones hasta parecen conseguirlo; pero hoy vuelve a ella, vuelve a buscar el calor del Amor de Cristo, y su Paz volverá a llenar tu corazón.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor:jornada agotadora


Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

JORNADA AGOTADORA

La semana pasada, la Madre Priora nos avisó:
-Mañana quitamos todos los nacimientos y los adornos de Navidad.

Todas, desde por la mañana, muy laboriosas, comenzamos a desmontar casitas, figuras, montañas, cielo y estrellas… Y lo que es más pesado: tablones, cajones, cajas, telas, etc… Cada una sabía lo que tenía que hacer y todas en equipo… ¡Pim, pam, pum!… Aquí y allá, haciendo viajes para ir guardando todo en su sitio, ¡que no es trabajo pequeño!… ¡Y sin parar varias horas!…

Claro, al final del día, estábamos “reventadas”, cada una según su resistencia, unas más y otras un poco menos, pero todas muy cansadas…

Al llegar a la oración de la tarde, yo no podía con mi alma… Y pensé, hablando con el Señor: “Hoy, mi oración será de descansar en tu pecho y estar ahí reponiéndome de la fatiga”… Pero Jesús, que es rico en misericordia, me regaló una frase de un salmo lanzada directamente a mi corazón, sin pasar por la cabeza: “Yo te amo, Señor, Tú eres mi fortaleza”… Y me puse a rezarla a breves intervalos…. Si Jesús me la había regalado, es que le gustaba que se la repitiera… ¡además, tampoco tenía fuerzas para hacer otra cosa!

Y estuve la hora entera así, descansando en esta bella plegaria, sin prisa, pero sin pausa… Y, cuando acabó el rato del silencio comunitario, me di cuenta de que podría haber estado así otra hora, y otra, y más… ¡Qué paz!…

Después, al día siguiente, veía que aun en los peores momentos, en los que uno cree que no puede más, Jesús siempre está a la puerta de nuestro corazón, dispuesto a regalarnos su Palabra breve, pero llena de unción…

¡Ojalá que esa debilidad de nuestro cansancio, dejara abierta nuestra puerta para que Él entrara y nos regalara su fuerza y su descanso!…

Hoy, el reto del amor es poner nuestro día, quizás agotador, en manos de Jesús, y dejarLe hacer, para recibir amor y fuerza para continuar nuestra vida…

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor :orquesta polifónica


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

ORQUESTA POLIFÓNICA

“Otra que ha caído…”

El recuento cada mañana es del todo desalentador. Lo cierto es que nuestra Comunidad está siendo diezmada… ¡¡por los virus!!

Estos diminutos seres no respetan la clausura ni nada. Sin pedir permiso, saltándose todas las normas, campan a sus anchas por los pasillos del Monasterio. La que escribe estas líneas, para más señas, tiene un trancazo de caballo que a punto está de acabar con ella.

Cada año son las mismas precauciones y recomendaciones: que si beber mucho agua, que si lavarse 200 veces las manos… Y, cada año, idéntico resultado: en el momento en que una cae, allá detrás que vamos todas. Que no se puede ser tan comunitarias, oye.

Por las mañanas, en el coro disfrutamos de una polifonía de lo más variada: carraspeos, toses, estornudos…

Tratando de mejorar nuestro plan de defensa, este año he querido estudiar las formas de contagio. Resulta que puedes coger un catarro por frío, por dar la mano a alguien que lo tiene, por tocar el pomo de la puerta, ¡o por respirar el mismo aire! ¿Conclusión? No hay forma humana de evitarlo. Incluso he descubierto que las defensas, superado el catarro, “se relajan”, ¡así que puedes pillarlo por segunda vez!

De pronto caí en la cuenta de que esto mismo es lo que sucedió en los primeros años de la Iglesia: ¡¡el cristianismo se contagiaba por todas partes y a gran velocidad!! ¿Qué sucedía?  

Muy sencillo. Ante una sociedad egoísta y cruel, los cristianos apostaban por amar de mil formas: acogían a los ancianos, curaban enfermos, atendían a los pobres… y, sobre todo, se cuidaban entre ellos. ¿Quién no querría ser amado así?

Pero el amor de los cristianos era solo un reflejo de un Amor más grande: “Amaos como yo os he amado”… ¡¡ellos amaban de la misma forma que habían sido amados por Cristo!! Y a eso mismo es a lo que hoy Jesús nos invita.

El amor tiene una fuerza contagiosa irresistible. El amor tiene mil expresiones, mil formas. Quien apuesta por amar así, acaba cambiando su mundo porque, ¡el amor también se contagia por el aire! No hay plan de defensa capaz de resistir a un amor así. Porque nadie puede vivir sin respirar…

Hoy el reto del amor es descubrir el amor de Cristo. Te invito a que hoy, en tu oración, te hagas consciente del amor incondicional que Jesús siente por ti. ¡Empápate de su amor! Y, desde Él, ¡ama a los demás! Hoy haz un servicio sin pedir nada a cambio. ¡Feliz y contagioso día!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: experimento


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

EXPERIMENTO

Llevaba días intentando hacer un experimento, pero necesitaba algo que no solemos tener: tiempo libre a fondo perdido; es decir, a riesgo de que no salga nada después de un tiempo dedicado a ello.

Pero al fin llegó la tarde deseada. ¿Cuál era el experimento? Teníamos un bloque de cera especial de joyería (que es más dura que la cera normal) en la que se tallan los moldes con los que después se hacen las piezas. Teníamos también los buriles que se utilizan para trabajarla. Así que estaba deseando probar a tallar algo para que nos lo pudiesen convertir en medalla.

En los vídeotutoriales… ¡parecía tan sencillo, que iba a hacer maravillas!

La realidad es que no sabía ni por dónde coger los buriles, las líneas no me salían definidas y, después de dos horas, a penas conseguí escarbar en la cera. Como consecuencia acabé con un buen dolor de brazos y unos desniveles en el bloque de cera que parecía haber sido roído por un ratoncillo.

Al final… descubrí que, dando un poco de calor, el trabajo era más sencillo.

A lo largo del día, muchos “videotutoriales” de otras personas nos sorprenden por su bondad, su forma de tratar a los demás, sus gestos. ¡Quieres que todo esto salga de ti! Coges los buriles e intentas lograrlo escarbando con fuerza, pues también quieres ser bueno, amar, acoger. Pero solo acabas con dolor de tripa porque quieres acercarte a ese compañero de trabajo hacia el que te sale rechazo, y no puedes; quieres acoger, y te salen defensas…

Si el Señor te pone en el corazón todo esto, es porque Él va a cumplir en ti todas esas promesas, pero la fuerza no está en ti. Si quieres que la cera de tu corazón se modele, necesitas el calor de Cristo. El calor derrite poco a poco, con delicadeza, sin hacerte daño; primero cura tus heridas, sana tu corazón, a la vez que te enseñará amar de una manera nueva.

Hoy el reto del amor es que pongas tu bloque de cera delante de la mirada de Cristo. Ve a una iglesia, siéntate delante del Sagrario: ahí está Jesús, míraLe y déjate mirar por Él. Háblale de los “no puedos” de tu corazón: “No puedo tratar bien a…, me sale responder a…” Ten fe y paciencia contigo, y deja que sea Cristo el que te vaya modelando.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!