Reto de amor: fibra


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

FIBRA

Ayer vinieron los técnicos de Telefónica que están trabajando estos días en Lerma para cambiarnos la entrada de Internet y ponernos la fibra óptica.

Me impresionó mucho, porque se multiplicó la velocidad por 100. No era un cambio pequeño, sino muy grande.

Como me gusta mucho la informática, le pregunté de todo al técnico para entender bien qué es la fibra y, sobre todo, qué hacer para que funcione a máximo rendimiento. Había una frase que el chico no paraba de repetir:

-Para que la fibra funcione bien no es solo cuestión de que te ponga la entrada. También el ordenador tiene que estar preparado, los puntos de acceso ser potentes, el cable nunca inferior a cinco… El buen funcionamiento es el resultado de todo el conjunto.

Y me daba cuenta de que Jesús es nuestra fibra, es la máxima potencia en nuestra vida para ser felices, para ir a toda velocidad, para no “quedarte colgado”… Y Cristo tiene toda su instalación preparada, llama a tu puerta pero, para que Su fibra funcione al máximo en nuestras vidas, tenemos que tener a punto y con lo necesario el resto del circuito.

A veces creemos que con rezar, o ir a misa… ya es suficiente. Todo esto está muy bien, sí, y es necesario. Pero los elementos del circuito son muchos más. El auténtico cristianismo no es “algo más” en tu vida, es un estilo de vida. Es relación con Cristo, y también relación con los hermanos. Es el conjunto de todo, de gracia y de obras. Es don y tarea.

Sé que muchas veces queremos amar y no podemos, queremos perdonar y no podemos, queremos entregarnos y no nos sale… Por mucho que queramos, nuestro circuito no es perfecto. Cierto, y Jesús cuenta con tu debilidad y pobreza, no se asusta de ella; al revés, la ama y sabe que tu debilidad es la puerta por donde Le dejas entrar. La clave está en tu corazón, en que quieras dejar a Jesús entrar en tu vida, sin límites, que pase con potencia por tu ser. Él es también el técnico, y poco a poco irá poniendo todo a punto.

Por ello, no quieras ser fuerte tú, deja que Jesús sea fuerte en ti. Donde tú no llegues, alza una oración al Cielo, dale permiso para renovar toda tu vida, pídele que Él sea fuerte y llegue.

Hoy el reto del amor es seguir amando. Seguro que ya estás cansado de esa situación que no sabes por dónde coger… pues hoy vamos a dejar a Jesús ser fuerte en ti, no lo vas a hacer tú. Párate un minuto y reza por esa situación, pregúntale a Jesús qué tienes que hacer, escucha en tu corazón y, después, ponte en camino. Deja que Jesús obre en ti, que ame en ti, que abrace en ti… déjate conducir por su potencia, por su Gracia.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Deseas decir algo, adelante tus comentarios enriquen este blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s