Reto de amor: la semillas crecen solas


Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LAS SEMILLAS CRECEN SOLAS

Una hermana me ofreció unas semillas de alhelíes que había recogido de sus flores, ya maduras, el año pasado. Yo las guardaba y esperaba a que pasaran estos fríos tan duros y comenzara algo la primavera y el calor. Estos días, aunque aún sigue el frío, la temperatura ha subido, y el sol parece animar toda la creación. Así que me dispuse a plantar mis semillitas.

Preparé mis tiestos y la tierra y, antes de meterlas al amparo del humus, pregunté a la hermana: “¿Las meto un poco profundas para que arraiguen bien?” y me contestó: “¡¡Oh no, no, se echan superficialmente y se cubren con un poco de tierra por encima!!”… A mí me pareció que de esta forma se me iban a perder, al echarles el agua y al darles el sol, sin protección alguna… Pero hice caso y las planté como me dijo. ¡Tengo que confesar que no tenía mucha fe en el resultado!…

¡Pero, oh maravilla, no han pasado muchos días y ya hay brotes verdes que están apuntando!… Allí crecerán y se harán unas matas bonitas de alhelíes, que lucirán en las ventanas y nos alegrarán a todas al verlas…

Enseguida que viví esta anécdota, supe que, detrás de todo esto, el Señor me quería decir algo:

Lo primero, y muy importante, es no fiarme de mis evidencias, sino de la palabra de una hermana, que tiene más experiencia en estas plantas…

Y después, en la forma de plantarlas, porque las semillas tienen vida, y requiere, cada una, una forma especial de tratarla…  

Y pensé en la oración: ¡Cuántas veces al hablar de Jesús, con mis palabras abundantes y persuasivas, quiero entrar en lo hondo del hermano, y todo para darle algo muy bueno!… ¡Cuando la palabra sencilla y breve, que lleva Amor y Verdad, no necesito “empujarla” en su corazón, sino que, sembrada con suavidad y en la superficie, “como de pasada”, al cabo del tiempo de Dios, da fruto, y el Amor y el Bien y la Belleza se multiplicarán en su vida!… ¡Qué bueno es esto!…

Hoy el reto del amor es ofrecer suavemente la Palabra de Dios, (¡que es lo más valioso!, porque Jesús dijo: “Yo soy la Vida”)… y encomendarle a Él el hacerla germinar en el que la escucha…

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios