Reto de amor:lavadora de última hora


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LAVADORA DE ÚLTIMA HORA

Este domingo ha sido el último día que íbamos de cocina todas juntas. Al acabar el día, Israel me dijo:

-Deja a mano esta ropa, que te la lavamos antes de que pases a Comunidad.

Poco después, Joane me entregó mi montón de ropa limpia y doblada:
-Es lo que echaste a lavar la semana pasada -me explicó- pero, antes de que te te vayas, pondremos otra lavadora con lo que necesites…

Israel, que estaba por allí, se echó a reír:
-¡Somos como las madres! -comentó- “Tú te vas con todo limpio, ¡faltaría más!”.

Lo cierto es que tantos gestos de cariño me llegan profundamente. Es impresionante ver cómo todo el Novi se está volcando por completo en mí, ayudándome, preparando cosas… Continuamente me hacen sonreír de agradecimiento y cariño. En ellas veo un reflejo del amor del Señor.

Sí, pues Cristo ha soñado con cada uno de nosotros, ¡ha soñado contigo! No somos fruto del azar o la casualidad, ¡somos un sueño de Dios! Él ha deseado tu existencia, ¡te ha amado antes de que nacieses! Y ha ido preparando a lo largo de tu camino personas, acontecimientos… para que, un día, ¡te encontrases con Él!

Y ahora, ¡te regala un nuevo día! Si ha ido preparando todo con tanto cariño hasta aquí, ¡no va a dejar de hacerlo ahora! Hasta el último momento Cristo está dispuesto a poner una lavadora, todo por que salgas de casa con la ropa limpia. ¿Qué necesitas? ¿Alegría para empezar la jornada? ¿Paciencia para evitar ese enfado? ¡Cristo te espera para darte su Amor! En Él lo tienes todo.

Hoy el reto del amor es “salir con toda la ropa limpia”. Bueno, no me refiero a sacar brillo a los zapatos (que también está muy bien…); hoy te invito a que, al salir de casa, te despidas con cariño: no dejes conversaciones mal acabadas por las prisas, ni te vayas sin dar ese beso y abrazo de amor y reconciliación… Esas personas son regalos que Cristo ha puesto en tu camino; ¡y el último momento también es importante para el que ama! Empieza el día dando la mano a Cristo, ¡y con Él saldrás de casa con toda la ropa limpia! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Mañana Sión pasará a Comunidad. Como algunos nos han hecho llegar varias preguntas, queremos aprovechar para resolver ahora sus dudas. Así, pues,

ACLARACIONES:

-La ceremonia del paso a Comunidad es privada, no habrá ninguna celebración pública (¡pero esperamos que te unas con tu oración!)

-Al pasar a Comunidad, Sión no se cambia de monasterio, sino que deja el Noviciado y se va a vivir con las monjas solemnes.

-Sión seguirá siendo profesa temporal durante un año. El año que viene, si Dios quiere, tendrá lugar la Profesión Solemne, la gran fiesta del sí para siempre. Os avisaremos con antelación para que, quien quiera, pueda participar.

-Aunque ya no esté en el Noviciado, Sión seguirá escribiendo retos: ¡ahora nos contará las peripecias que le pasen en Comunidad!

Gracias por tu interés y cariño, ¡contamos con tu oración en esta nueva etapa que comenzamos!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor: ¡hasta pronto!


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

HASTA PRONTO

Ayer, una gran persona, con un corazón todavía más grande, se fue al Cielo. Ahora, en la oración, sólo puedo alzar los ojos y dedicarte estas líneas como última despedida, mi querida Argentina.

Fuiste amiga entrañable de mi abuela, y viste crecer a mi padre. ¡Cuánto les ayudaste a los dos! Años más tarde, yo también sentí mil veces tu cariño y entrega. Pero no sólo yo, ¡cuidabas a toda la Comunidad! Cuando no había jerseys o calcetines, te desvivías por conseguirnos toda la ropa blanca que encontrabas, participabas en nuestras ceremonias… y en Navidad nos escribías una postal personalizada a cada una. Siempre nos hiciste sentir muy queridas.

El tiempo fue pasando y me nombraron Madre Maestra, ¿recuerdas? Desde entonces fuiste “la abuela del Noviciado”, y suspirabas por tener noticias de las “ovejitas”. Tal es así, que a tus ochenta y pico años, aprendiste a usar el WhatsApp sólo por poder leer el reto cada mañana…

Pero no fuimos las únicas que recibimos tu amor. Nos han contado que han aparecido muchas personas a las que sólo tú conocías: una mujer a la que ayudaste a sacar adelante a sus hijos; un joven que, con tu ayuda, ha logrado salir de la droga… hay incluso un hombre que fue a darte las gracias apoyado en sus muletas, diciendo que te debe una cena… pues tú creíste que volvería a caminar, y así ha sido.

Van apareciendo así testimonios desconocidos, ¡y cuántos quedarán ocultos, esos que sólo sabéis el Señor y tú! Sí, Él recuerda todos lo gestos de cariño que hiciste en su Nombre, hasta los más pequeños. Argentina, siempre tuviste un corazón enamorado sólo de Cristo… y por fin ha llegado el momento del abrazo, querida “abuela”.

Sé que has dicho que no querías flores, ni menciones, ¡ni tan siquiera una esquela! Siempre recordabas aquello de “que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha”. Tienes razón, sin embargo, una vez más tengo que pedirte perdón por no hacerte caso… pero es que el Señor también dijo “no se enciende una luz para esconderla”.

Argentina, has sido un ángel del Señor para todas nosotras, y tu ejemplo de entrega es una luz que brilla en innumerables testimonios. Viviste siempre de la mano de Cristo, su Amor llenó tu corazón… y tú te desbordaste en amor hacia todos. ¡Sigue cuidándonos desde el Cielo, a nuestra Comunidad, a este Noviciado, a tu familia y amigos, a los miembros de Cáritas, a tus reteros…!

En nombre de tantos, ¡gracias!

Hoy el reto del amor es tener un gesto de cariño con una persona a la que no conozcas. Puede ser una sonrisa, un bocadillo… Cristo te pondrá la ocasión, dale la mano y deja que Él ame a través de ti. Puede que te parezca un gesto insignificante, pero para el Señor ningún gesto pasa desapercibido, ¡sino que brillan como pequeñas luces, y permanecen alumbrando nuestro mundo! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Te invitamos también a que hoy, a las 16:30 h., te unas con tu oración al funeral y entierro de Argentina. Nosotras estaremos orando por ella y por tantos reteros y reteras que ya han llegado a Casa. ¡Que sean luces que nos lleven a Cristo!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: perdí de vista el objetivo


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

PERDÍ DE VISTA EL OBJETIVO

Ayer nuevamente se me cayó el móvil al suelo y se dio un buen golpe. Gracias a la carcasa no le pasó nada, Como esto me ha pasado más veces, el móvil está perfecto… pero la funda parece que ha pasado por una guerra: ¡está rota por unos cuantos sitios! Ya no queda ni una esquina sana…

Ayer, al recogerla del suelo, me daba mucha pena, ya que me encanta esta carcasa porque es personalizada, y pensé: “¡Qué rollo que se rompa!”

Sin embargo, cuando llegué a la oración, me di cuenta de que todo estaba bien, que la carcasa se tenía que romper, que había sido creada para proteger el móvil, que, para lo que había sido creada, era para lo que se estaba utilizando. En ese momento comprendí que me había enfadado porque había dejado de ver el auténtico el fin de la funda: proteger el móvil. Al descubrir esto, inmediatamente desapareció la pena y me dije: “Todo está bien”.

Siempre que hablaba a sus discípulos, Jesús les mostraba el sentido que tenían las cosas, les explicaba las parábolas, les mostraba su corazón. Jesús sabía para qué se había encarnado, y así se lo comunicaba a sus apóstoles. Cristo sabía que tenía que morir por ti y por mí, para sacarnos de la carcel en la que muchas veces vivimos, romper las cadenas de la muerte y, con su resurrección, darnos vida. Pero vida aquí (porque Él dice que aquí “el ciento por uno”), y después la vida eterna.

Cuántas veces perdemos el norte en nuestra vida y ya no sabemos por qué hacemos las cosas, confundimos lo secundario con lo esencial. Olvidamos para qué sirve la funda, y queremos perpetuar lo que es caduco.

Hoy el reto del amor es ordenar tu lista de valores, poner en el centro a Cristo y, luego, ver qué es lo primero para ti, y lo segundo, y lo tercero… Quizá descubras que algo secundario se te ha colado como algo principal; en ese caso, vuelve a colocarlo en su sitio y da prioridad en el día de hoy a la oración y al amor.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor:descaradamente simpático


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

DESCARADAMENTE SIMPÁTICO

Ayer, en la iglesia, en un momento de máximo silencio y concentración… ¡apenas pude contener la risa!

No te lo vas a creer, pero, es que… ¡mi libro de lectura me estaba sacando la lengua!

Te lo digo totalmente en serio. Entre las páginas blancas, salía una lengua rosa dirigida hacia mí. Si un libro te sacase la lengua, lo mínimo que harías sería sorprenderte, ¿no?

Bueno, en realidad se trataba de un post-it rosa que uso a modo de marcapáginas. Tiene forma de manzana, lo había puesto al revés, ¡y parecía totalmente una lengua!

Definitivamente, Cristo quiso robarme una sonrisa. ¿Y acaso no hacemos nosotros también “tonterías” por sacar la sonrisa de un bebé? ¿No somos capaces de locuras por hacer reír a los que queremos?

Y, cuando lo conseguimos, cuando robamos esas preciadas sonrisas, ¡se nos pega! ¡Sonreímos por contagio! Y si esto nos pasa a nosotros, ¡cuanto más a Cristo!

¿Te imaginas la sonrisa de Jesús? ¿Cómo sería su rostro cuando veía sonreír a los discípulos o a María? ¡Pues así sigue siendo cuando te ve sonreír a ti!

El amor se ensancha cuando ve feliz a la persona amada. Y Cristo lo da todo por ti, por que seas feliz. Él ha derramado toda su sangre por ti, ha resucitado y vive contigo cada instante de tu día. Él siempre luchará a tu favor… y te regala mil detalles en tu jornada, mendigando tan sólo una sonrisa.

Hoy el reto del amor es robar sonrisas. Pero, antes de eso, te invito a “dejarte robar”: pídele a Cristo unos ojos nuevos para ver todas las cosas con las que quiere sorprenderte, ¡que hoy tu sonrisa hacia Él sea tu acción de gracias! Y, a lo largo del día haz una cosa inesperada y extraordinaria para sorprender a alguien. Puede ser preparar un postre, dejar un mensaje de cariño en el volante del coche… ¡o saludar a los niños con una guerra de cosquillas! Te aseguro que hoy tendrás muchas sonrisas para regalarle al Señor. ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: ¿que crema usas?


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¿QUÉ CREMA USAS?

No sé si te cuidarás las manos muy a menudo; la verdad es que, entre la falta de tiempo, que a veces no hay cremas, y que en ese sentido soy un poco descuidada… lo hago muy de vez en cuando.

Pero ayer, justo antes de bajar al Rosario, encontré por el camino un bote de crema y me eché en las manos. Llegaba justa y no podía detenerme, así que me dediqué a extenderme la crema por el camino. Frotaba y frotaba, pero no había manera de que mis manos absorbiesen la capa blanca-grasienta que las recubría. Para colmo, tenía que coger un cuaderno, así que, para que no se manchase, sólo pude hacerlo con la ayuda del codo y el brazo, mientras mantenía las manos en alto. También tenía que cerrar una caja y, al hacerlo, mis dedos quedaron perfectamente marcados.

En el Rosario seguía frotando y nada… y claro, después necesitamos utilizar el breviario para rezar sexta y no pude abrirlo, pues sus finas hojas quedarían marcadas por cercos imborrables…

La crema que nos echamos para tratar a los demás es importante: les tratamos según la crema que nos hayamos echado en las manos. Hay cremas que te hacen llevar las manos en alto con miedo a acariciar, con miedo a amar; otras dejan cerco en lo que tocan, pues no ponen amor en sus palabras; otras suavizan, hacen que se respire un ambiente de paz y de alegría; no echarse crema puede llevar a contestaciones con aspereza que hieren… La crema que nos echamos cada día es importante.

¿Cuál es la crema que quieres tener para tratar a las personas? Según la crema que tengas, vas a dejar un cerco, vas a suavizar…

Jesús siempre tiene un tacto especial para tratar a las personas. Una crema que le lleva a tender la mano y agarrar con fuerza para que nadie se caiga, una crema que suaviza las dificultades; una crema que te hace rejuvenecer cada día llenando cada momento de esperanza; una crema que cura las cicatrices y las heridas.

Hoy el reto del amor es echarte crema en las manos. ¿Qué tipo de crema quieres? Hoy haz un gesto con esa persona que está esperando tu mano impregnada de crema en esa situación complicada. Si quieres una recomendación, la crema que utiliza el Señor se llama AMOR, una crema al alcance de todos y sin fecha de caducidad. ¿La probamos?

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: a ojo


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

A OJO

Cuando vamos de cocina y podemos echar el día, nos gusta preparar a las monjas alguna receta nueva.

Me encanta cuando innovamos con platos originales, pero lo que más me gusta es que siempre nos inventamos algún añadido. Claro, es que las recetas normalmente son para cuatro personas, y nosotras somos quince, y además habitualmente no tenemos todos los ingredientes que se piden en la receta… así que nos lanzamos a “ir a ojo”:

-¿Cuántos calabacines pelamos?
– Pues… esos tres.

  • ¿Y cebollas?
  • Yo creo que con una es suficiente…

Y así elaboramos una receta personalizada.

El otro día, mientras preparábamos una de estas nuevas comidas, me acordaba de las abuelas. Nuestras grandes cocineras, que hagan lo que hagan siempre está buenísimo. Nunca he visto a mi abuela cocinar con receta. Seguramente se la sabe de memoria de tanto hacerlo, pero, aún así, estoy segura de que ellas cocinan “a ojo”. Prueban el guiso y saben perfectamente qué le falta y cómo modificar el sabor.

Me encanta cocinar como ellas, así, “sin medida”, sin un cálculo exacto de cada ingrediente.

Y es que así es el Amor. San Agustín dijo que “la medida del amor es amar sin medida”. Pero esta entrega (que es necesaria) no quiere decir darse sin mirar nada más, ni tampoco ser tonto. Si a un guiso le añadiésemos sal, y más sal, y más sal… sería imposible de comer para nadie.

Amar sin medida es como “cocinar a ojo”. El que guisa así pone en el plato todo su tiempo, su mirada, y no cesa de preguntarse “¿Qué le falta?”. Sólo así puede darle lo que realmente está necesitando, y el resultado es un plato exquisito.

El Amor mira al hermano y comprende su circunstancia. Y, de la misma manera, se pregunta “¿Qué puedo añadir yo?”, y sólo así sabremos cuándo el hermano necesita que se le escuche, o también cuándo necesita sencillamente que se le deje en paz, sin insistirle más. Amar sin medida es mirar al otro, conocerle y darle lo que realmente esté necesitando con total desinterés por nuestra parte.

Hoy el reto del amor es acercarte a esa persona “a ojo”. Mírala, reza por ella y pregúntale al Señor qué puedes hacer tú o cómo puedes mostrarle que estás a su lado. Él, que es el Amor, te concederá querer a esa persona sin condiciones, y después te impulsará a añadir el ingrediente necesario para que el plato esté en su punto.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: debilidad plastificada


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

DEBILIDAD PLASTIFICADA

Ayer estaba acabando un trabajo, ya sólo me quedaba preparar una buena presentación. Hice el diseño y me fui a la impresora. Cogí el papel que había salido… y la verdad es que estaba bonito, pero era un papel muy fino, muy débil, no daba consistencia.

Me puse a pensar: “Bueno, pues meto una cartulina a la impresora”, pero, como la cartulina es mucho más gruesa, la impresora no era capaz de cogerla de la bandeja.

Seguí buscando soluciones… y al final se me ocurrió que lo mejor era plastificar el papel impreso. ¡Realmente así quedó genial!

El papel, su debilidad, quedó protegida, y además se fortaleció. Me quedaron unos marcapáginas preciosos.

El papel me hizo pararme al descubrir qué débil era. No podía ser fuerte en sí mismo, y así somos nosotros. En nuestra vida… ¡cuánta debilidad tenemos! Cuántas veces queremos amar y no podemos, no hay manera de sacar ese rencor de nuestro corazón; o queremos acoger y nuestros brazos no se abren… Nos damos cuenta de que en nosotros no hay fuerza, somos ese papel frágil, necesitamos que nos recubran, nos den calor, y así seremos fuertes. Y esto es la oración: cuando tú tratas a Jesús en la oración, lo que Él hace es plastificarte con su amor.

En la oración, lo que hacemos es dejarle a Jesús ser fuerte en nosotros, dejarle el protagonismo de nuestra vida en Sus manos. Son su perdón, su amor, su misericordia, su amabilidad, sus sentimientos los que te plastifican y, desde ahí, ya estás listo para ir a los hermanos, para empezar una jornada en la que descubrirás que tú ya no tienes que ser fuerte, sino que Él es fuerte en ti.

Hoy el reto del amor es entrar en una iglesia y dejarte plastificar, déjale tu vida en Sus manos. Haz esta pequeña oración: “Hola, Jesús, aquí me tienes, a tus pies. Te entrego todo lo que soy y lo que tengo. Te entrego a todas las personas que tengo en mi corazón. Te pido que me des el don de poder vivir de Ti, dame tus sentimientos: que pueda amar como tú amas, perdonar, dar la mano. Que hoy no sea yo quien viva, sino que seas Tú quien viva en mí. Amén”. Y, si puedes, busca una Eucaristía.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: conquistados en sólo un movimiento


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CONQUISTADOS EN SÓLO UN MOVIMIENTO

La cosa empezó de la forma más sencilla: un leve picorcillo en el ojo. De forma casi inconsciente, me llevé la mano a la cara y me rasqué con suavidad. Un pequeño gesto… pero un fatídico error.

Un instante después, el picor había crecido considerablemente. Era inevitable rascarse… y cada vez el picor crecía y se hacía más insoportable. ¡Poco más tarde, ya sentía que me ardían los ojos! Acabé delante de un grifo, lavándome con agua fría ojos, cara y manos…

“Qué cosa más tonta”, pensaba, “¡y todo por un pequeño movimiento!”

Justo entonces, el Señor me iluminó que… ¡así es como suele actuar Él!

Suele presentarse más o menos suavemente, como aquel primer picorcillo. A veces es un sentimiento de paz, otras veces es curiosidad… y, en el momento en que aceptas, en que das un paso hacia Él, ¡ya te ha conquistado! Como dice el refrán, “comer y rascar, todo es empezar”.

Sí, porque, cuanto más conoces a Jesucristo, más quieres conocer de Él, más quieres sentirle en tu vida, más deseas descubrir su Presencia… Cuando pruebas un poco de su amor, ¿cómo dejar de “rascar” en busca de más? Y, sí, al final no te arden los ojos, ¡te arde el corazón!

Jesucristo, como el picor, te deja totalmente libre, ¡pero se vuelve irresistible!

Hoy el reto del amor es “rascar”, dar un paso más hacia el Señor. Te invito a que, a lo largo del día, busques algo que te hable de Cristo: puede ser un buen libro, un comentario al Evangelio, escuchar una charla… Pídele al Señor que te guíe hacia lo que Él quiera. Disfruta dedicándole esos minutos, ¡y experimenta el fuego que crece en tu interior! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: no te pongas tan serio


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

NO TE PONGAS TAN SERIO

Estábamos paseando por la  huerta con Jubi cuando, de repente, vimos que se detenía frente a una puerta y empezaba a ladrar sin parar.

Era un ladrido de alarma, como si alguien estuviese al otro lado. Abrimos la puerta y nada, no había nadie… La cerramos, y de nuevo empezó a ladrar. Ahí nos dimos cuenta que era ella la que se reflejaba en el cristal y que se ladraba… ¡a ella misma!

Cuántas veces nosotros ladramos por dentro porque nos dicen o no nos dicen, porque nos miran o no nos miran, porque no nos tienen en cuenta… ladramos porque enseguida nos sentimos lastimados y ofendidos, y es un reflejo que no es la realidad pues, al otro lado de la puerta, no hay nadie; sólo un reflejo de nuestros miedos e inseguridades.

El problema (como le pasó a Jubi), es que nos tomamos muy en serio. A veces vemos todo como una amenaza, y nos falta ese sentido del humor que hace que nos riamos de nosotros mismos.

Mira tu reflejo, mira tus meteduras de pata, tus miedos, pero… ¡con una sonrisa! Con sentido del humor: convierte tus “ladridos” en risa. Trata de reírte de ti mismo y verás que muchos signos de tristeza y culpabilidad de tu interior se desvanecen al verte humano.

Cuando te ríes de ti mismo, todo ocupa su lugar: te das menos importancia, dejas que Cristo ocupe su lugar en tu vida, y dejas que Él llegue donde tú no llegas. Lo único importante será vivir confiando como un niño: cada día camina con sus traspiés, pero siempre tiene cerca los brazos de sus padres para levantarle. Deja que ese reflejo de ti que te asusta se desvanezca con la alegría de saberte plenamente amado.

Hoy el reto del amor es que trates de verte de una manera menos seria y sonrías por dentro y por fuera. Sonríele a las personas que hoy encuentres en tu camino. Riéndote de ti mismo, descubrirás que tus propios asuntos no son los más importantes y te abrirá el corazón a descubrir a los demás.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: obra de sus manos


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

OBRA DE SUS MANOS

Hace unos días íbamos paseando por la huerta y, de pronto, Joane señaló un conjunto de árboles, que estaban iluminados por la luz del atardecer. Parecían una preciosa paleta del color verde, ¡era todo un espectáculo de luz y de colores!

Es verdad que eran todos árboles, pero cada uno de ellos era de un color verde diferente, no había dos iguales.

Nos encantó ver aquel paisaje y, mientras subíamos hacia el Noviciado, Lety nos iba comentando que, igual que a los árboles, Dios nos ha creado a todos. Que todos somos iguales, en el sentido de que todos somos personas, pero, a la vez, somos diferentes, porque a cada uno nos ha hecho con unos dones, y no hay dos personas iguales.

Y es cierto: cuántas veces nos gustaría que aquella persona pensara igual que yo, y nos gustaría cambiar su forma de ver las cosas; o aquellas veces que nos deslumbran los dones de una persona, y nos da por compararnos, deseando poder hacer o poder llegar a ser como él o ella…

Pero, al ver aquel impresionante paisaje, comprendimos mejor que Dios nos ha querido crear a cada uno de un color y, por ello, no tenemos que empeñarnos en parecernos a alguien, o en que los demás cambien a mi gusto, sino que tenemos que descubrir mejor cuál es la riqueza que Él ha puesto en nosotros, para que podamos dejar salir la vida que Él nos ha dado.

Hoy el reto del amor es ser diferente. Hoy deja en Cristo las comparaciones que te puedan surgir, y deja en Sus Manos a las personas a las que te gustaría cambiar. Hoy, sencillamente, haz lo que sabes hacer, saca el color que Nuestro Creador ha puesto dentro de ti. Sólo así tu entrega será de amor y, además, disfrutarás de cada cosa que hagas, sabiendo que eres una obra de Sus Manos.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!