Reto de amor: mensajes en cristales


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

MENSAJES EN CRISTALES

Ayer por la noche, al volver de cenar, pasamos por la galería del Noviciado. Se llama así porque es un pasillo que tiene grandes ventanales que dan al exterior, y desde ella siempre vemos la huerta, los árboles, el cielo… pero ayer… nada, no se veía nada.

Los cristales estaban totalmente empañados del contraste de temperatura, y una capa blanca los recubría. Al verlos, al principio nos quedamos paralizadas, pero, en cuestión de segundos, nuestras manos se avalanzaron hacia ellos y empezamos a escribir mensajes, a dibujar caras sonrientes, a pasar la mano de un cristal al siguiente… y, al poco rato, ¡de nuevo se veía al otro lado la luz de la luna y las copas de los árboles meciéndose!

Ahora tienes ante ti esa situación que ves empañada; sabes que algo hay al otro lado, pero ante ti, de momento… el cristal está cubierto por una capa blanca que no te deja ver. A veces sientes que el no ver te desespera, que la situación de debilidad o incertidumbre por la que pasas no te dejará nunca ver de nuevo aquello que hay al otro lado.

Sin embargo, son sólo unas partículas las que cubren tu cristal, la realidad sigue estando ahí, ¡es maravillosa! Sólo hay que pasar la mano por el cristal. Saltar el pesimismo, la rebeldía que en tantos momentos te invade, y dejar que tu corazón escriba desde la Felicidad.

¿Y cómo hacerlo, cómo acercarte? A veces da miedo descubrir qué hay detrás, ¿verdad? Tienes razón, pero no estás solo, deja que Cristo te acompañe. Desahoga tu corazón en Él, no tengas miedo y deja que te muestre todo aquello que hay detrás de lo que ahora sientes tan empañado en tu vida. Deja que dibuje a modo de confianza Su esperanza y Su alegría en tu corazón.

Hoy el reto del amor es que dibujes en los cristales. Cuando veas un cristal empañado en otra persona “escribe algo”. Pídele al Señor una palabra de aliento para esa persona o para ti mismo. Que hoy no nos quedemos en el vapor de agua, sino en aquello que nos muestra el cristal. Deja que Cristo te vuelva a llenar de ilusión y esperanza.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor: patinete eléctrico


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

PATINETE ELÉCTRICO

Hace unos días, entró un muchacho por la puerta del locutorio montado sobre un patinete eléctrico. Aquel aparato me encantó y, aunque nos sentamos a charlar con su familia, él estaba de pie con su patinete. Me parecía genial cómo se movía, cómo giraba…

Y pensé: “Tiene que ser súper fácil y divertido”.

Después de un rato, Alejandro nos preguntó que si queríamos probarlo y, por supuesto, todas dijimos que sí.

Nos explicó que, para empezar, la que se subiese en el patinete, debía apoyarse en dos hermanas, una a cada lado, hasta coger el equilibrio. Una vez encima, sólo había que cambiar la postura corporal moviendo el propio peso, y el patinete se pondría en marcha sólo. Osea, simplemente con inclinarse un poco hacia delante, se pondría a andar sin problemas.

Toda decidida me subí… ¡No te puedes imaginar qué difícil es! Lo primero, repartir bien el peso para no caerse, para poder inclinarse y que el aparato se ponga en marcha. Lo cierto es que no pude en ningún momento soltarme de las dos que me agarraban y, cuando tuve que bajarme, casi acabo en el suelo. En fin, algo que parecía súper fácil… era súper complicado.

Cuando llegué a la oración me di cuenta de que, cada mañana, el Señor nos regala un patinete eléctrico… ¡pero hay que ver la cantidad de equilibrio que tenemos que hacer para conseguir que funcione! Que si aprender a ser prudentes y frenar a tiempo; que si  ahora tienes que ponerte de lado para no meterte en líos…

Cuántas piruetas para mantener el equilibrio. A veces pensamos que la vida es fácil, pero es un verdadero equilibrio lo que tienes que hacer para no perder la paz.

Una de las huellas del Espíritu es la paz. Pero, ¡qué frágil es y con qué facilidad la perdemos! Jesús, cuando se aparece a los discípulos después de su Resurrección, lo que más dice es: “La paz con vosotros”.

Si te dejas, hoy Jesús quiere darte su paz; a ti te pide que no pierdas la esperanza si pierdes el equilibrio… Cristo no quiere que te quedes caído, te ofrece su mano para levantarte; su hombro, para que te apoyes en Él, ¡y puedas mantenerte en pie en el patinete eléctrico de tu jornada!

Hoy el reto del amor es pedirle a Jesús no perder la paz en este día y, si la pierdes, pídele volver pronto a recuperarla.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: pequeño imprevisto


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

PEQUEÑO IMPREVISTO

Antes de que comenzase el trabajo de la mañana quería salir un rato a la huerta. A toda velocidad me quité el hábito, busqué en el armario una camiseta limpia, el jersey, me puse la bata de trabajo… ¡y a volar hacia la huerta!

Lo cierto es que, mientras bajaba las escaleras percibí un olor desagradable, pero no le di importancia. Ya en la huerta, aquel olor me perseguía.

-Qué raro… ¿qué será lo que huele tan mal?

Olisqueé el jersey, la bata de trabajo, el velo… todo estaba limpio. Y, de pronto:

-¡¡La camiseta!!

Resulta que la había lavado, pero, como no me daba tiempo a tenderla, la dejé hecha una bolita en un cubo. Luego se me olvidó y, cuando fui a buscarla, ya se había secado, así que la doblé y la guardé en el armario. Lo que no pensé es que se había quedado con un horrible olor a plástico, humedad… ¡un aroma de lo más extraño!

Realmente, hay cosas que, cuando las dejas en espera, ¡se estropean!

Y así nos pasa también con el Señor. Cristo, a lo largo del día, susurra a nuestro corazón detalles, gestos que podemos tener con los de nuestro alrededor: llamar a cierta persona, sorprender con un café, pararse a saludar a ese compañero…

Son como leves ideas o suaves toques en el corazón, que podemos seguir… o podemos sacudirnos la cabeza con un “qué tontería”. Es un regalo del Señor descubrir esos susurros, ¡y es otro regalo animarse a seguirlos!

Cristo conoce el interior de cada persona. Si te ha puesto en el corazón llamar a alguien, ¡es que es en este momento cuando te necesita! Y Cristo cuenta contigo para que seas su instrumento.

Hoy el reto del amor es estar disponible. Te invito a que hoy le pidas al Señor que te dé un oído fino para percibir una de sus invitaciones a lo largo del día. Y, sobre todo, ¡pídele el don de no dejarLe en espera! Pon el día en manos de Cristo, ¡y déjate sorprender con lo que Él quiera proponerte! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: buena idea


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

BUENA IDEA

Ayer estábamos entre dos intentando terminar una pulsera, ¡pero no había manera!

Tan sólo se trataba de conseguir introducir un hilo especial por cada uno de los dos agujeros que tenía la medalla, pero pronto nos dimos cuenta de que esos agujeros eran demasiado pequeños.

Primero lo intentamos una y otra vez sin más; después, tijeras en mano, le hicimos un corte en diagonal al hilo, a ver si haciendo la punta un poco más fina conseguíamos que entrase por los agujeros; después vino el mechero… pero nada.

Al fin dijo Lety:
-Vamos a hacer los agujeros más grandes.

Y, sin pensarlo dos veces, cogimos el dremell (un taladro para miniaturas) y… ¿cuál fue el resultado? Pues que en menos de dos minutos ya se habían ensanchado los agujeros. No mucho, tan sólo una pizca para que aquel hilo pudiera entrar por ellos.

Al final nos quedó una pulsera muy bonita, y una vivencia que me dejó huella. Sí, porque me daba cuenta de cómo en muchas ocasiones mis agujeros son demasiado estrechos para que pasen los demás: cuando no sé escuchar sus opiniones, cuando lo que me ofrecen pretende sacarme de mi comodidad, cuando mi entrega es un poco pobre, o cuando prefiero que sean ellos los que cambien para entrar por mis esquemas…

Sin embargo, ya he experimentado mil veces que ahí no está mi felicidad. Y es que Cristo nos ha dado hermanos precisamente para eso, para que salgamos de nosotros mismos y podamos amar, para que, abriéndoles paso, descubramos que sólo el que ama es feliz. Ése es el regalo que Cristo nos hace: el amor, hermanos a quienes amar, la felicidad.

Hoy el reto del amor es ensanchar tus agujeros para que entren los demás. Toma la determinación de ser feliz, y el Señor se ocupará de regalarte, paso a paso, lo que llenará tu corazón.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: baño de multitudes


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

BAÑO DE MULTITUDES

Ayer por la tarde, al entrar a Vísperas, nada más poner un pie en la iglesia, una de las novicias comentó:

-¡Madre mía, qué de gente!

Miré hacia los bancos, pero no, no estaban muy llenos. Entonces miré hacia el altar y me encontré con un montón de reliquias doradas. ¡Es la fiesta de Todos los Santos!

Durante el rezo de Vísperas, me quedé mirando las reliquias. Justo en ese momento estábamos en mitad del cántico del Apocalispis: “¡Alabad al Señor, sus siervos todos, pequeños y grandes!”

Efectivamente, al pie del altar, se nota mucho que cada reliquia es de una forma y tamaño distinto al resto. Igual sucede con nosotros: cada uno somos diferentes, ¡pero todos estamos llamados a la santidad!

En la oración recordé una anécdota que cuentan de la Madre Teresa de Calcuta. Al parecer, le preguntaron: “¿Qué es lo contrario a la santidad?”. Tal vez lo lógico sería responder ‘el pecado’, pero Teresa de Calcuta contestó: “Lo contrario a la santidad es la frustración”.

Cada cristiano está llamado a la santidad, ¡tú estás llamado a ser santo! Pero no pienses que los santos son aquellas personas que no se equivocaron nunca, intachables, sin mancha… Si la santidad fuese eso, habría que hacer un gran recorte en el santoral…

La santidad no es hacer grandes obras por el Señor, sino dejar que el Señor haga obras grandes en ti. La santidad es ponerse en manos de Cristo y confiar ciegamente en Él.

Cristo ha soñado una historia de salvación para ti, una historia escrita con su amor. Sólo necesita que quieras seguir su camino, que estés dispuesto a levantarte tras cada caída, que al final de tu jornada te vuelvas a Él. Tu historia es única. La historia de santidad que Cristo quiere escribir contigo, también.

Hoy el reto del amor es que des la mano a tus hermanos mayores. Te invito a que hoy, en tu oración, leas la vida de tu santo, o que ores con los escritos de tu santo o santa favorito. Su historia, como la tuya, es única, pero su fuego contagiará el tuyo.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: una carrera diferente


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UNA CARRERA DIFERENTE

Me hubiese gustado que la introducción del reto de hoy no llevase mi nombre. Resulta que, el otro día, sor Puri (la mayor de la Comunidad), me dijo toda entusiasmada: “¡Esto es de reto!”, pero, por más que le he insistido en que lo escriba, no ha habido manera. Así pues, aquí voy yo…

Estábamos las dos juntas poniendo la mesa. Sor Puri empezó a compartirme un montón de cosas que había leído y que le habían gustado.

-¿A que es bonito? -me preguntaba- ¡A mí me ha ayudado mucho! Tienes que decírselo a la gente, ¡esto es de reto!

En esto nos encontramos con Israel y Joane. Sin perder ocasión, sor Puri, rápidamente, se puso a compartirlas lo que tanto le había ayudado.

Se trataba de una meditación sobre los apóstoles Pedro y Juan, cuando, tras la muerte de Jesús, van corriendo al sepulcro por aquel aviso: “¡Se han llevado al Señor!”

Los dos corren a la tumba, pero su carrera es diferente.

Pedro va casi como policía: ¡quiere resolver el robo! Él, que tantas veces había querido ser “el salvador del Salvador”: ante el anuncio de la Pasión, respondió al Señor ‘no lo permitiré’; cuando Cristo dice que van a dejarle solo, rápidamente contesta ‘yo te seguiré hasta la muerte’… Un corazón grande el de Pedro, quería amar con locura al Señor, pero aún le faltaba descubrir lo mas importante: dejarse amar por Él.

Juan, en cambio, corre con el corazón encendido en la esperanza de la promesa. Él se llama a sí mismo “el discípulo amado”, ¡se sabe amado por Jesús, y eso es lo importante para él! Y éste es el que llegó primero…

No puedo compartirte mucho más, pues, llegados a este punto, sor Puri se emocionó…

Me impresionó un montón el afán de sor Puri por compartir a todos lo que a ella le había llevado al Señor. A sus ochenta y tantos años, ¡sigue buscando a Cristo con el corazón encendido! Y su mayor afán era hacernos ver que “se llega antes dejándose amar por el Señor”… Claro, un corazón que ha sido tocado, un corazón enamorado, ¡tiene alas!

Hoy el reto del amor es que te dejes querer por Cristo. Te invito a que, en tu rato de oración, hoy repitas 10 veces “Soy infinitamente amado por Cristo”. ¡Pídele creértelo de corazón! No hay nada que puedas hacer para que Cristo te ame más (¡pues ya te ama hasta el infinito!), ni para que te ame menos (¡pues te ama con locura!)… Sorpréndete, disfruta, ¡y deja que tu corazón vuele para compartir este amor con los demás! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: sorprendente


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

SORPRENDENTE

La verdad es que me encantan las plantas raras, los cactus y los bonsáis. El otro día, una persona vino a vernos, y me regaló una bolsa de color rojo envasada al vacío. Al tocarla, parecía una bola dura.

Me dijo:
-Ábrelo.

Lo abrí y me encontré una bola prensada de hojas secas. Lo cierto es que pensé:
“¿Qué será esto?”

Ella sólo hacía que reírse al ver mi cara; me dijo que trajera un recipiente con agua. Fui a por él. Entonces me dijo que dejara caer la bola dentro. Yo, la verdad, es que por esa bola no daba nada…

De repente empezó a abrirse y salió de dentro una flor preciosa. Me impresionó muchísimo, porque, a aquella bola, que era algo duro y desagradable, el agua le hizo ablandarse y sacar de dentro lo mejor que tenía.

Durante la tarde, no salía de mi asombro al pensar cómo dentro de nosotros tantas veces hay verdaderas maravillas y, en cambio, hacia fuera sale una máscara de dureza. Qué difícil es ser tú mismo, cuántas veces nos protegemos.

A menudo tiendo a quedarme en la apariencia de esa persona dura, y no soy valiente para dar el primer paso y ofrecerle agua para que pueda sacar lo mejor.

Yo, en mi vida, cuando más feliz he sido, ha sido cuando he sido yo misma, cuando apuesto por el amor que hay dentro de cada persona que me mira a los ojos. Pero el miedo a lo desconocido muchas veces nos paraliza, nos quedamos en el miedo a sentirnos juzgados, a sentirnos rechazados o abandonados.

Pero, mirando mi planta (que no salgo de mi asombro), te digo que Cristo te ama, que ha puesto un tesoro en tu interior, y es tu capacidad de amar. No renuncies a amar, que el amor es lo que te va a hacer feliz. Jesús te ha creado con una planta dentro; déjala salir, no tengas miedo al agua, ese agua viva que es Jesús va a sacar de ti lo mejor.

Hoy el reto del amor es que, con una persona, seas tú mismo, que no te protejas, que no te defiendas, que le hables desde tu interior, que dejes que vea la extraordinaria planta que llevas dentro, que esa persona pueda disfrutar de la maravilla de tu interior. Vive ese rato desde lo que realmente eres, no desde lo que los demás te piden que seas.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor:sin memoria


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

SIN MEMORIA

Últimamente me fijo un montón en Jubi. Muchas veces se intenta salir con la suya: colarse en el monasterio, de un salto quitar la merienda a la monja que pasea, robarnos las pinzas de tender y morderlas hasta destrozarlas… así que, entre unas y otras, últimamente se está llevando más de una reprimenda.

El otro día, sin ir más lejos, se nos “coló” en el Noviciado. Debió de pensar que la sala era un baño público… y ya puedes imaginar lo que vino después. Total que, por nuestra reacción, entendió que no había hecho bien, y salió corriendo escaleras abajo.

Te preguntarás que qué observo en todo esto, y es que, después de que la hubiese liado o tras una regañina, iba donde ella y Jubi estaba como si nada hubiese pasado un rato atrás. ¡Tiene memoria a corto plazo!

Esa actitud de Jubi me impresiona, porque las personas, cuando nos equivocamos o actuamos mal, somos los primeros en juzgarnos, y muchas veces lo hacemos bastante duro. No sólo corremos escaleras abajo, sino que nos culpabilizamos hasta el punto de castigarnos a nosotros mismos. Tenemos mucha memoria con nuestros errores. En nuestra vida de fe, un error nos puede llevar a no volver a entrar en la iglesia y, si lo hacemos, son los últimos bancos los que ocupamos, como si de esa manera nos librásemos de una buena reprimenda. Dudamos tanto del Amor incondicional…

Cristo está ahí por ti y para ti, ha muerto y ha resucitado por ti. Sabe de tus heridas, de tus traspiés, y no se ha quedado entre nosotros en la Eucaristía para reprocharte nada; al contrario, es tu debilidad la que le hace estar ahí para que te puedas dejar abrazar, para que puedas dejar en Él todo aquello que tanto te pesa y llevas años arrastrando.

Hoy el reto del amor es que no corras escaleras abajo. Entra en una iglesia y siéntate en los primeros bancos. Vuelve a Él, déjate abrazar tal y como estas. No te muevas hasta que sientas la paz que tanto anhela tu corazón y puedas olvidar como Él olvida, perdonarte como Él te perdona; y, si lo sientes, busca un sacerdote al que puedas abrir tu corazón.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: en lugares insospechados


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

EN LUGARES INSOSPECHADOS

El otro día vino una amiga de la Comunidad a visitarnos y a darnos una pequeña charla. Es una especialista de la Virgen de Guadalupe, pero, con motivo del centenario de las apariciones de Fátima, este año se ha dedicado a profundizar en todo lo referente al santuario de Portugal.

En la charla nos habló de Lucía, la mayor de los tres pastorcillos. ¡Fue muy interesante, nos tuvo a todas súper atentas! A cada paso iba comentando anécdotas o hechos curiosos, que me sorprendieron muchísimo. Éste fue el que más me gustó:

Un día (años después de las apariciones de la Virgen) mandaron a Lucía a tirar la basura. En esto se encuentra con un niño. Ella le pregunta que si sabe el Ave María. El pequeño dice que sí, pero, cuando la monjita le pide que lo recite, guarda silencio. Lucía dedica un buen rato a decir varias veces la oración con el niño y le indica que debe hacerlo así todos los días.

Tiempo después, enviada de nuevo a tirar la basura, Lucía vuelve a encontrarse con el pequeño.

-¿Qué? -le pregunta sonriente- ¿Has hecho lo que te dije?

A lo que el niño responde:
-¿Y tú? ¿Has hecho lo que te dijo mi Madre?

Entonces descubrió que el niño resplandecía… ¡era el Señor!

Imagínate el sofocón de Lucía: “¡Ay, Madre! ¡He dado catequesis al Niño Jesús!”

A parte de lo impresionante y simpático de la anécdota, hubo un detalle que me llegó al corazón: las dos veces se encontró al Niño… ¡cuando iba a tirar la basura!

Si me dijesen que iba a la capilla, o que salía de rezar el rosario, ¡qué sé yo!, algo un poco más místico… pero no, encuentra al Señor cuando hacía algo de lo más ordinario: tirar la basura. ¿A quién no le ha tocado alguna vez llevar la bolsa?

Creo que es una prueba más de que Cristo permanece siempre a nuestro lado, su amor no se aparta jamás de nosotros. Y las tareas sencillas parecen ser sus favoritas…

Hoy el reto del amor es buscar al Señor en lugares insospechados. Te invito a que hoy hagas una tarea en casa, de ésas habituales y poco glamurosas… pero hoy hazla con una sonrisa, mirando al Cielo: “Señor, hoy hazlo conmigo”. ¡Abre los ojos y descubre su Presencia! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: causalidades


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¿CASUALIDADES?

Ayer, durante la oración de la tarde, estaba intentado acabar un reto, pero no me convencía del todo, no acababa de saber expresarme. Así que, en ésas, levanté la mirada hacia el Sagrario y le dije al Señor: “Señor, tú sabes más. Este reto no acaba de salir, así que lo dejo… pero, ¿tienes pensado otro reto para mañana?”

Así permanecí en silencio unos segundos, hasta que la hermana que está sentada justo detrás de mí, me dio un golpecito en el hombro. Me volví. Ella, mientras extendía el brazo para darme mi capita, me dijo:

-Te la acaban de bajar, póntela, que hace frío, no vayas a cogerte algo…

Me brotó una sonrisa e inmediatamente me puse la capita. Y es que, con ese gesto de amor, el Señor me estaba dando respuesta al diálogo que habíamos tenido justo en aquel momento. ¡Ahí estaba el reto!

El Señor siempre contesta nuestras preguntas, lo que sucede es que unas veces, sencillamente, no esperamos hasta escuchar su respuesta; y otras veces su respuesta llega, pero nos dejamos confundir llamándola “casualidad”.

La “casualidad” es como una venda que nos cierra los ojos para no ver más allá. Éste fue uno de los grandes cambios en mi vida tras tener mi primer encuentro personal con Cristo. Y es que, cuando cambias tu lenguaje, comienzas a creer que es real, que no existen las casualidades, que detrás de todo lo que te sucede está Cristo cuidando de ti. Ni un solo segundo de tu día pasa desapercibido para el Señor. Tú eres importante, muy importante para Él, y Su tarea es hacerte feliz, que puedas participar de Su Felicidad.

Cuando comprendes en el corazón que no hay casualidades y que Él siempre está contigo, las cosas cambian de rumbo: caes en la cuenta de que Cristo sí que te escucha, y sí que te responde; lo que ocurre es que muchas veces son nuestros oídos los que aún no saben distinguir Su voz…

Hoy el reto del amor es cambiar el lenguaje de las “casualidades”. El papa Benedicto XVI dijo una vez: “¿Cómo se empieza a creer? Creyendo”. Hoy haz tú también la prueba, y comienza a abrirte a la posibilidad de que eso que te sucede no es casualidad. ¡Te sorprenderás! Y tu vida se convertirá en una aventura.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!