Reto de amor: ¿espacio mínimo, reducido… o suficiente? 


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¿ESPACIO MÍNIMO, REDUCIDO… O SUFICIENTE?

Hace unos días las novicias me hicieron un regalo. Ellas saben que me encantan los cactus y los bonsáis, así pues, quisieron regalarme un captus original y que le pudiera llevar conmigo.

Y la verdad es que me sorprendieron… Metido en un bote pequeño de plástico, con tres agujeros arriba para que tenga oxígeno, abajo un poco de tierra, y ahí tenemos a nuestro cactus-llavero la mar de feliz.

Es impresionante ver cómo se ha hecho al espacio que tiene y ahí está creciendo, realmente es admirable su capacidad de adaptación. Al mirarle, pensaba: “Puede crecer porque no se rebela, no pide un espacio más grande, ni más tierra, ni más sol, sólo vive”.

En la oración, con Jesús, me di cuenta de que Él es el que realmente se ha adaptado a nosotros: siendo Dios, se ha hecho hombre para hacernos a nosotros hijos de Dios. Y Jesús se adaptó a todo: una familia, un trabajo, una aldea, unos amigos… Él aceptó ser hombre con todas las consecuencias. Se adaptó totalmente a nosotros para que nosotros tengamos vida.

Y lo que más me impresiona es que Jesús se adapta a nuestra debilidad. Cristo nos entiende profundamente, sabe de nuestra incapacidad para poder amar, para poder perdonar, para poder entregarnos… Cristo se adaptó a nuestra debilidad y dio su vida en la Cruz para poder destruir el aguijón de muerte, para que, con su Resurrección, tú y yo tengamos vida, y podamos ser felices en nuestra realidad. Él te ama, y quiere que vivas feliz.

Hoy el reto del amor es pedirle al Señor unos ojos nuevos para adaptarte a la situación que estás viviendo. Deja de lado lo negativo y hoy fíjate en lo positivo, en lo bueno que tienes. Y hoy dedica diez minutos de tu tiempo a alguien de tu entorno, adáptate a lo que necesite, a lo que esté viviendo.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor: nómada


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

NÓMADA

La campana tocaba a Vísperas. Una vez más, iba tarde.

A galope tendido entré en mi celda, dispuesta a cambiarme, pero…

-¡Ay! ¡Que no tengo ropa!

Habíamos estado trasladando el armario a la celda de Comunidad, por lo que había tenido que sacar todo. Salí corriendo a la sala, donde había dejado el hábito.

A toda velocidad entré en mi celda y…

-¡¡Ay!! ¡¡Que no tengo perchas, ni cama, ni nada!! ¿Dónde dejo todo?

Cargada aún con la ropa, volví a la sala, donde me agencié una silla y la metí en la celda.

Unos segundos después, crucé corriendo la galería hacia el baño… con la ropa todavía en brazos.

-Pero, Sión, ¿dónde vas y aún sin vestir? ¡Que no llegas a Vísperas!

-¡¡¡Aaaaaaaayyyyyy!!! ¡¡¡Que no tengo puertaaaaaa!!!

Claro, la habíamos tenido que quitar porque, si no, no había forma de sacar el armario…

Nunca me había fijado en lo imprescindible de ese detalle: había arreglado todo lo demás, ¡pero, sin puerta, no servía de nada!

Ya más tranquila, en la oración, el Señor me sacó una gran sonrisa al recordarme aquella frase: «Yo soy la puerta». ¡Y es verdad, Él es lo realmente imprescindible!

Una puerta es señal de hogar: podemos tener muebles muy diferentes, pero todas las casas cuentan con su puerta. La puerta de tu hogar da confianza, pues sabes que se abrirá ante ti; y da seguridad, porque no dejará pasar a los extraños. Tu puerta te acoge, te protege. ¡Pues eso es todo lo que quiere ser Cristo para ti! Él es la puerta… ¡en Su corazón encontrarás tu hogar!

Y, si piensas que no es así para ti, recuerda aquellas palabras de Jesús: «Al que venga a mí, no lo echaré afuera» (Jn 6, 37), o «Al que llama se le abre» (Mt 7, 8)… ¡Créeme, Cristo es realmente “tu” puerta!

Hoy el reto del amor es poner la mano sobre la puerta de tu casa. Al salir o al llegar de trabajar, al ir a abrir la puerta, tócala. Date aunque sea unos segundos para recordarte que Jesús es la Puerta, ¡una puerta siempre abierta para ti! ¡Que hoy la puerta de tu hogar sea una invitación para orar! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: felicidades


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

FELICIDADES

Ayer, mientras estábamos en Vísperas, comenzamos a escuchar música, el sonido de las atracciones que tienen puestas en la plaza, las pruebas de los micrófonos del escenario que está en nuestra puerta, el barullo de la gente que pasea…

“¡Comienzan las fiestas!”, pensé. Y es que nuestro pueblo de Lerma celebra sus fiestas en este día en honor a María.

Así que, mientras rezábamos acompañadas por aquellos sonidos de fondo, miraba a María, y entonces fue cuando caí en la cuenta de que lo que estamos celebrando es su cumpleaños.

¡Sí! Hoy, 8 de septiembre, celebramos su Natividad. Hoy es el día en que toda la Iglesia celebra el cumpleaños de la Virgen María.

Y claro, no se puede pasar el cumpleaños de una Madre sin hacerle un regalo. Así que me dediqué todas las Vísperas a preguntarle que qué regalo le podía hacer.

Obtuve pronto una respuesta en mi corazón. Y es que, lo que una madre más desea… es que sus hijos se quieran, que se cuiden entre ellos…

Y para ello, María nos dio la mejor indicación, la que siguió Ella en cada momento de su vida: «Haced lo que Él os diga».

Quizá hoy no sepas cómo amar, qué tienes que hacer, o cómo acercarte, pero Ella señaló al Único que puede hacerlo en ti: Cristo. Él te habita, permanece contigo, y a cada momento te impulsa a no dejar de amar y te indica cómo hacerlo.

Hoy el reto del amor es hacer este regalo a María. Hoy cuida de aquella persona que te pone el Señor: que pueda sentir que contigo puede contar como un hermano.

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Si quieres conocer más sobre nuestra evangelización, el Señor nos ha regalado este artículo que se publicó ayer. Esperamos que te guste,

http://www.alfayomega.es/124437/la-mayor-pobreza-es-no-conocer-a-cristo-dios-nos-llama-a-darlo-a-los-demas

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: una nueva etapa


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UNA NUEVA ETAPA

No sé si habrás tenido un hijo, un hermano o amigo del que hayas vivido de cerca su boda o un un paso importante en su vida; por aquí ya estamos casi en la cuenta atrás del paso de Sión a Comunidad y podemos entender lo que has pasado, pues los nervios se empiezan a sentir.

Ayer estuvimos vaciando su celda para pasar las cosas a la que le tocará ir en Comunidad, y los recuerdos después de ocho años, ¡salían de todos los rincones!

Recordábamos de dónde venía cada cosa, qué momento escondía detrás… Y es que, cuando alguien da un paso, tendemos a mirar los recuerdos que le rodean, los recuerdos que tienen relación con su historia respecto a nosotros, y nos gustaría inmortalizarlos de alguna manera.

Tienes recuerdos entrañables, pero, miras hacia delante… ¿y qué hay? ¿Incertidumbre? ¿Miedos? ¿Lo habré hecho bien como madre? ¿Y ahora qué? Ayer veía recuerdos, pero también veía a Sión que miraba para adelante, que no miraba hacia atrás, y su ilusión fue más fuerte que los tesoros encontrados.

Jesús enseño a sus discípulos a vivir el momento presente, a confiar en que Él les cuidaba y velaba por ellos en cada momento y, si iban de Su mano, todo iba a estar bien. El futuro puede ser incertidumbre y miedo… o ilusión y vida; la diferencia entre uno y otro es la confianza: en ella encontrarás descanso y paz.

Hoy el reto del amor es que sonrías ante esa nueva situación que estás viviendo y que te da vértigo; mira a Cristo y pídele vivir en confianza y acompañar a esa persona en esta nueva etapa.

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Hemos recibido numerosos mensajes preguntando cómo adquirir el libro “Si no puedes perdonar, esto es para ti”. Si estás en España y quieres recibirlo desde nuestro monasterio, manda un correo electrónico a

libroperdondominicaslerma@gmail.com

indicando tu nombre, apellidos, dirección postal (calle, número, piso, letra y código postal) y tu teléfono. Nos pondremos en contacto contigo. Si quieres te dediquemos tu ejemplar, sólo tienes que decirlo. ¡Feliz día!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: fe ciega


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

FE CIEGA

¿Recuerdas mis angelotes, esos que, sólo con el color de la piel, ya necesitaban un médico? Bueno, pues sigo intentando sacarlos adelante.

He terminado de pintarles las alas, los trapos… y, en mi opinión, la cosa no ha mejorado.

-¡Vas muy bien! -me decía Lety.
Pues nada, yo a seguir trabajando la fe…

-¡Fenomenal, sigue así!
Y yo, a continuar fomentando la virtud de la obediencia…

-¡Van estupendamente!
Lo cierto es que comencé a plantearme si Lety estaba dejando de ser objetiva o si es que no quería desmotivarme. ¡Aquello era un desastre evidente! ¿Por qué seguía empeñada en asegurarme que todo iba muy bien?

-Ahora vamos a darles un toque de pintura dorada -me dijo.

Nada más comenzar a aplicarla… ¡¡los ángeles se transformaron!! Los colores se unificaron, las alas resplandecían, los mantos cobraron vida, ¡¡alucinante!!

-¿Ves que es verdad? ¡Han quedado muy bien!

Impresionada por el resultado de este ejercicio de confianza, no podía dejar de darle vueltas en la oración. ¡Así actúa el Señor con nosotros!

Sí, cada uno somos un color diferente, y además, tenemos nuestra propia manera de “pintar”. Podemos estar juntos, pero sin tener nada que ver unos con otros. Son colores “que no pegan”, entre los que se ven muchos huecos blancos: indiferencia, respuestas cortantes, silencios…

Compartir el mismo espacio no hace de nosotros una comunidad. Lo que necesitamos es compartir el mismo corazón, ¡y eso sólo se logra con unas “gotas de oro”, con el Espíritu! Sólo si Cristo toca nuestros ojos veremos a los demás como hermanos, podremos interesarnos por lo suyo, ¡ser uno!

Con Cristo, en las imperfecciones es donde más brilla el amor, y los colores diferentes no se igualan, sino que se hacen armónicos.

Hoy el reto del amor es tener un solo corazón. Te invito a que, en tu oración, le presentes al Señor a todas las personas con las que compartirás tu día. Pídele a Jesús que, en tus conversaciones, hoy brille el oro de su Amor: interésate por quien tienes al lado, no te centres en las diferencias, ¡descubre también en el otro el brillo del Señor! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Hemos recibido numerosos mensajes preguntando cómo adquirir el libro “Si no puedes perdonar, esto es para ti”. Si estás en España y quieres recibirlo desde nuestro monasterio, manda un correo electrónico a

libroperdondominicaslerma@gmail.com

indicando tu nombre, apellidos, dirección postal (calle, número, piso, letra y código postal) y tu teléfono. Nos pondremos en contacto contigo. Si quieres te dediquemos tu ejemplar, sólo tienes que decirlo. ¡Feliz día!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: la ayuda necesaria


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LA AYUDA NECESARIA

Por las noches dejamos preparados en nuestro sitio del coro los libros que necesitaremos para rezar Laudes por la mañana (ya que, a las 6:30, hay días que del sueño no ves nada…).

Anoche, cuando preparaba los libros, me di cuenta de que hoy es una memoria propia de nuestra Orden, y me puse a leer la reseña:

Día 5 de septiembre: aniversario de los amigos y bienhechores difuntos.

Sí, para nosotras, hoy toda la liturgia es de morado, de difuntos. Esta mañana me preguntaba por qué Santo Domingo puso este día para rezar expresamente por “los amigos y bienhechores difuntos”.

Al llegar al coro, antes de empezar el Oficio, busqué en el breviario propio de la Orden de Predicadores, y me encontré con la siguiente explicación que te comparto:

“La pobreza evangélica querida por Nuestro Padre Santo Domingo como salvaguarda de la predicación de la Orden, hace que debamos contar con la amistad y ayuda preciosas de tantas personas que nos acompañan en nuestra tarea de evangelización con su amistad y con sus bienes. A todos ellos queremos recordar con agradecimiento en este aniversario mediante esta celebración en la que reunimos a nuestros amigos y bienhechores difuntos, que por diversos motivos estuvieron unidos a la Orden y en especial a nuestra comunidad.”

La verdad es que me ha encantado ver el corazón tan grande de los santos, (en este caso, de Santo Domingo), pues ellos siempre tenían en su corazón a las personas que estaban junto a ellos.

Esta mañana, al rezar Laudes, mi corazón disfrutaba recordando a tanta gente que ha pasado por mi vida y me han ayudado con la evangelización, que han apostado y colaborado para que pudiera dar a Cristo, unos con su cercanía y amistad, y otros con sus bienes. Y hoy oraba para que nunca falten personas que se unan a la Evangelización. Dar a Jesuscristo es lo que más feliz te puede hacer.

Hoy el reto del amor es orar por esa persona que ya no está contigo, pero que el Señor te puso para que te ayudase a evangelizar. Hoy pídele al Señor por todas las personas que hemos tenido en nuestro camino y ya están en una vida nueva. Y, sobre todo, en el día de hoy, cuando te encuentres en una encrucijada, pídeles que intercedan por ti.

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Hemos recibido numerosos mensajes preguntando cómo adquirir el libro “Si no puedes perdonar, esto es para ti”. Si estás en España y quieres recibirlo desde nuestro monasterio, manda un correo electrónico a

libroperdondominicaslerma@gmail.com

indicando tu nombre, apellidos, dirección postal (calle, número, piso, letra y código postal) y tu teléfono. Nos pondremos en contacto contigo. Si quieres te dediquemos tu ejemplar, sólo tienes que decirlo. ¡Feliz día!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: de invasión a oración


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

DE INVASIÓN A ORACIÓN

Empiezan las fiestas en Lerma, y el Monasterio está rodeado de peñas, verbenas… Somos jóvenes y, aunque las cosas cambian a un ritmo vertiginoso, he de decir que, en el tema de la música, no andamos mal del todo. Lo pude comprobar ayer a las 5 de la mañana, cuando me despertó la verbena que aún seguía sin descanso.

Intenté volver a conciliar el sueño; imposible. La música invadía mi celda, ¡la hacía retumbar! Y, de repente, una canción que ya conocía y que decía:

“Tenía tanto que darte, tantas cosas que contarte, tenía tanto amor guardado para ti 🎵”…

Uy, me impresionó, era como que el Señor me iba hablando con la canción e iba pasando de invasión a oración. La siguiente: “Yo soy nave, voy navegando, y mi vela eres tú 🎵”… ¡qué bueno para empezar el día!

Y bueno… a las 6.30 tocó la campana, y en la galería nos encontramos todas haciendo el coro y dando gracias por la vocación con una canción que decía: “Siempre he estado pensando cómo agradecerte por hacerme el regalo más grande, más fuerte. Haberme regalado todo lo que tienes. Y sí, es así, es así… 🎵”…

Empecé a disfrutar de esas canciones transformadas en oración. Y es que, por lo general, las canciones hablan de corazones enamorados, ponen palabras a aquello que sentimos y no podemos o no sabemos expresar. Con la música se puede orar, mirar al Señor, decirle aquello que sientes o sentir al Señor hablándote, diciéndote cuánto te quiere.

Hoy el reto del amor es que escuches una canción y la transformes en oración. Seguro que en el autobús, en el trabajo, en el dentista, en las tiendas… escuchas música de fondo, música que puede pasar de “invasión” a oración. Deja que la música te lleve al Señor, que ponga palabras a lo que llevas dentro.

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Hemos recibido numerosos mensajes preguntando cómo adquirir el libro “Si no puedes perdonar, esto es para ti”. Si estás en España y quieres recibirlo desde nuestro monasterio, manda un correo electrónico a

libroperdondominicaslerma@gmail.com

indicando tu nombre, apellidos, dirección postal (calle, número, piso, letra y código postal) y tu teléfono. Nos pondremos en contacto contigo. Si quieres te dediquemos tu ejemplar, sólo tienes que decirlo. ¡Feliz día!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: escucha, Israel.


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

ESCUCHA, ISRAEL

Hace unos días, estábamos Lety y yo en la cocina terminando de fregar las cosas de la comida. Mientras lo hacíamos, estábamos compartiendo, y ella comenzó explicarme algunas cosas de los bonsáis que tiene.

Últimamente le habían regalado algún ejemplar de estos curiosos arbolitos, y me estuvo explicando detalles de lo que había estado estudiando para aprender a cuidarlos.

Estuve escuchándola y me di cuenta de que le gustan mucho. En realidad, ya sabía que le gustaban, pero quizá nunca le había dado importancia, ni me había detenido a escucharla.

Me llenó de alegría descubrir un poco más de ella. Y me daba cuenta de la importancia que tiene escuchar; sentí la gran necesidad que tengo de aprender este arte.

Desde aquel día, el tema de la escucha me ha dado para orar mucho. Y el Señor me ha ido llevando a descubrir que sólo tenemos oídos para escuchar una voz. Y, por nuestra debilidad, nuestro oído suele oscilar entre escuchar a los hermanos y escuchar al Señor, o escucharse a uno mismo.

Y… claro… la diferencia es realmente grande: cuando nos escuchamos a nosotros mismos, descubrimos nuestro lado egoísta, que piensa más en uno mismo y, al final, no te lleva a amar, sino, más bien, a encerrarte en tus propios intereses.

Sin embargo, cuando escuchamos al Señor y a los demás, descubrimos lo mejor que Él nos ha dado: un corazón para amar. Comenzamos a sentir sus latidos y comenzamos a amar, descubrimos hermanos con gustos, con necesidades, y sólo escuchando les empezamos a conocer como realmente son.

Así también descubrimos a un Dios cercano, que permanece vivo y hablándote, que es la fuerza que te mueve y te empuja a vivir pendiente del amor. Muy importante es para Él este oído atento, ya que quiso que el mandamiento principal y primero comenzara diciendo: “Escucha…”. Realmente Él, que es la Palabra, tiene algo que decirnos.

Hoy el reto del amor es escuchar. Aprovecha el domingo para dedicar un poco de tu tiempo libre a escuchar a una persona. Deja que el amor te lleve a implicarte, a poner alma, vida y corazón, y experimentarás de nuevo que hay más alegría en dar que en recibir.

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Hemos recibido numerosos mensajes preguntando cómo adquirir el libro “Si no puedes perdonar, esto es para ti”. Si estás en España y quieres recibirlo desde nuestro monasterio, manda un correo electrónico a

libroperdondominicaslerma@gmail.com

indicando tu nombre, apellidos, dirección postal (calle, número, piso, letra y código postal) y tu teléfono. Nos pondremos en contacto contigo. Si quieres te dediquemos tu ejemplar, sólo tienes que decirlo. ¡Feliz día!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: ¿el tomate un kilo?


Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¿EL TOMATE DE UN KILO?

El otro día estábamos en el recreo y apareció una hermana con un tomate rojo y maduro en su mano que tenía que pesar casi un kilo. ¡Era tan grande y tan suculento que nos quedamos pasmadas! Y decía muy sorprendida: “¡Mirad lo que se da en nuestro huerto! ¡Si cojo en la otra mano un kilo de lentejas, pesan por el estilo…!”

Esta anécdota me hizo pensar en lo generosa que es la tierra, que, con una minúscula matita y un mínimo de cuidado y riego, puede darnos estos frutos tan sorprendentes. Se notaba que todo el tomate era carne sabrosa y deliciosa para comer…

Y el Señor me quería también hablar a través de esta hortaliza:

Dios ha puesto en esta plantita de tomate toda su fuerza germinativa, todo su cuidado y mimo, y en mi corazón ha introducido nada menos que su Espíritu Santo. Él es vida con su gracia y hace de mí un huerto muy fértil y dispuesto a dar frutos copiosos de santidad: quiere que crezcan en mí el amor, sobre todo, la bondad, la amabilidad, la dulzura, la sencillez, la confianza, el bien hablar y el bien hacer, el dominio de mí, la paciencia… y un largo etc. que sabe el Espíritu y lo da a quien se lo pide y lo desea.

Jesús nos cultiva y nos trabaja si hay asperezas en nuestra tierra, para dejarla esponjosa y suelta, de forma que estas virtudes salgan a la luz sin ningún obstáculo por mi parte.

Vengamos todos al Señor y comamos de los copiosos frutos de su Espíritu. ¡Confiemos, y se nos dará; que si la tierra y el tomate son tan generosos, Jesús no puede comparárseles! ¡Seamos ávidos de regalos del cielo para repartirlos después a los hermanos y hacerles felices!

Hoy el reto del amor es elegir uno de estos frutos, por ejemplo la bondad. Seamos bondadosos unos con otros, buenos en nuestras palabras y acciones…

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: hay mucha gente buena


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

HAY MUCHA GENTE BUENA

Hace cosa de un mes teníamos que hacer una gestión y no sabíamos hacia dónde tirar. Tras mucha búsqueda, encontraron a una persona que resolvía dudas de ese tipo de forma gratuita, y Lety se lanzó a mandarle un e-mail planteándole la duda, aunque no esperábamos mucho.

Hoy en día, cuando ofrecen algo gratis… enseguida surge la desconfianza, pues “algo pedirán después”. Pasaba el tiempo y tampoco nos llamaban, por lo que dedujimos que no nos ayudarían. Ayer, sin embargo, llegó la llamada. Era un chico que no nos conocía de nada, que nos llamaba para ayudarnos, que nos escuchó con atención y, una a una, fue resolviendo cada pregunta. Se involucraba, nos facilitaba el camino más sencillo a seguir, los pasos a dar. Nos dedicó tiempo, escucha, paciencia…

Me impresionó mucho ese gesto, porque tendemos a desconfiar de las personas, de lo gratuito y, sin embargo, hay gente, mucha gente, que cada día nos desborda con pequeños gestos gratuitos.

La gratuidad, cuando te dan algo sin esperar nada a cambio, te rompe por dentro, desmonta esquemas, desborda, porque sentimos que no lo merecemos. Estos gestos de gratuidad son los que nos hablan de cómo es el corazón Señor. Y cuántas veces nos empeñamos nosotros en llegar a Él y, sin embargo, es Él el que se nos da sin pedir nada a cambio. No te tienes que hacer valer constantemente. Vivir de la gratuidad supone ser dependiente y, a veces, nos rebelamos ante ello; ser dependiente ante los demás y dejarnos cuidar; y ante el Señor, que nos regala tantas cosas cada día… que nos miramos y sentimos no merecerlo.

Ayer Pablo, con su gesto, con su llamada, me hizo mirar al Señor. Seguro que hoy te vas a encontrar con personas que te van a mostrar el Amor gratuito: el que te deja el asiento, los que se ofrecen para cuidar de los niños estos días que no tienen cole, el que se levanta para fregar…

Hoy el reto del amor es que te dejes cuidar. Cuando te ofrezcan ayuda con algo, no digas: “¡No hace falta!”; déjate cuidar, confía, siéntete dependiente de los demás y, a través de ellos, siente el Amor gratuito del Señor. No tengas miedo a confiar, no tengas miedo a dejarte querer. Hay mucha gente buena.

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Hemos recibido numerosos mensajes preguntando cómo adquirir el libro “Si no puedes perdonar, esto es para ti”. Si estás en España y quieres recibirlo desde nuestro monasterio, manda un correo electrónico a

libroperdondominicaslerma@gmail.com

indicando tu nombre, apellidos, dirección postal (calle, número, piso, letra y código postal) y tu teléfono. Nos pondremos en contacto contigo. Si quieres te dediquemos tu ejemplar, sólo tienes que decirlo. ¡Feliz día!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!