Reto de amor: imprevistos


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

IMPREVISTOS

Iban a empezar los Ejercicios; tenía un horario perfectamente organizado, los libros que pensaba que me iban a ayudar, la ilusión y ganas a tope para descansar con Él y cargar las pilas, iban a ser horas y horas en la capilla… ¡cómo esperaba estos días! No habían ni empezado y ya me daba pena que estuviesen llegando a su fin.

Así estaba el domingo, un día antes de empezar. Llegó el lunes y… oh, oh… la gripe llamó a la puerta y sin permiso entró. Estaba agotada, no podía ni con brazos ni piernas. Luchaba por que no se notase ningún síntoma, luchaba por cumplir “mi horario”, no podía ser que algo tan “perfectamente” organizado no pudiese llevarlo a cabo.

Llegó un momento en que me tuve que rendir, dejarme cuidar y dejar hacer; tuve que dejar las armas a un lado y pasar a la aceptación. Había organizado todo perfectamente, pero los planes del Señor conmigo eran otros. Me ha recordado que no hay que organizarLe: había hecho un horario en el que no entraba la improvisación; un horario que parecía para Él, pero del que Él no había formado parte.

Tendemos a encasillar a Dios en nuestros planes para que nada se nos vaya de control o tener seguridad frente a lo que está por venir. Sin embargo, se nos escapa por todos los lados.

En el Evangelio, Cristo nos muestra su apertura a los planes del Padre. Es verdad que siempre iba en una dirección, siempre iba a un lugar concreto, pero siempre se le cruzaba alguien en el camino, alguien a quien tender la mano, a quien sanar, y se paraba como si fuese lo único que tuviese entre manos en ese momento.

Hoy el reto del amor es que aceptes los cambios de planes que hoy se te planteen. Seguro que viene algo que no esperabas, algo que se te sale de control y tienes que soltar las riendas de lo previsto. Deja que entre en tu vida sin rebelarte y pide ojos al Señor para poder descubrirLe en ello.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor: un comienzo… a su manera


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UN COMIENZO… A SU MANERA

Hoy comenzamos nuestro segundo día de ejercicios espirituales. Y, ¡hay que ver!, que siempre me pasa la misma.

Anoche, en la oración, le decía al Señor, ya un poco nerviosa: “Mira, Señor, tengo tantas cosas en la cabeza, tantas cosas que se me ocurren para hacer, son tantos los pensamientos que llenan mi cabeza, que, fíjate, ha pasado ya el primer día y aún no he entrado de lleno en los ejercicios”.

Creo que el Señor se echó una sonrisa, pero con ese cariño y ese amor que tiene hacia nuestra pequeñez. Y, al cabo de un rato, me puso una imagen que me ayudó mucho a comprenderme un poco más:

Muchas veces nuestra cabeza está llena de ideas por aquí, de conversaciones por allá… de pensamientos y pensamientos que se solapan unos a otros sin dejar espacio para más.

Cada uno de ellos es como si fuera un grano de arena, que se suma a otro, y a otro, y terminan por convertirse en un arenal. Pero no hay ninguna unidad entre un grano y otro, no hay vida en ellos, sólo es un desierto seco de muchos granos de arena.

Sin embargo, cuando se derrama un poco de agua, la cosa cambia mucho.

La primera gota parece como si no hiciera nada, pero, poco a poco, el agua va calando hacia el interior. Los granos de arena comienzan a unificarse, dejan de ser granos y se convierten en una masa, en una arcilla para modelar.

Y es que el Señor necesita de su tiempo para que Le dejemos trabajar en nosotros. No importa que te despistes mucho en la oración; si estás allí, poco a poco este Agua irá calando hasta lo profundo de tu corazón. Y, si te vas dejando calar por Él, tu corazón se convierte en barro en las manos del Señor. Sólo en Sus manos puedes tener la certeza de que hará de ti una vasija nueva, modelada por Él con todo su amor por ti.

Esto hizo Cristo con la samaritana, que tantos complejos tenía, tan culpabilizada se sentía, eran tantos los pensamientos que rondaban su cabeza… pero, yendo a aquel pozo a por agua, se encontró con el Agua Viva que transformó su vida por completo.

Hoy el reto del amor es hacer un ratito de oración. No tengas miedo a parar con Él, nunca será una pérdida de tiempo. La oración es acercarse a la Fuente Viva para que tu arenal se empape de su Agua y sea Él quien modele tu vida.

Cristo en Persona, ¡te espera!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Aprovechamos para pedir oraciones para estos días de ejercicios. Que el Señor se derrame con su Gracia, para que, llenándonos de su Amor, podamos seguir transmitiéndolo a todo el que entra en contacto con nosotras. También nosotras os ponemos a todos a Sus pies. ¡Gracias por tu oración!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: un enfado tecnologico


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UN ENFADO “TECNOLÓGICO”

Ya han pasado varios días desde que tuvo lugar el cambio de hora. Sin embargo, mi reloj seguía funcionando con el horario de verano. Siempre me acuerdo de ese pequeño detalle cuando voy con demasiada prisa como para detenerme…

Ayer por fin me llegó la inspiración en mitad de un pasillo. “¡Es mi momento!”, pensé. Me quité el reloj y pulsé el botón correspondiente. No sucedió nada.

“Me habré confundido”, así pues, pulsé el otro botón. Instantáneamente, la pantalla del reloj se apagó por completo.

¡Mi reloj me ha dejado más tirada que un clínex! Dicen que puede ser la pila, pero en mi opinión, ver que entrábamos en el horario de invierno le sentó fatal. Y quiso hacer notar su descontento… ¡desconectándose!

Ahora voy sin reloj, ¡y a todas horas voy perdidísima! Pero así he podido orar con ello y descubrir al Señor en este hecho.

Sí, porque muchas veces puede parecer que nos hemos levantado “bien, sin más”, comienza un día como otro cualquiera, todo funcionando… pero, ¡ay!, ¿qué pasa si alguien toca nuestro botón?

Tal vez sea un suceso inesperado, una mala contestación, ¡e incluso una mirada! Presiona el botón de nuestro corazón, ¡y nos atascamos! El día, que parecía empezar con buen pie, comienza a ir cuesta abajo…

Podemos optar por enfadarnos y arrasar con todo a nuestro paso. También podemos optar por “desconectarnos”: estamos, cumplimos… pero sin ganas, sin ilusión.

Sin embargo, para Cristo no es indiferente que estés o que no estés, que tu corazón funcione o se desconecte: ¡Cristo cuenta contigo!

Si el reloj se para, rápidamente lo llevamos a arreglar. Si tu corazón se atasca, ¡corre en busca del mejor Relojero! Al Señor no le asustan tus caídas, no va a enfadarse por que hayas “desconectado”. Pero no quiere que te quedes tirado. Te aseguro que está deseando volver a cargar tus pilas con su amor, ¡y que tu pantalla luzca iluminando a todos!

Hoy el reto del amor es desatascarse. Si sientes que a lo largo de la jornada alguna persona o situación comienzan a bloquearte, no vayas “tirando” con el día. Regálate unos minutos para estar con el Señor, deja que Cristo te dé su paz, su perdón, su amor… ¡y sigue amando con una sonrisa! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: huele a Dios


Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

HUELE A DIOS

El otoño tiene un encanto especial, está lleno de una vivencia misteriosa y escondida, pero que se hace presente por el olor. Dirás: “¡Qué cosa más rara!”

Pues sí, en el otoño, de repente, un día notas que huele a Dios, y esto se repite mientras dura esta estación del año. ¡Todavía te parecerá más raro esto que digo!, pero yo soy testigo de ello y trataré de explicarlo.

Un día, sin saber cuándo, parece que la naturaleza siente sueño y quiere dormirse. Una brisa fresca, pero muy suave, hace amarillear las hojas de los árboles; las flores se ajan, dejan de estar lozanas y es como si perdieran su aroma. Todas las ramas se desnudan de su follaje y, en silencio, la savia que por todas partes daba vida, se va hacia las raíces y allí, calladamente, quiere dormir. Y todo lo que antes había sido engendrado por ella, la imita en este viaje “hacia adentro”, a lo más profundo de su ser.

Es muy bello ver que todo el paisaje cambia porque ha aparecido Alguien: el Señor, que todo lo llena y quiere que la naturaleza entera, pero especialmente el hombre, deje lo que es superfluo y haga un trabajo silencioso de pensar y sentir lo que es importante y duradero.

El sol del verano calienta a veces tanto la cabeza que no le deja a uno pensar; pero, en otoño, los pasos de Cristo por nuestra vida nos hacen ver lo que no vale y lo importante.

Por eso digo que ahora, al atardecer, todo huele a Dios. Es el buen olor de Cristo, el mismo que encontramos ante su Palabra, que, en esta época del año, notamos como más viva y eficaz, más poderosa para transformarnos a todos en mujeres y hombres de Dios. El otoño es la estación que nos habla de intimidad, y parece que todo nos invita a dejarnos hacer por Él, sin oponer resistencias, igual que la naturaleza…

¡Todo esto es muy bonito, y da paz y alegría profunda, no ruidosa!, ¿no te parece?

Hoy el reto del amor es que pares, al caer la tarde, y aspires el aroma de Dios, que quiere llevarte más y más a su intimidad y diálogo silencioso con Él. Hoy entra en tu interior y recibe el suave amor de Cristo que te inunda y te transforma.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: nada nos separará de su amor


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

NADA NOS SEPARARÁ DE SU AMOR

Hace unos días recibimos una llamada que nos emocionó. Al otro lado del teléfono se escuchaba la voz de una persona mayor, pero llena de entusiasmo y alegría.

Pronto, tras una breve presentación, nos compartía con plena naturalidad que pasa muchas horas ‘enganchada’ al oxígeno. Y, leyendo uno de los retos, había visto que hacíamos rosarios y pulseras. Así que en seguida nos expuso el motivo de su llamada:

-Durante las horas de oxígeno hago muchos rosarios y pulseras que después me gusta regalar. Pero, claro, en mi entorno ya he regalado a todos… y, al leeros, he pensado que, si os parece bien, podría enviaros a vosotras los rosarios y las pulseras para que los regaléis, especialmente a los enfermos…

Aquel gesto nos conmovió totalmente. ¡Qué testimonio! Ella, al ver la debilidad de su cuerpo, ha optado por dar la mano al Señor y entregarle a Él esas horas de su día. Y así, con esos rosarios, otros enfermos podrán descubrir al Señor en su enfermedad.

Y es que sólo Cristo puede llenar de vida nuestra debilidad. Lo que para nosotros podría ser un peso enorme, Él lo transforma, le da sentido, y llena de alegría la vida.

Y así nos llegó su paquete, con aquellos rosarios llenos de cariño y de ilusión. Y, además, cada uno de los rosarios venía “rezado”. ¿Qué mejor que devolverle nuestro agradecimiento con otra oración?

Hoy el reto del amor es orar por los enfermos. Como nos decía en la nota que acompañaba los rosarios: “que el Señor nos dé la salud, de cuerpo o bien de alma, que ésta todos la necesitamos”. Hoy presenta al Señor uno a uno a todos los enfermos que conozcas, y haz una llamada al que sientas que el Señor te pone en el corazón.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: baño de multitudes


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

BAÑO DE MULTITUDES

Ayer por la tarde, al entrar a Vísperas, nada más poner un pie en la iglesia, una de las novicias comentó:

-¡Madre mía, qué de gente!

Miré hacia los bancos, pero no, no estaban muy llenos. Entonces miré hacia el altar y me encontré con un montón de reliquias doradas. ¡Es la fiesta de Todos los Santos!

Durante el rezo de Vísperas, me quedé mirando las reliquias. Justo en ese momento estábamos en mitad del cántico del Apocalispis: “¡Alabad al Señor, sus siervos todos, pequeños y grandes!”

Efectivamente, al pie del altar, se nota mucho que cada reliquia es de una forma y tamaño distinto al resto. Igual sucede con nosotros: cada uno somos diferentes, ¡pero todos estamos llamados a la santidad!

En la oración recordé una anécdota que cuentan de la Madre Teresa de Calcuta. Al parecer, le preguntaron: “¿Qué es lo contrario a la santidad?”. Tal vez lo lógico sería responder ‘el pecado’, pero Teresa de Calcuta contestó: “Lo contrario a la santidad es la frustración”.

Cada cristiano está llamado a la santidad, ¡tú estás llamado a ser santo! Pero no pienses que los santos son aquellas personas que no se equivocaron nunca, intachables, sin mancha… Si la santidad fuese eso, habría que hacer un gran recorte en el santoral…

La santidad no es hacer grandes obras por el Señor, sino dejar que el Señor haga obras grandes en ti. La santidad es ponerse en manos de Cristo y confiar ciegamente en Él.

Cristo ha soñado una historia de salvación para ti, una historia escrita con su amor. Sólo necesita que quieras seguir su camino, que estés dispuesto a levantarte tras cada caída, que al final de tu jornada te vuelvas a Él. Tu historia es única. La historia de santidad que Cristo quiere escribir contigo, también.

Hoy el reto del amor es que des la mano a tus hermanos mayores. Te invito a que hoy, en tu oración, leas la vida de tu santo, o que ores con los escritos de tu santo o santa favorito. Su historia, como la tuya, es única, pero su fuego contagiará el tuyo.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: una carrera diferente


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UNA CARRERA DIFERENTE

Me hubiese gustado que la introducción del reto de hoy no llevase mi nombre. Resulta que, el otro día, sor Puri (la mayor de la Comunidad), me dijo toda entusiasmada: “¡Esto es de reto!”, pero, por más que le he insistido en que lo escriba, no ha habido manera. Así pues, aquí voy yo…

Estábamos las dos juntas poniendo la mesa. Sor Puri empezó a compartirme un montón de cosas que había leído y que le habían gustado.

-¿A que es bonito? -me preguntaba- ¡A mí me ha ayudado mucho! Tienes que decírselo a la gente, ¡esto es de reto!

En esto nos encontramos con Israel y Joane. Sin perder ocasión, sor Puri, rápidamente, se puso a compartirlas lo que tanto le había ayudado.

Se trataba de una meditación sobre los apóstoles Pedro y Juan, cuando, tras la muerte de Jesús, van corriendo al sepulcro por aquel aviso: “¡Se han llevado al Señor!”

Los dos corren a la tumba, pero su carrera es diferente.

Pedro va casi como policía: ¡quiere resolver el robo! Él, que tantas veces había querido ser “el salvador del Salvador”: ante el anuncio de la Pasión, respondió al Señor ‘no lo permitiré’; cuando Cristo dice que van a dejarle solo, rápidamente contesta ‘yo te seguiré hasta la muerte’… Un corazón grande el de Pedro, quería amar con locura al Señor, pero aún le faltaba descubrir lo mas importante: dejarse amar por Él.

Juan, en cambio, corre con el corazón encendido en la esperanza de la promesa. Él se llama a sí mismo “el discípulo amado”, ¡se sabe amado por Jesús, y eso es lo importante para él! Y éste es el que llegó primero…

No puedo compartirte mucho más, pues, llegados a este punto, sor Puri se emocionó…

Me impresionó un montón el afán de sor Puri por compartir a todos lo que a ella le había llevado al Señor. A sus ochenta y tantos años, ¡sigue buscando a Cristo con el corazón encendido! Y su mayor afán era hacernos ver que “se llega antes dejándose amar por el Señor”… Claro, un corazón que ha sido tocado, un corazón enamorado, ¡tiene alas!

Hoy el reto del amor es que te dejes querer por Cristo. Te invito a que, en tu rato de oración, hoy repitas 10 veces “Soy infinitamente amado por Cristo”. ¡Pídele creértelo de corazón! No hay nada que puedas hacer para que Cristo te ame más (¡pues ya te ama hasta el infinito!), ni para que te ame menos (¡pues te ama con locura!)… Sorpréndete, disfruta, ¡y deja que tu corazón vuele para compartir este amor con los demás! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: sorprendente


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

SORPRENDENTE

La verdad es que me encantan las plantas raras, los cactus y los bonsáis. El otro día, una persona vino a vernos, y me regaló una bolsa de color rojo envasada al vacío. Al tocarla, parecía una bola dura.

Me dijo:
-Ábrelo.

Lo abrí y me encontré una bola prensada de hojas secas. Lo cierto es que pensé:
“¿Qué será esto?”

Ella sólo hacía que reírse al ver mi cara; me dijo que trajera un recipiente con agua. Fui a por él. Entonces me dijo que dejara caer la bola dentro. Yo, la verdad, es que por esa bola no daba nada…

De repente empezó a abrirse y salió de dentro una flor preciosa. Me impresionó muchísimo, porque, a aquella bola, que era algo duro y desagradable, el agua le hizo ablandarse y sacar de dentro lo mejor que tenía.

Durante la tarde, no salía de mi asombro al pensar cómo dentro de nosotros tantas veces hay verdaderas maravillas y, en cambio, hacia fuera sale una máscara de dureza. Qué difícil es ser tú mismo, cuántas veces nos protegemos.

A menudo tiendo a quedarme en la apariencia de esa persona dura, y no soy valiente para dar el primer paso y ofrecerle agua para que pueda sacar lo mejor.

Yo, en mi vida, cuando más feliz he sido, ha sido cuando he sido yo misma, cuando apuesto por el amor que hay dentro de cada persona que me mira a los ojos. Pero el miedo a lo desconocido muchas veces nos paraliza, nos quedamos en el miedo a sentirnos juzgados, a sentirnos rechazados o abandonados.

Pero, mirando mi planta (que no salgo de mi asombro), te digo que Cristo te ama, que ha puesto un tesoro en tu interior, y es tu capacidad de amar. No renuncies a amar, que el amor es lo que te va a hacer feliz. Jesús te ha creado con una planta dentro; déjala salir, no tengas miedo al agua, ese agua viva que es Jesús va a sacar de ti lo mejor.

Hoy el reto del amor es que, con una persona, seas tú mismo, que no te protejas, que no te defiendas, que le hables desde tu interior, que dejes que vea la extraordinaria planta que llevas dentro, que esa persona pueda disfrutar de la maravilla de tu interior. Vive ese rato desde lo que realmente eres, no desde lo que los demás te piden que seas.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor:sin memoria


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

SIN MEMORIA

Últimamente me fijo un montón en Jubi. Muchas veces se intenta salir con la suya: colarse en el monasterio, de un salto quitar la merienda a la monja que pasea, robarnos las pinzas de tender y morderlas hasta destrozarlas… así que, entre unas y otras, últimamente se está llevando más de una reprimenda.

El otro día, sin ir más lejos, se nos “coló” en el Noviciado. Debió de pensar que la sala era un baño público… y ya puedes imaginar lo que vino después. Total que, por nuestra reacción, entendió que no había hecho bien, y salió corriendo escaleras abajo.

Te preguntarás que qué observo en todo esto, y es que, después de que la hubiese liado o tras una regañina, iba donde ella y Jubi estaba como si nada hubiese pasado un rato atrás. ¡Tiene memoria a corto plazo!

Esa actitud de Jubi me impresiona, porque las personas, cuando nos equivocamos o actuamos mal, somos los primeros en juzgarnos, y muchas veces lo hacemos bastante duro. No sólo corremos escaleras abajo, sino que nos culpabilizamos hasta el punto de castigarnos a nosotros mismos. Tenemos mucha memoria con nuestros errores. En nuestra vida de fe, un error nos puede llevar a no volver a entrar en la iglesia y, si lo hacemos, son los últimos bancos los que ocupamos, como si de esa manera nos librásemos de una buena reprimenda. Dudamos tanto del Amor incondicional…

Cristo está ahí por ti y para ti, ha muerto y ha resucitado por ti. Sabe de tus heridas, de tus traspiés, y no se ha quedado entre nosotros en la Eucaristía para reprocharte nada; al contrario, es tu debilidad la que le hace estar ahí para que te puedas dejar abrazar, para que puedas dejar en Él todo aquello que tanto te pesa y llevas años arrastrando.

Hoy el reto del amor es que no corras escaleras abajo. Entra en una iglesia y siéntate en los primeros bancos. Vuelve a Él, déjate abrazar tal y como estas. No te muevas hasta que sientas la paz que tanto anhela tu corazón y puedas olvidar como Él olvida, perdonarte como Él te perdona; y, si lo sientes, busca un sacerdote al que puedas abrir tu corazón.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: en lugares insospechados


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

EN LUGARES INSOSPECHADOS

El otro día vino una amiga de la Comunidad a visitarnos y a darnos una pequeña charla. Es una especialista de la Virgen de Guadalupe, pero, con motivo del centenario de las apariciones de Fátima, este año se ha dedicado a profundizar en todo lo referente al santuario de Portugal.

En la charla nos habló de Lucía, la mayor de los tres pastorcillos. ¡Fue muy interesante, nos tuvo a todas súper atentas! A cada paso iba comentando anécdotas o hechos curiosos, que me sorprendieron muchísimo. Éste fue el que más me gustó:

Un día (años después de las apariciones de la Virgen) mandaron a Lucía a tirar la basura. En esto se encuentra con un niño. Ella le pregunta que si sabe el Ave María. El pequeño dice que sí, pero, cuando la monjita le pide que lo recite, guarda silencio. Lucía dedica un buen rato a decir varias veces la oración con el niño y le indica que debe hacerlo así todos los días.

Tiempo después, enviada de nuevo a tirar la basura, Lucía vuelve a encontrarse con el pequeño.

-¿Qué? -le pregunta sonriente- ¿Has hecho lo que te dije?

A lo que el niño responde:
-¿Y tú? ¿Has hecho lo que te dijo mi Madre?

Entonces descubrió que el niño resplandecía… ¡era el Señor!

Imagínate el sofocón de Lucía: “¡Ay, Madre! ¡He dado catequesis al Niño Jesús!”

A parte de lo impresionante y simpático de la anécdota, hubo un detalle que me llegó al corazón: las dos veces se encontró al Niño… ¡cuando iba a tirar la basura!

Si me dijesen que iba a la capilla, o que salía de rezar el rosario, ¡qué sé yo!, algo un poco más místico… pero no, encuentra al Señor cuando hacía algo de lo más ordinario: tirar la basura. ¿A quién no le ha tocado alguna vez llevar la bolsa?

Creo que es una prueba más de que Cristo permanece siempre a nuestro lado, su amor no se aparta jamás de nosotros. Y las tareas sencillas parecen ser sus favoritas…

Hoy el reto del amor es buscar al Señor en lugares insospechados. Te invito a que hoy hagas una tarea en casa, de ésas habituales y poco glamurosas… pero hoy hazla con una sonrisa, mirando al Cielo: “Señor, hoy hazlo conmigo”. ¡Abre los ojos y descubre su Presencia! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!