Reto de amor: agua en el zapato


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

AGUA EN EL ZAPATO

Ayer, después de la meditación, me fui a dar un paseo por la huerta. La verdad es que está preciosa, parece una alfombra verde llena de colores, ya que las flores silvestres han crecido por todas partes.

Cuando estaba en el punto más lejano de la huerta, empezó a llover, pero… ¡de qué manera! Llovía torrencialmente, así que, a toda prisa, comencé el camino de vuelta hacia el convento.

Al llegar me di cuenta de que mi pie derecho estaba empapado. Miré el zapato y, aparentemente, no tenía ningún agujero por donde pudiera colarse el agua: por arriba estaba impecable y, aunque al instante pensé que la suela se habría roto, al levantar el pie comprobé que también la suela estaba en perfecto estado.

Mi razón empezó a maquinar tratando de averiguar por dónde se habría colado el agua, porque la realidad era que mi media y mi pie estaban empapados.

Por más que razonaba, no conseguía encontrar la respuesta, ¡aquello no tenía lógica!

En esto me senté, dispuesta a cambiarme los zapatos… ¡y lo encontré! Al estar sentada, veía el lateral interior del zapato, y pude descubrir que, en aquel punto, la suela estaba despegada, ¡pero solo se veía desde esa posición!

Me di cuenta de cómo había luchado por razonar algo que estaba oculto a mi vista, aunque no podía llegar a ello mediante la razón. Solo la vivencia, la sensación de humedad me decía que tenía que seguir buscando.

Seguro que tienes en tu corazón algo que la razón no puede entender, un sufrimiento del que no ves salida, una enfermedad que no se puede curar, un hijo que no sabe qué hacer el año que viene… algo en tu corazón que te hace sufrir y que, humanamente, no encuentras descanso. Pero no lo encuentras porque no lo hay: te has topado de frente con tu debilidad, con tu humanidad… quieres que algo humano sea divino, y esto es imposible.

Muchas veces queremos amar y no podemos, queremos perdonar y no podemos, queremos aceptar y no podemos… Son tantas las situaciones en las que nos encontramos con nuestra debilidad de frente y… ¿qué hacer? ¿Sabemos dónde está la fuerza y la sabiduría para estas situaciones de debilidad?

San Pablo nos lo dice muy claro: “¿Quién me librará de este cuerpo de carne? Solo Cristo Jesús”.

Y es verdad. Hoy da gracias porque eres humano, da gracias por ser limitado, y deja a Dios ser Dios en tu vida, deja a Cristo ser fuerte en ti. No tienes que ser fuerte tú, pues tú no puedes. No tienes capacidad para encontrar el agujero de tu zapato; tu ser puede detectar tu pie mojado, pero solo Cristo encontrará el agujero y te secará los pies… para luego regalarte unos zapatos nuevos.

Jesús quiere estar en tu vida, pero no de una forma pasiva, ¡al revés!, quiere hacerte feliz, hoy quiere regalarte que ames tu debilidad, que no luches contra ella, sino que la ames y, desde esa debilidad, te cuelgues de Cristo y vivas de Él, dejándoLe ser fuerte a Él en ti.

Hoy el reto del amor es pedir a Jesús que sea fuerte en ti, que, ante la debilidad que sientes en esa situación, no quieras solucionarlo tú: déjaLe hacerlo a Él.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor: ¡¡que bueno!!


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

¡¡QUÉ BUENO!!

Hace ya unos meses, una hermana, sabiendo mi afición por la cocina, me prestó un libro sobre repostería.

Pues bien, estaba yo ayer, en la oración, meditando lo que nos había comentado nuestro hermano dominico sobre lo mucho que nos ama Jesucristo. Mi mente volaba en altas contemplaciones… y aterrizó en la cocina. ¡De pronto me descubrí recordando recetas del libro de postres!

¡Qué desastre! ¡Qué forma de despistarse!

“En fin…”, pensé, “triste condición humana… ¿Por dónde íbamos, Señor?”

De nuevo pensando en las bondades del Padre del Cielo y demás… y otra vez el libro dichoso en mi cabeza.

“¿Será posible?”, exclamé comenzando a mosquearme con mi escasa capacidad de concentración.

De pronto recordé algo que había leído en la introducción del libro de repostería: “Los postres no sirven para nada. Así como los demás alimentos buscan ante todo aportar nutrientes, vitaminas, etc., los postres no tienen esa función práctica. Su misión es, simplemente, hacer disfrutar a los comensales”.

Y, en ese instante, ¡lo comprendí!

¡Ahora sí que podía deshacerme en un mar de gratitud y alabanza! Realmente… ¡¡qué bueno es nuestro Padre Dios!!

¿Lo habías pensado alguna vez? Él no solo hizo la comida necesaria y nutritiva, sino también agradable y deliciosa. Podría haber hecho que nos alimentáramos solo de hierbas o, simplemente, no regalarnos papilas gustativas, al fin y al cabo, igual que los postres en una comida, ¡no eran necesarias!

Pero el Señor no solo hizo que el universo fuera funcional, ¡sino también hermoso! Al terminar la Creación, Dios vio que todo era “muy bueno”, ¡se deleitó en su obra! Y ahora nos la regala… ¡”para que la disfrutemos”! (1 Tm 6, 17).

Realmente… ¡qué bueno es nuestro Dios! ¡Cómo nos ama!

Hoy el reto del amor es saborear tu comida. Sí, tan fácil (y asombroso) como eso. Déjate sorprender por la maravilla de los diferentes sabores, colores, texturas… ¡cuántos regalos pueden entrar en un solo plato! Hoy aliña tu almuerzo con una enorme acción de gracias al Señor, que ha cuidado hasta esos pequeños detalles ¡para que puedas disfrutarlos! Si al comer hoy te surge un “¡Qué bueno!”, recuerda terminar la frase: “¡Qué bueno… es el Señor!” ¡Que aproveche!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: hormigas


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

HORMIGAS

Desde hace unas semanas han comenzado a aparecer gran cantidad de hormigueros en la huerta. De repente, todo se ha llenado de hormigas: hay hormigas en el jardín, hormigas en los caminos, hormigas en la galería, hormigas… ¡están por todas partes!

Llevo bastantes días observándolas, porque hay algo en ellas misterioso. Y es que, con lo pequeñas que son, qué poco miedo nos tienen. Nosotros para ellas tenemos que ser más que gigantes, pues solo alcanzan a ver de nosotros la suela del zapato, y, sin embargo, no nos tienen ningún miedo. Nos tienen más miedo los ratones, o cualquier otra alimaña, pero a las hormigas fácilmente se las ve en fila, cerca de nosotros, y, si nos descuidamos, hasta por encima de nosotros.

Tanta curiosidad me daban, que me puse a investigar un poco sobre ellas, y el Señor me indicó dónde está el quid de la cuestión. Cada una de las hormigas tiene una misión, un servicio que hacer a la comunidad. Y cada una de ellas tiene claro cuál es el suyo: unas se encargan de explorar en busca de alimentos y de avisar a las demás, otras se encargan de recolectar, otras se encargan de cuidar las larvas de la reina…

¡Tener clara cuál es su misión es lo que les hace no detenerse ante las adversidades! Si sopla el viento, allá las ves en su camino, con el doble de esfuerzo por sostener su cuerpecito sin salir volando, pero siguen adelante felices; si las lluvias taponan la salida de los hormigueros, en cuanto cesa, vuelven a abrir nuevos orificios por donde continuar su labor; si ponemos un pie en medio de su hilera, lo rodean con toda tranquilidad sin mostrar apenas inquietud…

Al mirar estas pequeñas criaturas, me encontré detrás con una enseñanza de amor. Ellas trabajan para las demás; si tuvieran libertad, se diría que trabajan por amor. No mira cada una por sí misma, sino que todas miran por el bien común y así consiguen construir juntas todo un “mundo” subterráneo que nos asombraría.

Siento cada vez más fuerte que, en el fondo, todos estamos llamados a vivir así, desde el amor: nosotras en medio de una Comunidad, con cada hermana, con todo el que se acerca; un matrimonio, en casa con los hijos, en la oficina; un médico, con sus pacientes…

Todos queremos vivir en plenitud, pero pronto nos sucede que nos topamos con nuestra propia debilidad, y es que cuando solo miramos nuestra debilidad, esta nos impide ver a los demás.

Y es que solo Cristo es quien nos puede dar la capacidad de vivir desde el amor. Él fue el único que tenía clara su Misión, la llevó a cabo hasta el final sin rendirse, aunque ello le costase la vida, muriendo en una cruz, pero para después resucitar. Solo Él podía hacerlo. Y esta es la buena noticia: que, viendo nuestra impotencia, se hizo Hombre y realizó todo esto por nosotros, porque su Misión era abrazar nuestra debilidad, amarnos así, pobres, para capacitarnos para el amor.

Cuando experimentas este amor en tu pequeñez, te desborda, y le encuentras gusto a amar a los demás. De pronto te descubres siendo feliz trabajando para los demás, porque lo que te mueve es el Amor.

Hoy el reto del amor es ser hormiga. Para cinco minutos delante de un Sagrario, experimenta cómo te ama Jesús, y pídele que te indique cómo vivir hoy desde el amor.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: las apariciones traen un mensaje


Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LAS APARICIONES TRAEN UN MENSAJE

Estamos en los años de las apariciones de la Virgen a niños incultos o a gente ignorante y lejos de la sabiduría del mundo. En el año 2017 celebramos el Centenario de la aparición de la Virgen de Fátima a tres pastorcitos.

Cuando la Virgen se presenta no es solo para deleitar a unos niños con los deseos del Cielo y el amor a Jesús y a María. No, como siempre, Ella trae unos mensajes concretos que los niños han de transmitir a la Iglesia y al mundo.

María, de parte de Jesús, quiere la paz de las naciones, la conversión de los pecadores, el fin de las guerras… Y, fielmente, los niños se entregan a esta tarea de decir lo que la Virgen pide, y esto aun con riesgo de sus vidas y de su fama.

Descendiendo de estas alturas, en la vida de cada día, hay hermanas a las que les duele de repente algo en su cuerpo, y esto se prolonga varios días; a otras, les sobrecoge un mal humor o poca suavidad en el trato, y parece que no pueden evitarlo… etc.

A todos estos episodios y más, los llamamos, con humor: “apariciones”. Son cosas inesperadas que nos sobrevienen sin aviso: aparecen y ahí están. Pero, así como la Virgen trae un mensaje concreto, estas “apariciones” en nosotros nos están hablando de este signo que hay que interpretar.

Por ejemplo, si estás de mal humor, ¿hay algo que no aceptas o que te cuesta acoger?

Ya Jesús dijo a los judíos en una ocasión: “Por la tarde decís: buen tiempo, si el cielo está arrebolado. Y a la mañana: hoy habrá tempestad, si en el cielo hay arreboles oscuros… Sabéis interpretar el aspecto del cielo, pero no sabéis discernir las señales de los tiempos”(Mt 16, 1-3). Jesús se refería a que con Él, con su Palabra y milagros, había irrumpido el Reino de Dios entre nosotros. Pero muchos no sabían leer estos signos… Así nosotros a veces.

Pidamos al Espíritu Santo el don de discernimiento para saber lo que Jesús nos quiere decir en lo que vivimos cada día.

Y todo esto porque Dios es misterio, pero también pura sencillez, y podemos interpretar sus mensajes para bien nuestro y de los hermanos que nos rodean.

Hoy el reto del amor es poner atención en algo que me sucede y no entiendo, y orar al Espíritu Santo para que me dé la clave: la voluntad de Jesús en mí. ¡Saberlo, me hará feliz, y más llevarlo a la práctica!

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: capacitados muy capacitados


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

CAPACITADOS, MUY CAPACITADOS

Ayer y el domingo tuvimos dos visitas muy especiales. Cada día nos visitó un grupo de personas con distintas discapacidades (intelectuales o en el desarrollo). No sé qué se llevaron ellos, pero en mí, cada uno de los que vino ha dejado huella.

Nos regalaron unas flores hechas por ellos para la Virgen, unas ingeniosas velas hechas con cápsulas de café y una tarjeta en las que aparecía el nombre de cada monja y una frase personalizada. En la portada… un gran corazón y más corazones decorando. Nos impactaron tantos corazones, y es que en ellos veíamos que tenían lo más importante.

Vivimos en una sociedad en la que el valor de la persona está en el hacer, en las capacidades físicas o intelectuales. Los méritos, los logros… se han convertido en motor de la sociedad.

Miraba a estas personas y me decía: “¡Capacitados, son capacitados!”. Son capacitados para lo más grande, que es el Amor. El Amor es la más necesaria de las capacidades, pues puedes perder el trabajo, vivir una enfermedad o tener mil complicaciones, pero el Amor siempre permanece. Estas personas apuestan constantemente por amar: si se sienten queridos vuelven a ti, valoran un abrazo, un gesto, siempre tienen algo que decirte, una sonrisa que regalarte.

A nosotros nos puede pasar que “nuestras capacidades” nos hagan dar por hecho el amor, dar por hecho que tus padres, tus amigos, tu marido o tu mujer están ahí, que simplemente os queréis.

Jesús se acercaba a los pobres, a los débiles; no buscó a los sabios ni poderosos. “Amaos unos a otros como yo os he amado”, en esto resumía toda la Ley. Tu valor no está en tus capacidades, pues son dones que te han sido dados. Tu valor está en que optes por dejarte amar por Cristo y, desde ese amor gratuito, vivas tú desde el amor.

Hoy el reto del amor es que no des por hecho el amor. Si sientes que has quedado “discapacitado”, es momento de volver a apostar por el Amor. Ten un detalle con esa persona que te ha venido a la cabeza. “Ama y haz lo que quieras”.

¡VIVE DE CRISTO!

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: perfeccionismo vs. amor


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

PERFECCIONISMO VS. AMOR

El día del Corpus Christi toda la Liturgia es preciosa: hay cada frase, cada oración… que te lleva fácilmente a experimentar el Amor del Señor.

Mientas estábamos cantando las Vísperas, comencé a darme cuenta de que estaba centrándome solo en una cosa: en que afinásemos bien el canto, en que fuésemos a coro, en dar bien el tono… Casi completamente absorta en esto, cuando me quise dar cuenta, ya me había perdido algún salmo sin enterarme de nada.

¡Me había entrado el perfeccionismo! Menos mal que el Señor me avisó para que no me lo perdiera todo…

La oración litúrgica tiene un objetivo, que es alabar al Señor, darle gracias por su Amor en nombre de todas las personas, y disfrutar con ello. Pero yo, en ese momento, me había despistado de lo único fundamental.

El perfeccionismo te hace perder el objetivo fundamental de lo que estás haciendo. Y, lo que es peor, el perfeccionismo solo conduce a enfadarse, ya que nunca nada está del todo perfecto, nunca se llega a la talla soñada… ¡cuando hay perfeccionismo se deja de disfrutar!

En ese momento, el Señor me regaló una imagen que me pacificó: cuando un niño hace un dibujo a su padre, a este le va a encantar, ¡seguro! No tanto por lo bonito que esté el dibujo, o porque “no se haya salido de la raya” al colorear… sino porque ve su deseo de hacerle un regalo y de mostrarle su cariño. Pues, de igual modo, Cristo mira nuestro canto, no por la perfección del tono ni del ritmo… sino por el amor.

Y es que el objetivo de nuestra vida es el amor. Vivir desde el perfeccionismo agota, y la vida se convierte en una losa pesada, sin ilusión, con el continuo riesgo de acabar mirando por encima a los demás… Pero vivir desde el amor lo cambia todo.

Solo cuando experimentas el amor de Cristo en tu pobreza comienzas a descansar. Seguirás deseando que Él vaya transformándote más y más, pero puedes comenzar a amarte como eres. Esta experiencia no queda ahí, sino que podrás amar a los demás sin necesidad de ponerles un listón. Para el Señor no es tan importante qué o cuánto hagamos sino cómo lo hacemos.

Hoy el reto del amor es dejar el perfeccionismo y apostar por el amor.

¡VIVE DE CRISTO!
Apuesta por el amor

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: la fuerza del montón


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LA FUERZA DEL MONTÓN

Estaba en la cocina, peleando contra una jeringuilla-manga pastelera. Es muy chula para decorar, pero la última vez alguien la cerró mal, y se había forzado.

Bueno, admito que yo no soy Hulk precisamente… En lo que a fuerza se refiere, casi que me quedo a la altura de las princesas Disney. Vista la situación, no tardé ni un segundo en alzar la vista al cielo pidiendo auxilio. Y, justo en ese momento, ¡¡entró Aroa en la cocina!!

-Uy, esto está durísimo -comentó mientras intentaba girar la rosca- Anda, pide ayuda a santa Filomena.

-Pero la patrona de los imposibles es santa Rita, ¿no?

-Es que el cura de Ars se lo pedía a santa Filomena y dice que no le falló nunca.

-Ah…

Invocación a la santa. A Aroa la cara se le empieza a poner colorada…

-Está claro que el que hacía el milagro era el cura de Ars, no la santa -resopló Aroa- Esto no funciona. Reza a san Benito.

-¿Y ese qué pinta en todo esto? -pregunté extrañada.

No obtuve respuesta. Aroa estaba echando hasta los higadillos tratando de girar la dichosa tapa.

-¡Nada, ni caso! ¡Pídeselo a santa Teresita!

Así lo hice y… ¡zas! ¡La tapa se abrió!

-¡Nada como recurrir a los amigos de siempre! -exclamó Aroa, triunfante, orgullosa de una de sus santas favoritas. Y, al punto, me confesó- Si fallaba esta, ya iba a tirar por la familia: santa Catalina, santo Domingo…

Yo me partía de risa. Poco más, ¡y traemos a toda la corte celestial a ayudar en la cocina!

¡Qué grande es poder contar con ayuda! Tal es así, que hasta el mismo Señor, el Todopoderoso, ha querido contar con nosotros, pequeñas criaturas, para llevar su Palabra, para mostrar Su amor… ¡para expandir su Reino!

Cristo cuenta con nosotros, ¿y nosotros con Él? Nos gustaría ser autosuficientes, pero Jesús lo dijo claramente: “Sin mí no podéis hacer nada”. Así pues, la oración debe ser nuestro motor principal, ¡no el último recurso de emergencia! Y, créeme, el Señor te ayudará contando a su vez con la ayuda de los hermanos, tanto de la tierra, ¡como los del Cielo, si es necesario!

Hoy el reto del amor es pedir ayuda. Te invito a que hoy, ante una dificultad, no trates de resolverla en solitario. Hoy mira a Jesús y descubre a los hermanos. Entre todos, ¡se tarda menos y se va más lejos! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!
Apuesta por el amor

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: ¿qué haces con tu taco?


Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

¿QUÉ HACES CON TU TACO?

Tuvimos una mañana con mucho trabajo, pero, una cosa tras otra… fui haciendo todo lo que se me había pedido. Era la hora del Rosario y solo me faltaba imprimir 15 copias de la misma página de un documento para terminar mi lista de tareas.

“Archivo”… “Imprimir”… ”Número de copias”: 15. ¡Podía dejarlo haciéndose y por la tarde recogerlo de la impresora!

Por la tarde, fui corriendo a la impresora y ahí no había 15 copias: ¡era un taco enorme! En ese momento oí que, por la escalera, Lety e Israel bajaban para tener la clase. Cogí las hojas avergonzada y las metí debajo de una caja. Desde ese momento, ni clase ni nada. Imposible centrarme. Solo pensaba en mi “delito”, en los folios escondidos y en cómo solucionarlo. ¿Cómo lo podría decir? Era tanto papel… Y es que, ¡en lugar de 15 copias debí de poner 115!

Cuando nos equivocamos tendemos a escondernos, pues, instintivamente, el miedo se apodera de nosotros. Metemos el taco debajo de una caja o apañamos las cosas para que no se note que hemos metido la pata. Por un lado, nos marcamos un listón de perfección que no nos deja relajarnos, y por otro, tenemos grabado a fuego el castigo o la represión que mereceríamos por aquello que hacemos mal.

Después de toda una tarde con dolor de estómago, compartí lo que me ocurrió y la respuesta de Lety fue:

-No pasa nada.

¿Que no pasa nada? No, no pasó nada. Somos muy duros con nosotros mismos y tendemos a castigarnos. Si sentimos que no hemos cumplido con el Señor, nos sentamos en los últimos bancos de la iglesia; si perdemos el libro que nos ha dejado un amigo, tememos a esquivarlo para no confesar; si se nos rompe algo por accidente, es un esfuerzo decirlo.

Jesús nunca nos culpabiliza, ya que la culpabilidad es un callejón sin salida; Jesús lo que nos pide es que seamos responsables, que cojamos lo que nos ha pasado en nuestras manos y lo aceptemos, que amemos nuestra debilidad. Porque Él se encarna para ser fuerte en nuestra debilidad.

Hoy el reto del amor es que saques el taco que tienes escondido. No tengas miedo a amar tu debilidad. Saca el “taco de folios” y deja que tu corazón se libere.

¡VIVE DE CRISTO!
Apuesta por el amor

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: agua viva


Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

AGUA VIVA

Estaba tranquilamente estudiando en mi celda cuando empezó la tormenta.

Al principio era muy bonito y bucólico, “estudiar con el murmullo del agua”… pero el “murmullo” empezó a subir de volumen.

-Necesito silencio para estudiar… -comenté.

Como única respuesta, los ruidos se hicieron más fuertes, parecía que estuviesen lanzando piedras a mi ventana: ¡¡era granizo!!

El ruido era ensordecedor. Me incliné sobre el libro tratando de centrarme. Y, de pronto, un sonido diferente en medio del atronador espectáculo:

-¡Clonc!… ¡clonc!… ¡clonc!…

¡Una gotera! ¡¡Una gotera en mi celda!!

Con un susto impresionante, me di a la fuga en busca de auxilio. “Lo importante es que no tengas la gotera encima de la cama”, me decían unas. “Pon un trapo en el cubo, para que el ruido no te despierte por la noche”, me recomendaban otras.

Así estábamos, cuando, de pronto, nuevos gritos, esta vez de la biblioteca. Subimos corriendo… y me descubrí sumergida en una visita turística a las cataratas del Niágara. ¡¡Allí había que entrar en canoa!!

Al parecer, el granizo había roto algunas tejas, había entrado en el entretecho y, poco a poco, había empezado a derretirse, calando las vigas hasta empaparlo todo. ¡Hubo que subir al entretecho a quitar los montones de granizo!

En ese momento me di cuenta de que, ¡así es como nos pasa con el Señor! Cristo, como el granizo, busca la más pequeña rendija para poder colarse en nuestra vida. Nosotros somos como las vigas de madera: cuando el Señor nos toca, deja huella, nos moja.

Sin embargo, la gotera de mi celda y las de la biblioteca no eran iguales. Y es que podemos abrirnos o cerrarnos a la acción de Cristo. Si le dejamos entrar, el montón de granizo se hace más grande, la viga se empapa más y más… ¡hasta que empieza a gotear en cascada! El mismo agua que recibe es el que entrega. Porque sólo el que se ha empapado del amor de Jesucristo puede amar de verdad a los demás.

Hoy el reto del amor es que te empapes. Te invito a que hoy, en tu rato de oración, te abras al amor que Cristo está derramando sobre ti. Después preséntale a esa persona que tienes en tu corazón. Ora, intercede… y pídele a Cristo que te indique un gesto de cariño hacia él o ella. ¡Que hoy tu día esté lleno de goteras de amor! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!
Apuesta por el Amor

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

Reto de amor: ¿GPS?


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

¿GPS?

Hace unos días, una amiga nuestra me pidió que le ayudara a poner en marcha su nuevo GPS. La verdad es que esto de los aparatejos me gusta, y en seguida lo conseguimos.

La cosa es sencilla: le pones un destino y él te calcula la ruta, de manera que la persona sabe por dónde va a pasar, le avisa qué salidas tiene que coger… ¡todo sencillísimo para llegar al destino sin perderse!

Después, cuando llegué a la oración, el Señor me regaló entrever que muchas veces yo pretendo hacer lo mismo con Él. Me entró la risa porque es verdad: mi mente es como una hoja de cálculo, y me gustaría tenerlo todo bajo control. Si por mí fuera, cada mañana le pondría al Señor la ruta en el GPS. Cómo me gustaría que me dijera qué salidas tomar, cómo me gustaría todos los días saber qué ruta coger para experimentarLe fuerte en la Eucaristía, para no salirme del carril del amor, para saber exactamente cómo actuar para no equivocarme… y, sin embargo, cada día que inconscientemente lo he intentado, ¡Él me descoloca por donde menos me imagino!

En aquella oración, me reía imaginando a los pobres discípulos, que se levantarían cada mañana mirando a Jesús y pensando: “¿Qué nos deparará el día de hoy? ¿Dónde querrá ir?”. Y eso, si no les sucedía que, al levantarse, se dieran cuenta de que se les había escapado a algún lugar a orar, y tenían que ir a buscarlo…

No creo que ningún día se les ocurriera trazarLe una ruta. Bueno, quizá Pedro lo intentó alguna vez, pero seguro que se dio por vencido al ver que el camino trazado por Jesús no tomaba rutas razonables.

A pesar de todos los vaivenes, lo que sí que tenían era la certeza de que querían ir con Él, porque su experiencia era de que, con Jesús, cualquier día se convertía en un día asombroso. Y esto es algo que también está a nuestro alcance. También nosotros tenemos cada mañana la oportunidad de querer vivir el día con Él, y con ello sabemos que tenemos aseguradas un montón de aventuras. Y es que, al final, esta es la frescura del amor, que no se puede encasillar, y es imposible tenerlo bajo control, sino que a cada paso sorprende, es nuevo. Si siempre tuviésemos los mismos detalles de amor, dejarían de causar asombro…

Hoy el reto del amor es comenzar el día soltando el GPS y mirando a Jesús. Deja en Sus manos tu planificación del día: tu trabajo, tu familia, tu vida espiritual… y pregúntaLe: “¿Cómo quieres que lo hagamos hoy?”. Él está vivo, es real, y en este día se va a manifestar en tu vida en un montón de circunstancias, tan solo tienes que preocuparte de ir con Él y de disfrutarlas. ¡Conjuga tu día en plural!

¡VIVE DE CRISTO!
Apuesta por el Amor

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!