Contemplar el evangelio de hoy (16/01/2013)


Día litúrgico: Miércoles I del tiempo ordinario

Expulsó muchos demonios

Texto del Evangelio (Mc 1,29-39): En aquel tiempo, Jesús, saliendo de la sinagoga se fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre; y le hablan de ella. Se acercó y, tomándola de la mano, la levantó. La fiebre la dejó y ella se puso a servirles.

Al atardecer, a la puesta del sol, le trajeron todos los enfermos y endemoniados; la ciudad entera estaba agolpada a la puerta. Jesús curó a muchos que se encontraban mal de diversas enfermedades y expulsó muchos demonios. Y no dejaba hablar a los demonios, pues le conocían.

De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se levantó, salió y fue a un lugar solitario y allí se puso a hacer oración. Simón y sus compañeros fueron en su busca; al encontrarle, le dicen: «Todos te buscan». El les dice: «Vayamos a otra parte, a los pueblos vecinos, para que también allí predique; pues para eso he salido». Y recorrió toda Galilea, predicando en sus sinagogas y expulsando los demonios.

¡Muy buenas tardes nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Jesús mio, no has venido para unos pocos sino a dar testimonio del Padre a todos, no pretendes que solo admiren lo que haces sino que quieres que actuemos como nos has enseñado, que le pidamos a Dios lo que hace falta para que nuestro granito de arena se conviertan en tus admirables obras. Señor que no solo sean los demonios los que te conozcan sino todo hombre, y que no sea por lo que digamos sino por las acciones que tu hagas a través de nosotros. Pues la palabra no es tan buena como las obras, y la palabra sin obras no da testimonio de ti. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Javi, Victoria, Pablo, Pepe, Dani, Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa,Luz,  Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que solo dan palabras y carecen de obras, para que ayudados por el Señor, abran su corazón y pongan su granito de arena.
Anuncios

Contemplar el evangelio de hoy (14/01/2013)


Día litúrgico: Lunes I del tiempo ordinario

Al instante, dejando las redes, le siguieron.

Texto del Evangelio (Mc 1,14-20): Después que Juan fue entregado, marchó Jesús a Galilea; y proclamaba la Buena Nueva de Dios: «El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva». Bordeando el mar de Galilea, vio a Simón y Andrés, el hermano de Simón, largando las redes en el mar, pues eran pescadores. Jesús les dijo: «Venid conmigo, y os haré llegar a ser pescadores de hombres». Al instante, dejando las redes, le siguieron. Caminando un poco más adelante, vio a Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan; estaban también en la barca arreglando las redes; y al instante los llamó. Y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, se fueron tras Él.

¡Muy buenas tardes nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Padre bueno, inicias tu peregrinar y para ello comienzas escogiendo a los apóstoles para darles una misión ser pescadores de hombres, y les enseñas quien eres, yo quiero saber quien eres y me das la palabra que les dejaste y que en la Biblia ha llegado a nosotros, que sepa reconocerte Jesús y como los apóstoles dejar lo que estoy haciendo para ponerme a tu servicio. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Javi, Victoria, Pablo, Pepe, Dani, Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mabri Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa,Luz,  Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.

Contemplar el evangelio de hoy (05/01/2013)


Día litúrgico: 5 de Enero (Feria del tiempo de Navidad)

«Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi»

Texto del Evangelio (Jn 1,43-51): En aquel tiempo, Jesús quiso partir para Galilea. Se encuentra con Felipe y le dice: «Sígueme». Felipe era de Bestsaida, de la ciudad de Andrés y Pedro. Felipe se encuentra con Natanael y le dice: «Ése del que escribió Moisés en la Ley, y también los profetas, lo hemos encontrado: Jesús el hijo de José, el de Nazaret». Le respondió Natanael: «¿De Nazaret puede haber cosa buena?». Le dice Felipe: «Ven y lo verás».

Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: «Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño». Le dice Natanael: «¿De qué me conoces?». Le respondió Jesús: «Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi». Le respondió Natanael: «Rabbí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel». Jesús le contestó: «¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores». Y le añadió: «En verdad, en verdad os digo: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre».

¡Muy buenas tardes nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi bueno, Mayores cosas veremos, eres grandioso y tus mismo y cariño nos regala miles de cosas cada día, comienza el primer regalo la vida, el segundo la libertad, el tercero la conversión, señor cada día es un regalo, cada presencia es un regalo, cada misa es un regalo, todo lo que nos rodea es un regalo. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Victoria, Pablo, Pepe, Dani, Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Javi, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa,Luz,  Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que les falta humildad y quieren ser dueños de sus vidas.
  • Por los pobres y desamparados.

Contemplar el evangelio de hoy (04/01/2013)


Día litúrgico: 4 de Enero (Feria del tiempo de Navidad)

Santoral 4 de Enero: Santa Elizabeth Ann Seton

He ahí el Cordero de Dios

Texto del Evangelio (Jn 1,35-42): En aquel tiempo, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: «He ahí el Cordero de Dios». Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús. Jesús se volvió, y al ver que le seguían les dice: «¿Qué buscáis?». Ellos le respondieron: «Rabbí —que quiere decir, “Maestro”— ¿dónde vives?». Les respondió: «Venid y lo veréis». Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con Él aquel día. Era más o menos la hora décima. Andrés, el hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan y habían seguido a Jesús. Éste se encuentra primeramente con su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías» —que quiere decir, Cristo—. Y le llevó donde Jesús. Jesús, fijando su mirada en él, le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas» —que quiere decir, “Piedra”.

¡Muy buenas tardes nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi bueno,¿dónde vives? quiero seguirte, quiero verte, quiero quedarme contigo, quiero seguir al Mesías, pues te he encontrado y no quiero alejarme de ti. Como los discípulos necesito pedirte a diario que aumentes mi fe, que solo contigo se puede todo, pues eres quien haces lo imposible. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Victoria, Pablo, Pepe, Dani, Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Javi, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa,Luz,  Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que les falta humildad y quieren ser dueños de sus vidas.
  • Por los pobres y desamparados.

Reto de amor: retar al amor


¡Buenos días!

Sagrario

Sagrario

Hoy nos lleva al Señor Sor María. Feliz día. Hoy el Reto del Amor es retar al Amor.

Ayer fue san Andrés apóstol, hermano de san Pedro. Y el sacerdote en la homilía los comparaba diciendo de Pedro que era un bruto, un cabezota y que cada vez que hablaba metía la pata hasta el fondo.

Ante esto yo me vi bastante reflejada pero me venía todo el rato al corazón: “Cristo contó con él” “¡Yo conté con él!”.

Y es verdad, ¿quién lo pensaría?¿Pedro? que era tan impulsivo… Incluso negó tres veces al Señor. ¡Menuda pobreza; cómo se tuvo que sentir! Sin embargo, con sólo una mirada del Señor, sintió como Cristo amaba su pobreza.

Todos tenemos algo de Pedro: cuantas veces nos vemos impotentes ante nuestros desastres, ese sentimiento de no poder, esa impulsividad o apariencia de seguridad que a la vez es cobardía, o no saber que hacer cuando nos equivocamos… Pero, ¡Cristo cuenta contigo!

No estoy diciendo que vayas a ser Papa ni nada parecido. Pues nunca va a ser lo que hagas o lo que seas, lo que te plenifica, es decir, lo que te haga feliz, sino el Amor de Cristo que previamente hayas experimentado.

Este Amor que Pedro experimentó con la mirada de Cristo y en otras muchas ocasiones.

Hoy siéntate delante del Señor en un Sagrario, deja de mirar tus pobrezas, entrégaselas para que te las devuelva Resucitadas y RÉTALE: “¡Señor, si estás vivo, hazme experimentar Tu Amor”

Después dará igual lo que Él te pida hacer o donde el Señor te quiera, pues ya eres plenamente feliz, y lo harás irradiando alegría.

¡VIVE DE CRISTO!