Reto de amor: ser testigo


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Sor María, que pases un feliz domingo.
DÍA DE SAN BLAS.

Hoy el reto de Amor es SER TESTIGO.

Bendición de las rosquillas por San Blas

Hoy es un día grande para nuestra comunidad; hay mucha fiesta por dentro y por fuera, vienen gente de toda la comarca con sus cestas cargadas de frutos de la tierra y dulces para bendecir y para que San Blas interceda para “sanar los males de garganta y todos los de cuerpo y alma” como dice la oración de la Bendición.

Este año al ser domingo cambia un poco, pero es impresionante ver llenarse la iglesia una y otra vez; primero vienen los niños pequeños del colegio público, que con su naturalidad felicitan al santo cantando como en los cumpleaños; traen su rosquilla en la mano, pero a la hora de bendecir muchos ya se la han comido. Luego la Misa solemne y por la tarde el Rosario…todo con llenazo absoluto y aún vuelven a una segunda bendición los que se habían quedado fuera o llegan tarde.

Es una tradición muy fuerte en Lerma: los lermeños bendicen roscas etc. para sus familiares de fuera; así que las monjas de San Blas somos las predilectas; pero ¿por qué, a qué se debe esta atracción? ¿es sólo folklore? Creo que hay más, que la gente percibe “algo más” adentro. Porque claro que hay algo más que unas rosquillas y la gente lo nota: hay un TESTIGO que ha dado la vida por Cristo y eso, si te paras a pensar… ¿quién es capaz de dar la vida con alegría por un Ideal? ¡Es que no es un ideal, es una Persona: JESUCRISTO, que antes lo ha dado todo por ti y te lo ha dejado entender hasta cautivarte el corazón! y … ya tratándose de amor lo razonable se queda a un lado. Por eso San Blas atrae, porque es un Amor auténtico y vivo en Cristo, por eso la gente busca su protección, porque los santos son intercesores, puentes, luces… hoy HAZ DE TESTIGO para los que te rodean, muéstrales con tu vivir y tus gestos y palabras que te mueve un Gran Amor y que para ellos también es posible.

¡Feliz día!, os tenemos presentes en la Fiesta.

¡VIVE DE CRISTO!

Contemplar el evangelio de hoy (02/02/2013)


Día litúrgico: 2 de Febrero: La Presentación del Señor

llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor

Texto del Evangelio (Lc 2,22-40): Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor: «Todo varón primogénito será consagrado al Señor» y para ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones, conforme a lo que se dice en la Ley del Señor.

Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo. Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor. Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre Él, le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos, luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel». Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de Él.

Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Éste está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción —¡y a ti misma una espada te atravesará el alma!— a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones».

Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido, y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del Niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén. Así que cumplieron todas las cosas según la Ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El Niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre Él.

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, ha Simeón le fue revelada su misión y una vez mas cumpliste tu palabra, porque eres fiel, Simeón se vio complacido porque sus ojos han visto al Salvador, nosotros hemos llegado después y tenemos la suerte de tratarte Papi bueno como un padre. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Lourdes, Julia, Javi, Fernando, Adriana, Victoria, Pablo, Dani, Evelyn, Mª José,  Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa,Luz,  Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.
  • Por saberse hijos amados de Dios

Reto de amor: una Palabra de Esperanza


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Sor María que paséis un feliz día.

Presentación de Jesús en el Templo

Buenos días amigos

Hoy es el día de la Presentación del Señor en el Templo y hoy reconocemos a Cristo como luz que alumbra a las naciones.

Esta fiesta, en Oriente, se conoce como la del encuentro, porque hoy se da el encuentro entre Cristo y Simeón y Ana, quienes esperaban que se cumpliese la promesa de ver al Salvador.

Hoy es el día de la luz porque cuando nos encontramos con Cristo recibimos la luz para nuestra vida y para los que nos rodean, por eso el reto del Amor de hoy es que seas luz, que seas Bendición. Que al que tienes más cerca le ilumines con tu Palabra, que hable bien de él y de Cristo.

No se cómo lo vas a hacer, pero estoy segura que hoy el Señor te va a poner a alguien para que le des de tu luz, esa que brilla en tus ojos, porque has visto el rostro de Cristo y le des una Palabra de Esperanza.

Y si crees que esto no es para ti porque dices no haberte encontrado con Él, vete a una eucaristía, allí le tienes, vivo y real, sólo tienes que acogerle como Simeón y Ana.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: estoy dispuesto a dar lo que tengo


¿CUÁNTOS PANES TENÉIS?

¿cuantos panes tienes?

Hoy el Señor me pregunta si estoy dispuesta a dar lo que tengo; no le importa si tengo o soy poco o mucho, si bueno o no tanto, sino si estoy dispuesta a dárselo, si me fio de ÉL, si no me quiero guardar… el resto corre de Su cuenta, porque entonces Jesús pronuncia Su Bendición y se produce el auténtico milagro de que todos (una multitud) coman hasta saciarse. No es falta de pan lo que hay en el mundo. Es fuerte pero sencillo lo que se nos pide: dar y darnos en lo que somos y tenemos y entonces se multiplicará el AMOR y la VIDA.

¿Morir, dejar, perder? ¡Qué cosas! Tenemos tan arraigado el sentido de posesión… pero sabemos que en el Reino todo es opuesto: los ricos empobrecen y los hambrientos se sacian… … y a los pobres y pequeños se les abren unos ojos nuevos para poder ver más allá… para poder alegrarse de ser así y pasar la vida cantando de Gratitud… porque perciben que ya Alguien, el Poderoso, se cuida de ellos y de sus cosas. El vértigo es su compañero, pero se acaba haciendo amigo; la impotencia es su acreditación ante la vida ¿qué pueden perder, si nada pueden ofrecer? Es la seguridad de un niño, la de fiarse y saberse protegido y amado por un PADRE que todo lo puede y lo sabe y lo tiene, y a cada momento sacará y proveerá lo necesario.

Vivimos la espera de la operación de Javi (el padre de Leti y Aroa, le ingresan hoy) ¿qué hacer, qué esperar, qué…? Ahí estamos CONFIANDO porque tenemos la mejor acreditación y la mejor Esperanza: CRISTO que todo lo lleva y conduce; unidos en EL. Hoy nos unimos a aquel más cercano que vive la impotencia y le transmitimos Esperanza.

¡VIVE DE CRISTO!

Contemplar el evangelio de hoy (08/01/2013)


Día litúrgico: 8 de Enero (Feria del tiempo de Navidad)

Cinco panes, y dos peces

Texto del Evangelio (Mc 6,34-44): En aquel tiempo, vio Jesús una gran multitud y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tienen pastor, y comenzó a enseñarles muchas cosas. Y como fuese muy tarde, se llegaron a Él sus discípulos y le dijeron: «Este lugar es desierto y la hora es ya pasada; despídelos para que vayan a las granjas y aldeas de la comarca a comprar de comer». Y Él les respondió y dijo: «Dadles vosotros de comer». Y le dijeron: «¿Es que vamos a comprar doscientos denarios de pan para darles de comer?». Él les contestó: «¿Cuántos panes tenéis? Id a verlo». Y habiéndolo visto, dicen: «Cinco, y dos peces».

Entonces les mandó que se acomodaran todos por grupos de comensales sobre la hierba verde. Y se sentaron en grupos de ciento y de cincuenta. Y tomando los cinco panes y los dos peces y levantando los ojos al cielo, bendijo, partió los panes y los dio a sus discípulos para que los distribuyesen; también partió los dos peces para todos. Y comieron todos hasta que quedaron satisfechos. Y recogieron doce cestas llenas de los trozos que sobraron de los panes y de los peces. Los que comieron eran cinco mil hombres.

¡Muy buenas tardes nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi bueno, con la confianza puesta en ti, todo puede suceder, no son nuestras las posibilidades, ni los límites si nos avocamos a ti, con tu poder podremos llegar a donde nos lleves, que nuestros miedos se alejen cuando te seguimos, cuando te escuchamos, cuando nos acompañas dentro de nosotros en la comunión, que nada me turbe. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Victoria, Pablo, Pepe, Dani, Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Javi, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa,Luz,  Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.

Contemplar el evangelio de hoy (04/12/2012)


 

Día litúrgico: Martes I de Adviento

no has buscado a savios

no has buscado a savios

Texto del Evangelio (Lc 10,21-24): En aquel momento, Jesús se llenó de gozo en el Espíritu Santo, y dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a los pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; y quién es el Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar». Volviéndose a los discípulos, les dijo aparte: «¡Dichosos los ojos que ven lo que veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que vosotros veis, pero no lo vieron, y oír lo que vosotros oís, pero no lo oyeron».

 

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Eres mi padre y mi Dios, y todos lo has creado para mi, tu amor es tan grande, que me envuelve, me cuidas y proteges de todo mas, además buscas continuamente mi salvación y me das facilidades. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Sara, Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Javi, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramon, Alberto, Álvaro, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Alberto, Cristina, Mª José, Joaquín, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, Laura, Pepe, P. Mauritania, Carol, Elena, Juan Manuel, Camilo, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Francisco, Miguel Angel, Miriam, Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, hijo de N&I, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por los que que tienen una noche oscura, o viven un desierto.