Reto de amor: cara a la galería


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Julia. Que pases un feliz día.

Muchas veces pensamos que podemos con todo, que siempre tenemos que estar bien o por lo menos “cara a la galería” parecerlo, organizar, hacer, deshacer… No te asustes si te pasa, e aquí un vivo ejemplo de lo que te acabo de decir. La cosa es que este fin de semana después de unos días de batalla…los virus ganaron y la gripe se apoderó de mi ¿la conoces verdad? cuerpo cansado, dolor de cabeza, estomago a medias, tos, mocos…¿qué te voy a contar? cuando trabajaba era más fácil ocultarlo e “ir tirando” pero aquí…a los primeros síntomas: calcularon las horas para darme dosis de antigripal y paracetamol alternadas para paliar los síntomas a lo que yo respondí intentando saltarme algo para ver si la gripe era real; me subían desayuno, comida y cena a pesar de mis esfuerzos por levantarme; me ¡hacían la cama! si les daba tiempo antes de que me adelantase para que no la tuviesen que hacer; al verles ordenar, pasar el aspirador a mi celda mientras me dejaban inmóvil sentía vergüenza y esperaba a que se fuesen para quitar lo que quedaba a escondidas, mañana venían unos amigos y ¡¿qué iban a decir si lo anulaba?! (lo han entendido perfectamente). Cuesta dejarse cuidar, cuesta la imagen, cuesta que nos vean débiles.

Sin embargo ha habido momentos en los que me he dejado hacer, he soltado las riendas y he saboreado en mi debilidad el cuidado de los demás. Dios muchas veces te muestra Su Amor a través de esas personas que tienes cerca. Déjate amar para que puedas amar, para que tu no exijas a los demás lo que te exiges a ti. Ama tu pobreza y amarás la de los demás.¿estás triste por algo? ¿te sientes cansado? ¿te duele algo? ¿necesitas que te escuchen? ¿tienes gripe en el corazón? No intentes saltarte el paracetamol que ese hermano te dará con sus palabras, no te avergüences de que Cristo tenga que poner orden en tu vida sin que tu puedas hacer nada para ayudarle, deja que te arropen, descansa, deja las armas…coge el teléfono y llama a esa persona que te ha venido a la cabeza, entra en esa iglesia por la que vas a pasar siéntate delante de Él, habla con ese familiar, con ese amigo…hoy fuera esa imagen. Acoge todos los cuidados convirtiéndolos en oración, en Acción de Gracias por haber puesto a esas personas en tu vida.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: saber que es lo fácil y lo difícil y optar por lo que realmente te da felicidad


¡Buenos días!

Que es fácil, que es difícil

Hoy el reto del amor es saber que es lo fácil y lo difícil y optar por lo que realmente te da felicidad aunque muchas veces no sea lo mas fácil.

Fácil es ocupar un lugar en la agenda telefónica.
Difícil es ocupar el corazón de alguien…

Fácil es herir a quien nos ama.
Difícil es curar esa herida…

Fácil es dictar reglas.
Difícil es seguirlas…

Fácil es soñar todas las noches.
Difícil es luchar por un sueño.

Fácil es exhibir la victoria.
Difícil es asumir la derrota con dignidad.

Fácil es saber que estas rodeado por personas queridas.
Difícil es amarla desde el corazón de Cristo

Fácil es tropezar con una piedra.
Difícil es levantarte…

Fácil es disfrutar la vida todos los días.
Difícil es darle el verdadero valor…

Fácil es orar todas las noches.
Difícil es encontrar a Cristo en las cosas pequeñas…

Fácil es prometerle a alguien algo.
Difícil es cumplirle esa promesa…

Fácil es decir que amamos.
Difícil es demostrarlo todos los días.

Fácil es cometer errores.
Difícil es aprender de ellos…

Fácil es llorar por el amor perdido.
Difícil es cuidarlo para no perderlo…

Hoy el amor quizás te veas reflejado es eso o en otras cosas pero hoy Cristo te ofrece un nuevo día para que ames, para que no te quedes en lo que no es, sino que mires al cielo y luches por un mundo donde el amor es posible. Te deseo un feliz día y vive hoy el día en acción de gracias a Cristo por todos los dones recibidos.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: dejarlo todo en manos de la Virgen María


¡Buenos días!

María acompaña a su hijo en la cruz

Yo creo que todos nos preguntamos como lo ha vivido sor María toda esta experiencia de la operación, y hoy me ha dado su cuaderno donde ha escrito y os copio unos párrafos a mi me ha impresionado ver su lo ha vivido de la Mano de la Virgen María, por ello hoy el reto del Amor es dejar todo en manos de la Virgen María.

Os dejo con sor María ella hoy nos lleva al Señor.

Gracias, Señor, por este día, gracias por cuidar a papá a través de Sor María2 en la primera noche, y de mamá por la tarde. Gracias por poder ir yo esta noche a velar su sueño, como él ha hecho con nosotros de pequeños. Pero, sobre todo, gracias por tu Madre María, pues dice la Escritura: “Junto a la cruz de Jesús estaba su madre”. Quien está en todo momento junto a la cama de papá, cama que ahora es su cruz, es la Virgen María, arropándole, cuidándole y dándole la paz que trasmite la Madre. Y es que, cuando la sientes a tu lado la paz te invade al saber que nada malo te pude pasar y que de todo lo que ocurra ella será el escudo defensor que evitará cualquier cosa negativa. Estoy segura de que quien cuidó a papá en la URPA fue la Virgen María y que ella estuvo a su lado todo el rato. Al igual que estoy segura y me dio mucha paz el saber que cuando le metieron al quirófano nosotros nos quedamos en la puerta, pero Jesucristo, que podía entrar en el quirófano, entró y estuvo allí al lado de papá y entre los dos médicos dirigiendo su mano. No es sólo fe, es certeza de que así fue y el fruto de cómo ha salido todo me verifica que fue real.

Otra experiencia que tuve y de la que sólo doy gracias fue el sentir que en la sala de espera, entre tanta gente no podía rezar. Estaba un poco aturdida pero en mi interior le dije al Señor: “Mi oración ahora es la de tanta gente que te está pidiendo por este momento, mis palabras son sus palabras…” y experimentaba en mí que esa oración me sostenía y era escuchada. Infinitas gracias por tanto amor y paz y fe de todos y, gracias Señor, por tu presencia viva y real en estos momentos.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de Amor: cuidar a un enfermo


Buenos días

Hoy el  reto del amor es cuidar algún enfermo qué tengas a tu lado.
Ayer me llamaron mis padres diciéndome qué rezará porque las madre de unos amigos se está muriendo, yo les dije, no se muere está naciendo a la vida verdadera, por ello hoy os pidó qué en algún momento del día oreis por ella y las Familia. Pero al llevarlo a la oracion me acorde de este cuento: La escuela de Elena era un lugar especial. Todos disfrutaban aprendiendo y jugando con Elisa, su encantadora maestra. Pero un día la señorita Elisa se puso muy enferma, y Elena fue a verla con sus papás al hospital. Era un edificio triste y gris, y Elena encontró a su maestra igual de triste. Pensó que podría alegrarla con unas flores, pero no tenía dinero para comprarlas.
Entonces Elena recordó lo que habían aprendido sobre las plantas, y buscó un trocito de tierra. Lo encontró en la escuela, junto a la escalera, en la esquina donde solían buscar escarabajos. Y allí removió la tierra y la preparó. Luego su mamá le entregó unas semillas, y Elena las plantó en unos hoyos que había hecho. Después volvió a tapar las semillas, y regó la tierra con agua. Sigue leyendo