Reto de amor: por los padres con un hijo en el cielo


¡Buenos días!

Hoy el reto del amor es orar por las madres y padres que en su vida han perdido un hijo, o mejor lo diría, le tienen en el cielo.
Hoy de una manera especial desde el monasterio me gustaría que todos nos unamos en oración, por esas madres o padres que en un momento dado de su vida, el Señor ha llamado a su hijo a su Presencia.
Un Hijo es un regalo de Dios, El te le da para que le cuides y a El volvemos cuando El sabe que es nuestro mejor momento. Muchas veces nos cuesta entender las circunstancias, y nos encerramos en el “POR QUE”. Y el Señor nos llama a vivir y buscar iniciativas de vida.
Pensamos que el tiempo cura y no es verdad, el tiempo solo ayuda a “aprender a vivir” con ello, a dulcificar el dolor, por que nadie puede sobrevivir con ese grado de dolor. Hoy no quiero muchas palabras solo quiero que esos padres nos sientan junto a ellos, este es el reto de amor de hoy, estar con nuestra oración junto a ellos. Cristo es el único que consuela el corazón.
Hoy hace un año que una madre perdió a su hijo y anoche pedía oraciones por una iniciativa que iba a tener con su marido a mi me impacto mucho y os copio el mensaje: ” Desde qué murió curro ,mi marido y yo tenemos un proyecto. Hacer grupos de gente joven partiendo de los amigos de mis hijos, de nueva evangelización. Mañana después de la misa lo expondremos ,el punto de partida será conocer a nuestro Papa Francisco. Necesito vuestras oraciones para consolidar esto sí es la voluntad de Dios.
Gracias a todos.”

Hoy el reto del amor es que oremos un ratito, desde la Eucaristía, desde tu habitación, desde el monte paseando, desde tu silla de ruedas, desde tu trabajo …… La oración es la fuerza más grande para estos padres.
Que paséis un feliz día

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: ¿uno + uno = a dos?


¡Buenos días!

¿uno + uno = 2?

Hoy el reto del amor es uno + uno = a dos?
Que uno + uno es igual a dos es algo evidente ¿verdad?
Y, ¿por qué lo traigo al reto de hoy?… sencillamente porque a veces lo evidente es lo que menos somos capaces de asimilar.
Con mucha facilidad nos liamos buscando dentro de nosotros formulas matemáticas para intentar entender con la razón lo que solo el amor tiene capacidad, y nos liamos buscando tres pies al gato.

Uno y uno = dos. Tú y yo podemos estar unidas, ser afines, sintonizar en miles de cosas y vivir juntas un proyecto de vida concreto… pero cada una conservamos nuestra individualidad, no somos clones la uno de la otra, no tenemos que pensar lo mismo ni actuar de la misma manera.

Lo bonito de una amistad es conservar la esencia que hay dentro de cada una, porque unidas se multiplican y se extiende y cuando te ven se cuestionan sobre la amistad.
Uno y uno = dos… aunque yo más bien diría “uno más uno = tres” porque lo que nos une está por encima de nosotros mismos, porque Cristo está presente en nuestra vida y porque sin Él perderíamos lo más importante que tiene nuestra amistad: el poder mirar bajo el prisma del Amor y la Paz. Este es el verdadero truco de la amistad.
Que Cristo existe y que une nuestros lazos de amistad “Sí es evidente” tanto como que uno más uno es igual a tres ¿no crees?
Hoy el amor te pide que mires tu corazón y pienses en tu amigo o amiga que tienes quizás un poco olvidado que viviste momentos donde tocaste a Cristo pues hoy es el tiempo de volver e llamarla y decirla buenos días como estas?
Te deseo un feliz día.

¡VIVE DE CRISTO!