Reto de amor: ¡a pringarse!


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¡A PRINGARSE!

¡Uff! Esta mañana… ¡con qué manos hemos aparecido algunas en el coro!: las uñas negras y los dedos aún un poco sucios. En realidad las llevábamos lavadas, sólo que aún teníamos rastros de pintura.

Y es que en la tarde de ayer hicimos una imagen con pintura de dedos, y claro, nos pusimos…

Cada vez que me miraba la mano, me reía de mí misma, porque antes consideraba que ya me había hecho mayor para hacer estas cosas. Siempre me ha costado mucho tener que pringarme o mancharme las manos para hacer algo.

Recuerdo perfectamente que, aún siendo muy niña, cuando iba al parque, ya no quería jugar en la arena, porque siempre nos manchábamos. ¡Me hice mayor!

Sin embargo, ahora el Señor nos regala volvernos a pringar. Reconozco que el primer día metía en la pintura sólo la yema de los dedos, pero en seguida me di cuenta de que así no terminaba de disfrutar. Estaba más pendiente de no mancharme mucho que de disfrutar haciéndolo. Así que decidí pringarme hasta donde hiciera falta.

Y es que el Señor, en el Evangelio, nos dice: “El que se haga pequeño como un niño…”. Si nos fijamos en un niño, vemos que no mide si se va a manchar, ni tiene miedo de romperse los pantalones por las rodillas… ellos, sencillamente, se lanzan y se pringan hasta el fondo.

Así hizo Dios con nosotros. No sólo dio forma a este universo maravilloso y nos creó a nosotros… sino que llegó hasta el fondo, se hizo uno de nosotros. Cristo se pringó con nosotros, entregando Su vida para que nosotros podamos seguir siendo niños. Él nos ha devuelto el derecho a vivir liberados, sin miedo, y nos ha devuelto la confianza que tiene un niño en su padre, pues sabe que siempre está bajo su mirada y su cuidado.

Hoy el reto del amor es volver a ser niño. Ante esta esa circunstancia que pasarías de puntillas, ese compromiso que te detiene y no te acabas de lanzar… hoy tienes la posibilidad de pringarte hasta el fondo. No tengas miedo, Él te está cuidando y, ante cualquier tropiezo, pondrá Su Mano para sostenerte.

¡Vive! Vive hasta el fondo, que, de Su Mano, todo se vuelve una aventura.

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: ¡Ya está terminado el calendario “VIVE DE CRISTO en 2018”!

(Hablamos de él en un reto, puedes verlo aquí:

http://dominicaslerma.es/index.php/vivedecristo/retodelamor/1195-hoy-el-reto-del-amor-es-ensenar-al-que-no-sabe.html )

Si quieres adquirirlo, sólo tienes que escribirnos a este correo

vivedecristoevangelizacion@gmail.com

indicando cuántos calendarios quieres y dándonos una dirección postal a la que enviarlo (sólo se hacen envíos a España).

El donativo de cada calendario es de 4,50€, pero, a partir de 5, el donativo es de 4€ por calendario (+ gastos de envío).

Para más información:

http://dominicaslerma.es/index.php/monasterio/noticias/1203-con-cristo-todo-el-ano-2018.html

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor: ¿cambio de planes?


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¿CAMBIOS DE PLANES?

Ayer me levanté un poco “de no”. Digamos que de esos días en los que no te apetece nada más que ir a lo tuyo y que te dejen en paz.

Gracias a Dios, que nos regala comenzar el día poniéndonos de cara a Él, y, en el ratito de oración, le dije que no quería vivir así todo el día, que sabía que Él es capaz de regalarme un día desde el amor. Así que se lo entregué todo y le pedí que me mostrara ocasiones para amar.

Y con ésas salí de la oración, con una paz renovada… y eso que no sabía bien lo que había pedido…

Nos fuimos a desayunar, y, nada más llegar al Novi, entró la primera llamada…

“¡Vaya, gracias, Señor! Sí que eres rápido…”, le decía mientras descolgaba el teléfono.

Cuando bajaba a ponerme a lo mío, me crucé con una hermana que me pidió que si le podía ayudar a trasladar unas cajas de un lado para otro; al poco, que si podía grabar unas cruces, que eran para unos jóvenes; después, “Israel, de pronto se ha caído Internet… ¿llamamos a la compañía?“

Al tercer cambio de planes, sentía cómo mi humanidad se resentía, veía que lo que yo había planeado hacer no iba a llegar ni por asomo…

Pero, en seguida, Él me recordó: “¿No querías ocasiones para amar? ¿Quién prefieres que lleve tu día, tú o Yo? ¿Qué prefieres hacer, lo tuyo o lo Mío?”

“Vale, vale, seguimos con tus planes…“, contesté un poco sonrojada de sentir que Él sí que se había tomado en serio mi petición…

Así, minuto tras minuto, se iban sucediendo ocasiones muy diversas para amar.

El Señor me puso en el corazón que amar es no querer hacer las cosas que se me presentan para “quitármelas de encima”, sino ver siempre que detrás hay una persona que se merece todo, porque Él la ama. En esos momentos no soy yo la que está al otro lado del teléfono, o haciendo ese trabajo, o arreglando ese entuerto… no soy yo, sino que quiere ser Él a través de mí.

Todos hemos recibido esta misión: “Amaos los unos a los otros como Yo os he amado”. Cada día es un nuevo comienzo, una nueva ocasión para descubrir que tú también has sido llamado a apostar por el amor.

Hoy el reto del amor es salir en misión. Cuando vayas a salir de casa, haz un poquito de oración y pídele que te muestre ocasiones para amar. Que te regale ver a la persona que hay detrás de cada ocasión.

¿Quieres ser feliz hoy? Ora y ama.

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: ¡Ya está terminado el calendario “VIVE DE CRISTO en 2018”!

(Hablamos de él en un reto, puedes verlo aquí:

http://dominicaslerma.es/index.php/vivedecristo/retodelamor/1195-hoy-el-reto-del-amor-es-ensenar-al-que-no-sabe.html )

Si quieres adquirirlo, sólo tienes que escribirnos a este correo

vivedecristoevangelizacion@gmail.com

indicando cuántos calendarios quieres y dándonos una dirección postal a la que enviarlo (sólo se hacen envíos a España).

El donativo de cada calendario es de 4,50€, pero, a partir de 5, el donativo es de 4€ por calendario (+ gastos de envío).

Para más información:

http://dominicaslerma.es/index.php/monasterio/noticias/1203-con-cristo-todo-el-ano-2018.html

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: palomitas con amor


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

PALOMITAS CON AMOR

Hace unos días nos hicimos unas palomitas para merendar. Metimos al microondas una de aquellas bolsitas que vienen preparadas para calentar y, en pocos minutos… ¡pum, pum… pum! Ya estaban listas para comer.

Mirando desde fuera, me quedé pensativa… Qué impresionante, ¡las palomitas se abren al calor!

Seguro que todos alguna vez hemos intentado comernos un grano de maíz duro y seco… y todos llegamos a la misma conclusión: es imposible comerlo. Está duro, muy duro, es inmasticable y, además, no tiene el sabor de la palomita, es como si no tuviera nada que ver.

Sin embargo, cuando se aplica calor sobre esos granos tan duros, comienza a obrarse el milagro: uno a uno se abren y se transforman completamente. Toman un sabor y un color diferente.

Muchas veces nos encontramos a lo largo de la jornada con alguna persona que parece que tiene un mal día, que está un poco endurecida, rígida, infranqueable… es como el maíz duro, que no se puede comer. Sin embargo, cuando una persona está así, como con barreras, es porque se está defendiendo de algo, aunque sea inconscientemente.

Ante esas situaciones, que todos hemos vivido y que también a veces nos ocurren a nosotros, sólo hay una salida: el amor. Sólo el calor del amor transforma todas las situaciones, hasta las que puedan parecer más difíciles.

Sí, porque el que ama, aún cuando el otro está endurecido, le está dando libertad. Libertad para seguir enfadado o salir de su enfado, pero le está amando así, como está, y éste, al sentirse amado, termina por rendirse, porque ya no necesita sus barreras, no necesita defenderse.

El amor cambia el clima de nuestras relaciones, y es que… ¡el calor del amor nunca deja indiferente! Nos da la libertad para abrirnos completamente, como hacen las palomitas.

En las cartas de san Pablo podemos leer que: “la prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros”. Él no vino a nosotros porque fuéramos buenos, pues sabía que no lo podíamos ser, sino que, siendo malos, Cristo nos amó, nos liberó. Y ha derramado su Espíritu en nosotros para que también nosotros podamos amar a los demás con el amor que recibimos de Él. Su amor es el que nos hace buenos.

Hoy el reto del amor es hacer palomitas. Hoy vive desde el amor, ofrece el calor que tantos a tu alrededor necesitan para poder abrir su corazón. Es fácil dejarse llevar por una mala contestación, pero, si contestas con amor, poco a poco se irá abriendo y descubrirás una persona nueva escondida bajo esa apariencia de dureza. ¡Haz la prueba!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: ¡Ya está terminado el calendario “VIVE DE CRISTO en 2018”!

(Hablamos de él en un reto, puedes verlo aquí:

http://dominicaslerma.es/index.php/vivedecristo/retodelamor/1195-hoy-el-reto-del-amor-es-ensenar-al-que-no-sabe.html )

Si quieres adquirirlo, sólo tienes que escribirnos a este correo

vivedecristoevangelizacion@gmail.com

indicando cuántos calendarios quieres y dándonos una dirección postal a la que enviarlo (sólo se hacen envíos a España).

El donativo de cada calendario es de 4,50€, pero, a partir de 5, el donativo es de 4€ por calendario (+ gastos de envío).

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: un comienzo… a su manera


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UN COMIENZO… A SU MANERA

Hoy comenzamos nuestro segundo día de ejercicios espirituales. Y, ¡hay que ver!, que siempre me pasa la misma.

Anoche, en la oración, le decía al Señor, ya un poco nerviosa: “Mira, Señor, tengo tantas cosas en la cabeza, tantas cosas que se me ocurren para hacer, son tantos los pensamientos que llenan mi cabeza, que, fíjate, ha pasado ya el primer día y aún no he entrado de lleno en los ejercicios”.

Creo que el Señor se echó una sonrisa, pero con ese cariño y ese amor que tiene hacia nuestra pequeñez. Y, al cabo de un rato, me puso una imagen que me ayudó mucho a comprenderme un poco más:

Muchas veces nuestra cabeza está llena de ideas por aquí, de conversaciones por allá… de pensamientos y pensamientos que se solapan unos a otros sin dejar espacio para más.

Cada uno de ellos es como si fuera un grano de arena, que se suma a otro, y a otro, y terminan por convertirse en un arenal. Pero no hay ninguna unidad entre un grano y otro, no hay vida en ellos, sólo es un desierto seco de muchos granos de arena.

Sin embargo, cuando se derrama un poco de agua, la cosa cambia mucho.

La primera gota parece como si no hiciera nada, pero, poco a poco, el agua va calando hacia el interior. Los granos de arena comienzan a unificarse, dejan de ser granos y se convierten en una masa, en una arcilla para modelar.

Y es que el Señor necesita de su tiempo para que Le dejemos trabajar en nosotros. No importa que te despistes mucho en la oración; si estás allí, poco a poco este Agua irá calando hasta lo profundo de tu corazón. Y, si te vas dejando calar por Él, tu corazón se convierte en barro en las manos del Señor. Sólo en Sus manos puedes tener la certeza de que hará de ti una vasija nueva, modelada por Él con todo su amor por ti.

Esto hizo Cristo con la samaritana, que tantos complejos tenía, tan culpabilizada se sentía, eran tantos los pensamientos que rondaban su cabeza… pero, yendo a aquel pozo a por agua, se encontró con el Agua Viva que transformó su vida por completo.

Hoy el reto del amor es hacer un ratito de oración. No tengas miedo a parar con Él, nunca será una pérdida de tiempo. La oración es acercarse a la Fuente Viva para que tu arenal se empape de su Agua y sea Él quien modele tu vida.

Cristo en Persona, ¡te espera!

¡VIVE DE CRISTO!

Pd: Aprovechamos para pedir oraciones para estos días de ejercicios. Que el Señor se derrame con su Gracia, para que, llenándonos de su Amor, podamos seguir transmitiéndolo a todo el que entra en contacto con nosotras. También nosotras os ponemos a todos a Sus pies. ¡Gracias por tu oración!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: nada nos separará de su amor


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

NADA NOS SEPARARÁ DE SU AMOR

Hace unos días recibimos una llamada que nos emocionó. Al otro lado del teléfono se escuchaba la voz de una persona mayor, pero llena de entusiasmo y alegría.

Pronto, tras una breve presentación, nos compartía con plena naturalidad que pasa muchas horas ‘enganchada’ al oxígeno. Y, leyendo uno de los retos, había visto que hacíamos rosarios y pulseras. Así que en seguida nos expuso el motivo de su llamada:

-Durante las horas de oxígeno hago muchos rosarios y pulseras que después me gusta regalar. Pero, claro, en mi entorno ya he regalado a todos… y, al leeros, he pensado que, si os parece bien, podría enviaros a vosotras los rosarios y las pulseras para que los regaléis, especialmente a los enfermos…

Aquel gesto nos conmovió totalmente. ¡Qué testimonio! Ella, al ver la debilidad de su cuerpo, ha optado por dar la mano al Señor y entregarle a Él esas horas de su día. Y así, con esos rosarios, otros enfermos podrán descubrir al Señor en su enfermedad.

Y es que sólo Cristo puede llenar de vida nuestra debilidad. Lo que para nosotros podría ser un peso enorme, Él lo transforma, le da sentido, y llena de alegría la vida.

Y así nos llegó su paquete, con aquellos rosarios llenos de cariño y de ilusión. Y, además, cada uno de los rosarios venía “rezado”. ¿Qué mejor que devolverle nuestro agradecimiento con otra oración?

Hoy el reto del amor es orar por los enfermos. Como nos decía en la nota que acompañaba los rosarios: “que el Señor nos dé la salud, de cuerpo o bien de alma, que ésta todos la necesitamos”. Hoy presenta al Señor uno a uno a todos los enfermos que conozcas, y haz una llamada al que sientas que el Señor te pone en el corazón.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: causalidades


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¿CASUALIDADES?

Ayer, durante la oración de la tarde, estaba intentado acabar un reto, pero no me convencía del todo, no acababa de saber expresarme. Así que, en ésas, levanté la mirada hacia el Sagrario y le dije al Señor: “Señor, tú sabes más. Este reto no acaba de salir, así que lo dejo… pero, ¿tienes pensado otro reto para mañana?”

Así permanecí en silencio unos segundos, hasta que la hermana que está sentada justo detrás de mí, me dio un golpecito en el hombro. Me volví. Ella, mientras extendía el brazo para darme mi capita, me dijo:

-Te la acaban de bajar, póntela, que hace frío, no vayas a cogerte algo…

Me brotó una sonrisa e inmediatamente me puse la capita. Y es que, con ese gesto de amor, el Señor me estaba dando respuesta al diálogo que habíamos tenido justo en aquel momento. ¡Ahí estaba el reto!

El Señor siempre contesta nuestras preguntas, lo que sucede es que unas veces, sencillamente, no esperamos hasta escuchar su respuesta; y otras veces su respuesta llega, pero nos dejamos confundir llamándola “casualidad”.

La “casualidad” es como una venda que nos cierra los ojos para no ver más allá. Éste fue uno de los grandes cambios en mi vida tras tener mi primer encuentro personal con Cristo. Y es que, cuando cambias tu lenguaje, comienzas a creer que es real, que no existen las casualidades, que detrás de todo lo que te sucede está Cristo cuidando de ti. Ni un solo segundo de tu día pasa desapercibido para el Señor. Tú eres importante, muy importante para Él, y Su tarea es hacerte feliz, que puedas participar de Su Felicidad.

Cuando comprendes en el corazón que no hay casualidades y que Él siempre está contigo, las cosas cambian de rumbo: caes en la cuenta de que Cristo sí que te escucha, y sí que te responde; lo que ocurre es que muchas veces son nuestros oídos los que aún no saben distinguir Su voz…

Hoy el reto del amor es cambiar el lenguaje de las “casualidades”. El papa Benedicto XVI dijo una vez: “¿Cómo se empieza a creer? Creyendo”. Hoy haz tú también la prueba, y comienza a abrirte a la posibilidad de que eso que te sucede no es casualidad. ¡Te sorprenderás! Y tu vida se convertirá en una aventura.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor:¿Qué tienes entre las manos?


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¿QUÉ TIENES ENTRE LAS MANOS?

Estos días estamos preparando muchos colgantes, pulseras o rosarios que hacemos a mano. Y es que lo bonito del trabajo es dejar que, en lo que tienes entre manos, te hable el Señor. Así, colgante tras colgante, nudo tras nudo, te da para darte cuenta de muchas cosas.

Para hacer los nudos corredizos de los colgantes, primero cruzamos los dos extremos del cordón. Después cogemos un cabo y le damos tres vueltas sobre el otro; pasamos la punta del cabo por el centro de esas vueltas, ¡y ya tenemos un nudo corredizo! Después haces lo mismo con el otro extremo del cabo.

Nosotros somos como este cabo. Igual que, para que un simple cabo pueda formar un bonito collar, necesita enlazarse, así también nosotros, para llenar de sentido nuestra vida, necesitamos enlazarnos, necesitamos el amor, relacionarnos con los demás.

Pero, ¿qué sucede? Que hay veces en que apretamos demasiado el nudo, y no deja correr al otro cabo. O, por el contrario, si el nudo está demasiado suelto, no tardando mucho acaba por deshacerse y soltarse. Así es el amor: cuando asfixia al otro deja de ser amor y se convierte en una atadura; y, cuando está demasiado suelto, cuando se pierden los detalles, los pequeños gestos, se suelta la tensión que mantenía unidos los cabos… y se deshace la relación.

Por eso Cristo es tan crucial en nuestra vida, porque sólo Él es quien nos puede enseñar a encontrar esa tensión necesaria para saber acercarnos al otro y querer su felicidad y su bien, sin que terminemos por apretujarlo y sin darle su espacio necesario. Cristo está deseando llenarte de su amor, para que desde Él puedas amar, no ya con amor propio, sino con un amor que es respeto, que libera y que desea enormemente el bien del otro.

Hoy el reto del amor es buscar al Señor en lo que tienes entre manos. Él va contigo durante todo el día, y continuamente se manifiesta, lo que sucede es que muchas veces son nuestros ojos los que no saben percibirle. Por eso, hoy haz lo que tienes entre manos, pero deja que Él vaya hablándote al corazón por medio de eso que estás realizando.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: sin cadenas


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

SIN CADENAS

Ayer estuvimos de cocina. Cuando ya estábamos terminando de fregar la cena, llegaron Inés y Sión a preparar el desayuno del día siguiente. Al poco se dieron cuenta de que se nos había olvidado dejarles preparado el café para el desayuno. (Se trata de una buena costumbre que tenemos en el convento: las cocineras del día anterior dejan el café hecho; así, la que vienen ese día de cocina no tiene que madrugar mucho para hacer una cafetera tras otra hasta completar la medida necesaria para toda la Comunidad…).

Es verdad, se nos había pasado por completo, pero estas hermanas, en lugar de decirnos que se nos había olvidado, y mucho menos de echarnos en cara nuestro despiste, nos descupabilizaron diciéndonos que no nos preocupásemos, que ya se encargarían ellas de prepararlo todo, y, encima, nos dijeron que se alegraban de poder echarnos una mano, aunque sólo fuera en eso.  

Sé de todo corazón que lo dijeron con total sinceridad, y así nos lo hicieron sentir.

Es cierto que “cometer un error es humano”, pero algunas veces no toleramos esa “humanidad” del hermano, no nos sale ser tan comprensivo ni acogedor.

A mí me ayuda enormemente cada vez que experimento cómo mis hermanas me aman en mi pobreza, porque ahí es donde realmente se prueba el amor, que sólo puede venir de Cristo. Y, cuando te has visto tantas veces amado en tus errores, en las caídas…, cuando le sucede al hermano, rezas y deseas reaccionar como antes lo han hecho contigo.

Y es que necesitamos sentir esa misericordia para poder tenerla con los hermanos. Alguien tiene que ser el primero en romper esa cadena de “intolerancia” a la pequeñez de los demás. Y ése fue Cristo. Él murió precisamente para romper esas cadenas, Él ha destruido también tus cadenas amándote, muriendo y resucitando por ti. Por todo lo que eres, por cada caída, por tu debilidad, por todo lo tuyo, para que hoy tú también puedas experimentarte amado así como eres y como estás. Y así tú también puedas dejar que Él te impulse a amar a los demás cuando caigan, cuando se equivoquen. Porque sólo Él puede ir modelando el corazón para que nos salga amor cuando el otro tropieza.

Hoy el reto del amor es romper tus cadenas. Vive desde el amor, y descubre cómo todo a tu alrededor toma otro color, todo se vuelve alegre, y sentirás la auténtica felicidad. ¡Haz la prueba!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: una sombra extraña


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UNA SOMBRA EXTRAÑA

En el Noviciado se cumple físicamente esa parte del Ángelus que dice “y puso su tienda entre nosotros”. Sí, porque el Oratorio del Novi es una celda más, que está junto a las nuestras, por lo que podríamos decir “puso su celda entre nosotras”.

Esto es un regalo enorme, ya que podemos pasar por el Oratorio siempre que queramos. Uno de los ratos más concurridos suele ser por la noche, antes de acostarnos.

Ayer me encontraba a esa hora sentada frente al Señor. Estaba dándole gracias por el día, mientras miraba fijamente al Sagrario.

De pronto, algo extraño llamó mi atención. Comencé a ver reflejado en la puerta del Sagrario una pequeña sombra negra que se movía por la pared en la que yo estaba apoyada.

Bruscamente me di la vuelta, y pegué un salto del susto. La “pequeña” sombra negra, resultó ser una “enorme” araña negra y gorda que bajaba hacia mí.

El suceso despertó mi asombro. ¡No me lo podía creer…! El Señor consiguió sacarme una sonrisa demostrándome cómo Él cuida de mí. ¡Nunca lo habría imaginado así!

Me volvió a enseñar que, si confío en Él, podré vislumbrar cómo Él se encarga de todo, hasta de proteger mis espaldas. Que puedo vivir confiada, porque nada se escapa de su mirada. Que Él busca mi felicidad, y que lo que quiere para mí son planes de amor. Su voluntad se traduce en amor y felicidad para mí: no tengo nada que temer.

Después de aquello, me quedé un rato más dándole gracias por todo lo sucedido, y me daba cuenta de que, cuando desconfiamos del Señor, cuando ponemos en duda su poder en nuestra vida o sus planes para nosotros, entonces comenzamos a desconfiar de todas las personas que nos rodean.

Se genera una espiral de desconfianza que nos hace estar mirando a todos lados, y vigilar que ninguna “araña” se acerque a nosotros. Nos cerramos a amar, y vivimos a costa de nuestras razones. Sólo cuando vivimos confiados en Sus manos sabemos que lo que nos sucede es lo mejor que nos va a pasar, porque con Él todo lo que vivamos nos conduce a una mayor experiencia de su Amor por nosotros.

Hoy el reto del amor es volver a confiar en el Señor. Si sientes que cierto agobio asoma a tu vida, que vives pendiente de esas arañas que te acechan, vuelve a dejar las riendas de tu vida en las manos de Cristo. Descansa en Él, que es tu auténtica seguridad, y vuelve a vivir desde el amor.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto de amor: calor de hogar


Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CALOR DE HOGAR

Cada nuevo despertar se va haciendo notar un poco más el frío. Se entrevén más prendas de abrigo bajo el hábito de las monjas. Hasta las menos frioleras ya se han puesto alguna capa más. Tal es así, que ayer en el Noviciado decidimos comenzar a encender un poquito la gloria.

¡Ya estamos en otoño! A mí esta época del año me encanta: ver el paisaje cambiante, el calor de la gloria… ¡todo me sabe a hogar!

Sí, el otoño genera mucha vida dentro de mí. Es como una nostalgia que te invita a mirar hacia dentro, y a darte cuenta de lo a gusto que estás en casa. Venimos del verano, que es la estación que nos invita a salir, a estar más dedicados hacia fuera. Y parece que, al comenzar el curso, todos se van guardando más en el hogar. Es una estación que invita a la intimidad.

Y aquí me puedes decir: ¿y las personas que viven solas? Pero, todos hemos experimentado alguna vez el estar rodeado de muchas personas que te quieren… y, sin embargo, sentir soledad.

Y es que dentro de nosotros tenemos un anhelo muy grande, un deseo de experimentar un amor tan íntimo que llene todo nuestro ser.

Muchas veces busqué algo o alguien que me llenara… pero siempre sentía que nadie me podía llenar, que, aunque estuviera rodeada de personas, siempre había un gran vacío dentro de mí.

Sólo cuando me dejé encontrar por Él descubrí que en el corazón hay una parte que es tan íntima que únicamente Cristo puede saciar.  

Él es el único que puede llenar nuestra vida, nuestro corazón, todo nuestro ser. Su Amor es tan personal que te hace sentir único. Ésta es la intimidad que todos andamos buscando, aunque muchas veces ni siquiera lo sepamos. Por eso, con Cristo, nunca estamos solos.

Hoy el reto del amor es visitar a una persona que viva sola. Hoy llama a la puerta de quien vive en soledad y para un rato con él. Pero, sobre todo, llévale un detalle para que pueda experimentar que nunca está solo: un libro que le hable de Cristo, un Rosario, una cruz… Tu visita le agradará muchísimo, pero serán tan sólo unos minutos o un par de horas; sin embargo, hay Alguien que nunca se separa de su lado. ¡Lleva el verdadero Calor a su hogar!

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!