Reto de amor: pulsar el botón de stop


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Aroa. Que pases un feliz día.

¡Buenos días! amigos: hoy el reto del Amor es apretar tu botón de stop.

El lunes me tocaba lavar la ropa, así que el domingo lo dejé todo preparado por secciones, para meter en la lavadora: sábanas y pijamas, otra de toallas y batas, otra de sintéticos y otra de lana.
El lunes antes de ir a la ducha voy a poner la primera lavadora antes de las 6, pero me olvidé de ponerme el despertador y me desperté al toque de campana de las 6, así que me duché y fui después a las 6:20 a ponerla. Luego me fui al coro y después, antes de la misa, a las 7:45, fui a poner la siguiente pero me encontré que no había acabado y le faltaba el último centrifugado que dura casi 10 minutos. Me quedé mirando la lavadora dar vueltas y pensé:’creo que mi cabeza a veces es como este centrifugado, da vueltas y vueltas y no para’. Luego miré la hora y vi que no llegaba a misa, así que esperé unos 5 minutos y luego apreté el botón rojo que pone stop de emergencias y entonces todo se paró. Saqué la ropa, puse la siguiente y llegué a misa 3 minutos antes.

Después de la misa estuve pensando en ese botón rojo de stop de emergencias que necesito para mi vida, para mi cabeza , para mis prisas. Muchas veces no entendemos la enfermedad, pero es un poco como si Cristo nos apretara ese botón para que paremos, para que le miremos a Él.
No se como será tu ritmo de vida, el mío, a pesar de lo que piensa la mayoría de la gente de que las monjas “no hace nada” te puedo asegurar que es muy intenso, por eso 6 veces al día pulsamos ese botón, lo dejamos todo y vamos a coro para alabar al Señor.

Hoy el reto del Amor es que pulses tu botón de stop de emergencias y como dice la canción “ven y descánsate en Dios y deja que Dios sea Dios, tu sólo adórale”.

¡VIVE DE CRISTO!

Contemplar el evangelio de hoy (12/02/2013)


Día litúrgico: Martes V del tiempo ordinario

¡Qué bien violáis el mandamiento de Dios, para conservar vuestra tradición!

Texto del Evangelio (Mc 7,1-13): En aquel tiempo, se reunieron junto a Jesús los fariseos, así como algunos escribas venidos de Jerusalén. Y al ver que algunos de sus discípulos comían con manos impuras, es decir no lavadas, -es que los fariseos y todos los judíos no comen sin haberse lavado las manos hasta el codo, aferrados a la tradición de los antiguos, y al volver de la plaza, si no se bañan, no comen; y hay otras muchas cosas que observan por tradición, como la purificación de copas, jarros y bandejas-.

Por ello, los fariseos y los escribas le preguntan: «¿Por qué tus discípulos no viven conforme a la tradición de los antepasados, sino que comen con manos impuras?». Él les dijo: «Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, según está escrito: ‘Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinden culto, ya que enseñan doctrinas que son preceptos de hombres’. Dejando el precepto de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres». Les decía también: «¡Qué bien violáis el mandamiento de Dios, para conservar vuestra tradición! Porque Moisés dijo: ‘Honra a tu padre y a tu madre y: el que maldiga a su padre o a su madre, sea castigado con la muerte’. Pero vosotros decís: ‘Si uno dice a su padre o a su madre: Lo que de mí podrías recibir como ayuda lo declaro “Korbán” -es decir: ofrenda-’, ya no le dejáis hacer nada por su padre y por su madre, anulando así la Palabra de Dios por vuestra tradición que os habéis transmitido; y hacéis muchas cosas semejantes a éstas».

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, tu tienes palabras de vida, nuestras salvación no viene de nuestras obras, sino de tu Gracia, de tu infinita misericordia, si nos caemos, si pecamos. Ahí estas con el sacramento de la reconciliación esperándonos, tu quieres los pecados para dejarlos clavados en la cruz, y poder vivir libres de pecado, en Gracia, para poder disfrutar del amor, que nos tienes y que quieres que tengamos contigo y con nuestros hermanos, la ley del hombre no debe prevalecer sobre el amor entre Dios y su criatura, y entres sus criaturas, esas son las obras que valen las obras de amor, que no son nuestras sino de Dios, porque cuando parece que las hacemos nosotros no son mas que obras que Dios hace a través nuestra. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Mª Teresa, Luz Mª,  Lourdes, Julia, Javi, Fernando, Adriana, Victoria, Pablo, Dani, Evelyn, Mª José,  Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.
  • Por saberse hijos amados de Dios