Reto de amor:tutores por el suelo


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

TUTORES POR EL SUELO

Hace unos días tuvimos unos fuertes vientos con los que todo en la huerta se zarandeó.

A los árboles, que son grandes, no les pasó nada, pero el que ha sufrido las consecuencias del vendaval ha sido el huerto: todos los tutores de los tomates se han caído, y, por lo tanto, los tomates están ahora a ras de suelo.

Sin embargo, lo más impresionante es que las matas de tomate siguen viviendo, se han adaptado al cambio y los frutos siguen madurando. Ahora se han convertido en plantas rastreras, ¡pero los tomates siguen siendo exquisitos!

Me doy cuenta de cómo a mí y a ti, que me estás leyendo en este momento, nos ocurren situaciones que tiran por los suelos todas nuestras seguridades: sientes que todo se mueve, que nada tiene consistencia, y el miedo empieza a llamar a nuestra puerta; la desconfianza nos puede, dudamos de todo. Es en ese momento cuando descubro que mis tutores están por los suelos.

Jesús vivió estas situaciones que tú y yo estamos viviendo, pero Él no se detuvo al ver que un viento tiraba el tutor; Jesús siguió caminando, pues tenía un cimiento fuerte: su confianza en su Padre.

Cristo se retiraba a orar cuando veía que se calentaban las cosas, cuando veía que se endurecía los corazones, cuando veía que el perdón y el amor no entraban en el corazón de una persona. Jesús nunca dejó de orar y de amar. Y esto es a lo que nos anima: que no tengamos miedo, que Él está contigo y conmigo, que cuida de cada segundo de nuestra vida.

Hoy el reto del amor es orar cinco minutos, y ver dónde tenemos nuestra vida, ¿quién nos sostiene? ¿Dónde hemos puesto nuestra confianza? Hoy te invito a orar pidiendo para que, en el corazón de todos, el Señor ponga Perdón y Amor.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Anuncios

Reto de amor: junto al señor


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.       

JUNTO AL SEÑOR

Ya estamos totalmente metidos en la Cuaresma, yo diría que en la recta final. Una de las cosas comunitarias que se hacen los viernes de Cuaresma en el monasterio es vivir juntas el Viacrucis.

Cada viernes, una de nosotras prepara unas pequeñas meditaciones para acompañar cada estación. Se pueden usar libros, citas bíblicas o lo que cada una quiera compartir con las demás. Es precioso, porque ves la riqueza de la pluralidad. Cada una lo hace distinto, y en todos descubres al Señor.

Y, claro, mi gran inquietud todos los años es buscar alguna meditación sobre la Pasión.

El año pasado empecé un libro de meditaciones del viacrucis, y este año he vuelto sobre él. Me está ayudando mucho, ya que el autor vive el viacrucis no desde algo tétrico o moralista (que podría hasta hacer que cueste afrontarlo)… sino que nos muestra este camino desde el amor, desde la alabanza, la acción de gracias y la gratitud.

El autor es un hermano nuestro, el dominico Chus Villarroel, que a mí, en mi vida espiritual, me ha ayudado mucho. Es un viacrucis en el que Jesús habla en primera persona. Cuando vas leyendo, te vas sintiendo amada por Cristo, te vas dando cuenta de que esa pasión es por ti, es por mí, pero el único motivo es el Amor, y lo que te sale del alma es amar a Cristo con todo el corazón.

Hoy te comparto lo que me ha llegado al corazón del libro:

“Quinta estación. El cirineo ayuda a Jesús.

Simón no era un curioso ni un cualquiera que pasó por allí. Las casualidades son cosas de los hombres; para Dios, todo lo que sucede entra en su plan. Siempre es un plan de salvación, a no ser que lo rechacéis. A Simón, el cirineo, lo elegí yo; no los soldados romanos. Al principio lo recibió mal, pero luego el Espíritu le infundió compasión y me comenzó a mirar con ternura. Mi cruz dió en él los primeros frutos de salvación, y después en sus hijos, que formaron parte de la nueva Iglesia.

No rehúyas ayudar a los que ves cargados con su cruz cerca de ti. Deja que mi Espíritu te llene de misericordia y compasión. Yo he muerto por todos, todos sois hijos míos. No juzgues quiénes son dignos de ayuda o no; el juicio me pertenece a mí. Los pobres son míos y todas las cruces del mundo me pertenecen. Las he comprado con mi precio. ¿Quieres ayudarme, como el cirineo, a llevar la cruz del mundo?”

Hoy el reto del amor es mirar la Pasión de Cristo desde el amor. Pídele que te muestre toda la grandeza que esconde y, sobre todo, que sientas en tu carne su salvación, la acojas en tu vida y vivas de Él.

¡VIVE DE CRISTO!

PD: Aquí te dejo un link donde puedes adquirir el libro. Te aseguro que no te vas a arrepentir de leerlo, meditarlo y, sobre todo, vivirlo.

http://www.ociohispano.es/libro/meditaciones-sobre-el-viacrucis/

¡Feliz día!

Reto de amor: ¿Qué te sostiene?


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       

¿QUÉ TE SOSTIENE?

El lunes, después de la fiesta del domingo, la iglesia estaba muy sucia y, como todos los años, fuimos toda la comunidad a limpiarla juntas.

Pero primero hay que sacar la Virgen con las andas al claustro, y también a Santo Domingo.

Pues bien, en la mesa donde están colocados, por la parte de delante, había un bordado, pillado en algun sitio de la mesa. Lo único que podía ver era una cuerda que, siguiendo su rastro, encontré dónde estaba enganchada. La solté, pero mi sorpresa fue ver cómo estaba todo perfectamente colocado: la medida era justa para que la cuerda tensará el bordado que colgaba de la mesa y, al final de la cuerda, una arandela que enganchaba en un extremo de la mesa. La verdad que todo un invento de monjas, muy rudimentario pero muy eficaz.

Al seguir barriendo y fregando la iglesia, me di cuenta de que, quien había inventado ese método de atar el estandarte, tenía muy claro de quién quería colgar su vida. Y, en ese momento, me preguntaba: “¿De quién cuelgo yo mi vida? ¿Qué es lo que me sostiene?”

Es verdad que te puedes colgar de muchas cosas, pero sólo te van a dar momentos de felicidad. Sólo si te cuelgas de Cristo la felicidad será continua.

Hoy tendrás muchas ocasiones para colgarte de cosas o de circunstancias, pero recuerda que sólo Dios te hace feliz. El resto del día me lo pasé dando gracias por mis hermanas que, antes de mí, pensaron en cómo atar ese estandarte.

Hoy el reto del amor es preguntarte en la oración de quién estás colgado, y dar gracias. Da gracias también a cinco personas que te ayudarán en el día de hoy. Te ayudarán en alguna tarea, su ayuda hará más fácil y suave tu trabajo.

¡VIVE DE CRISTO!

http://dominicaslerma.es/

Reto de amor: un año vivido


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
UN AÑO VIVIDO

Hace 21 años, un día como hoy salía de mi casa, camino al convento. No tenía muy claro lo que quería en mi vida, sólo sabía que me había encontrado con Cristo, me había enamorado el corazón totalmente y no quería otra cosa que entregarme por completo a este amor. Detrás dejaba una familia, amigos, un novio, estudios… pero todo me parecía nada comparado al Amor que había encontrado, un amor totatilizante.

Cuando me preguntaban por qué clausura y no vida activa sólo podía decir que me había encontrado con Cristo, y quería entregarle toda mi vida a Él. No tenía nada que justificara mi entrega a Él; me explico: no me entregaba a Cristo y cuidaría a unos niños en misión, o a unos ancianos, o un colegio. No, mi vida de clausura, si querían que algo lo justificara, no había otra cosa más que Cristo.

Mi gran miedo era si algún día ese amor se acabaría. La gente me decía que ese fogonazo se pasaría y que el amor no dura toda la vida. La verdad es que hoy hace 21 años que entré en el convento, y el amor sigue vivo y fuerte en mi corazón, cada día más enamorada de Cristo, y cada día le descubro vivo y real, conmigo. Aquí te comparto un video de todo lo vivido este año, me lo han regalado las novicias, espero te guste: https://youtu.be/ELxNlrFkIeA

En este día siempre llevo a la iglesia una flor a María, una que encuentro por la huerta, para pedirle que ella cuide mi fidelidad, que ella esté siempre a mi lado.

Hoy el reto del amor es que compres una flor y entres en una iglesia, busques una imagen de María y se la dejes a sus pies. Mírala y pídele que encienda en tu corazón el amor, quizás un amor que se está apagando, ella es experta en vover a darlo vida; o quizas un amor que está en plena vida, pídele que te enseñe a cuidarlo.

¡VIVE DE CRISTO!
  
http://dominicaslerma.es/

Gracias, Señor, por Rafa


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
GRACIAS, SEÑOR, POR RAFA

Ayer, a las 6:00 de la mañana, recibí una llamada. Me dijeron que Rafa ya había nacido a la verdadera Vida.

Ha sido un gran regalo del Señor haber podido acompañar a Rafa en estos momentos. En Julio le conocí. Vino a vernos con su mujer y con Carlos. Lo que más me impresionó de él fue su sonrisa y su mirada.

En su sonrisa descubrí un niño en la fe. Me habló del trato que tenía con el Señor, de cómo hablaba con Él y de la necesidad tan fuerte que tenía de orar.

Y su mirada me traspasó. Una mirada limpia, profunda y, sobre todo, cargada de amor. No era su mirada, era la mirada de Cristo. Se le podía mirar fijamente a los ojos y no apartaba la mirada; al revés, te hablaba con ella.

Ayer, después de la Eucaristía que tuvieron por la noche, me llamó una persona para compartir y mi pregunta fue:
-La gente que estaba, cuando hablabas con ellos, ¿qué decían?

Él me contesto:
-Todos los que estaban en la Eucaristía eran personas a las que Rafa había de alguna manera entrado en sus vidas: a unos les había llevado en peregrinación, a otros les había ayudado en su matrimonio, a otros desde la vida, a otros con una palabra… pero en todos escuchaba que Rafa les había llevado a Cristo, que había sido el instrumento para volver a Cristo.

Esa respuesta me impresionó un montón. Rafa descubrió que su fuerza estaba en Cristo, y por eso, entre otras muchas iniciativas, montó grupos de oración semanal, donde se reúnen para orar juntos. Rafa supo ser el dedo que nos indicó dónde estaba la felicidad, y nos llevó a ella. Él nos ha mostrado con su vida y su enfermedad que, en la debilidad, Cristo era fuerte en él, que la muerte no tiene la última palabra; él nos fue poniendo a todos de cara a CRISTO, nos llevó a mirarle a Él para seguir caminado.

Hoy el reto del amor es orar por Rafa y por su familia, dando gracias al Señor por estas personas que lo dejan todo por Cristo y viven entregados a los hermanos que el Señor les pone en su camino. Y hoy transmite amor con tu mirada y tu sonrisa.

¡VIVE DE CRISTO!

PD: Si quieres saber algo más de Rafa, aquí te comparto estos links.

https://www.revistamision.com/rafa-lozano-reconocerte-vulnerable-la-clave-del-exito-dejas-cristo-intervenga-traves-ti/

http://movil.religionenlibertad.com/articulo_rel.asp?idarticulo=51733

¡Feliz día!
  
http://dominicaslerma.es/

Reto de amor: espinas en el corazón


Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
ESPINAS EN EL CORAZÓN

Ayer, dándome un paseo, me acerqué al invernadero, donde tenemos las plantas medicinales y las plantas de decoración. La verdad que están preciosas.

En un rincón tengo unos cactus que me encantan. Me parece una planta de lo más interesante porque, para acercarte a ella, tienes que saber tratarla, y eso es justo lo que me pasó ayer por tarde.

Uno de los cactus tenía un hijo y decidí quitárselo para plantarlo en otra maceta. A pesar de todas mis precauciones, me clavé una espina hasta dentro del dedo. Un dolor intenso me traspasó. Me senté en el suelo queriendo sacarme la espina, lo que fue imposible, y tuve que llamar a una novicia que, con unas pinzas, logró sacarla.

De vuelta al invernadero, mirando el cactus, me di cuenta de las espinas que tenemos en el corazón: de circunstancias, de momentos vividos, de incomprensiones, de momentos difíciles. Amar a las personas supone pequeños o grandes sufrimientos que nos afectan a lo profundo del corazón. Pero el amor no es sólo sentimiento, el Amor es voluntad.

El cactus se sirve de esas espinas para luchar contra la deshidratación y defenderse de los animales. Esas espinas que tú y yo tenemos clavadas tienen un sentido; Dios, nuestro Padre, lo ha permitido y de ello va a sacar vida.

La espina que tienes en el corazón quizás te la has provocado tú mismo o te la han provocado, lo importante ahora es que te la quites, pero solo no vas a poder: tendrás que pedir ayuda, y así quedar sano. No tengas miedo al ver que esa espina te hace sufrir, Cristo es esa pinza que, con cuidado, sabe sacártela. Él es el gran médico que nos sana continuamente; no tenemos que tener miedo a clavarnos las espinas, Él quiere que vivamos y seamos felices.

Hoy el reto del amor es sacarte la espina que tienes en el corazón. Pide ayuda y déjate sacar la espina. ORA Y AMA, éstas son las dos muletas para ser feliz: primero a Cristo como centro, y luego los hermanos. Con ello hoy tu corazón dejará de sangrar.

Te deseo un feliz día, ORA Y AMA.

¡VIVE DE CRISTO!
  
http://dominicaslerma.es/