Reto de amor: no lleves tu el peso mucho tiempo


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Israel. Que pases un buen día.

El reto de hoy es: “no lleves tu el peso mucho tiempo”.

Ayer vivimos un día intenso. Nosotras trabajamos en cerámica, y ayer nos trajeron dos furgonetas cargadísimas de moldes, con los que se hace el barro artesanal. Son moldes de escayola o de exaduro, de todos los tamaños.

Total, que ayer todas manos a la obra. Había que descargar la furgo, y acoplarlo en la sala del barro. Para ello metieron la furgo en la huerta y abrieron las ventanas de la sala del barro, que pega justo a esa entrada.

Claramente había dos opciones: o coger un molde y llevarlo hasta la ventana, o hacer una cadena. Y enseguida nos dimos cuenta de que teníamos que trabajar en equipo. ¡Fue impresionante que bien nos complementó el Señor!, porque somos monjas de todas las edades, y claro, no todas podían coger grandes pesos.

Decidimos hacer dos cadenas, una de pesos ligeros, y otra de más peso, de forma que una se metía en la furgo y desde ahí se lo pasaba a la de fuera. Esta repartía moldes a derecha o izquierda según el peso, y éstas a su vez a las siguientes, y así hasta llegar a la ventana, donde dentro se encontraban otras dos hermanas que los cogían y los iban colocando.

Fue un rato precioso, que nos llevó a ver como disfrutamos todas juntas, y el regalo que nos hace el Señor poniéndonos personas con las que vivir cada acontecimiento de la vida.

Muchas veces es uno mismo el que prefiere chuparse todo el peso. Pues si hubiéramos hecho como la primera opción, habríamos cargado peso en tramos muy largos, y uno solo. Mientras que al hacer cadena, no te movías del sitio y el peso, solo lo cargabas un momento.

En el día a día es igual, puedes cargar tu con todo o decidir dejarte ayudar. Puedes seguir queriendo cargar con tus pesos más interiores y profundos, pero hoy Cristo te vuelve a decir: “entrégamelos a mí, que soy yo quien puede llevarlos”. Y te podrá personas en tu día para que puedas hablar, compartir, y que te lleven a Él. Si experimentas el alivio de contar con los demás, te darás cuenta de que tu también eres alivio en el caminar de muchos.

¿hacemos equipo?

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: el ritmo de un caracol.


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Sión. Que pases un feliz día.
SUBE MÁS ALTO

Hacía ya unos 3 días que Nabuconodosor se había escapado. Yo ya tenía bastante asumido que teníamos un inquilino descontrolado perdido por la galería de flores. Eso si no le daba por emigrar camino de las celdas… Nadie se había quejado, pero hay que reconocer que no es un pensamiento agradable. Afortunadamente, ayer Israel entró muy sonriente en mi celda y me dijo:
-Ya he encontrado tu caracol…

Este caracol y yo nos conocimos cuando él ya estaba sentenciado a muerte. Le habían pillado “in fraganti” merendándose las lechugas del huerto del monasterio. Finalmente, y por misericordia del Señor, el caracol acabó en una caja en nuestra galería.

Como te contaba al principio, después de un par de días desaparecido, Israel lo ha encontrado… ¡subido en un adorno! El adorno en cuestión es una ranita de plástico que en la base tiene un alambre fino y muy largo, para clavarlo en la tierra de un tiesto. Créeme, no es una cosita pequeña. Y ver a Nabuconodosor como un escalador descansando en la cima, ¡es de lo más curioso!

Recordando esta imagen en la oración, he descubierto al Señor… ¡detrás del caracol!

Hoy el reto del amor es imaginar el ritmo de un caracol. Todos estamos firmemente convencidos que estos animalitos son unos bichitos lentos… pero su paso es firme, seguro. Van poco a poco, sí, pero al final logran subir a cualquier sitio, por imposible que parezca. ¡Así es Cristo! A veces puede dar la sensación de que “no está haciendo nada…”. Sin embargo, sólo está trabajando a su ritmo, firme, seguro. No importa lo largo y resbaladizo que sea el alambre que tienes en tu interior, o lo inmensa que es la rana que tienes después. Aunque no lo veas, Cristo va, poco a poco, escalando por tu interior, deseando coronar tu cima.

Hoy en la oración, preséntale todas esas montañas de tu interior que sientes como insuperables. Déjalas en sus manos, dale tiempo y verás maravillas, porque… ¡ya las está conquistando! ¡Feliz día!

¡VIVE DE CRISTO!

Contemplar el evangelio de hoy (25/04/2013)


Día litúrgico: 25 de Abril: San Marcos, evangelista

Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación

Texto del Evangelio (Mc 16,15-20): En aquel tiempo, Jesús se apareció a los once y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará. Estas son las señales que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien».

Con esto, el Señor Jesús, después de hablarles, fue elevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios. Ellos salieron a predicar por todas partes, colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban.

 

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi bueno, gracias por los testimonios de santos que te siguen y por que a través de ellos se ve los signos que tu realizas, que mi pequeñez te sea útil y no me interponga para que a través de mi puedas realizar los signos que otros necesitan para verte. Perdona mis flaquezas, y ayúdame a tenerte siempre presente, para que mi voluntad sea la tuya. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Camilo, Alexis, Jenny, Mª Luisa, Eduardo, Javier, Dani, Evelyn, Mª José, Alberto,  Margarita, Juan Antonio, André, Luz María, Francisco, Jenny, Pepe, Juan Manuel, Elisa, Ana, Victoria, Toni, Juan,P. Bernard, Adriana, Almudena, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por los sacerdotes.
  • Por el Papa Francisco.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.

Contemplar el evangelio de hoy (12/02/2013)


Día litúrgico: Martes V del tiempo ordinario

¡Qué bien violáis el mandamiento de Dios, para conservar vuestra tradición!

Texto del Evangelio (Mc 7,1-13): En aquel tiempo, se reunieron junto a Jesús los fariseos, así como algunos escribas venidos de Jerusalén. Y al ver que algunos de sus discípulos comían con manos impuras, es decir no lavadas, -es que los fariseos y todos los judíos no comen sin haberse lavado las manos hasta el codo, aferrados a la tradición de los antiguos, y al volver de la plaza, si no se bañan, no comen; y hay otras muchas cosas que observan por tradición, como la purificación de copas, jarros y bandejas-.

Por ello, los fariseos y los escribas le preguntan: «¿Por qué tus discípulos no viven conforme a la tradición de los antepasados, sino que comen con manos impuras?». Él les dijo: «Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, según está escrito: ‘Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinden culto, ya que enseñan doctrinas que son preceptos de hombres’. Dejando el precepto de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres». Les decía también: «¡Qué bien violáis el mandamiento de Dios, para conservar vuestra tradición! Porque Moisés dijo: ‘Honra a tu padre y a tu madre y: el que maldiga a su padre o a su madre, sea castigado con la muerte’. Pero vosotros decís: ‘Si uno dice a su padre o a su madre: Lo que de mí podrías recibir como ayuda lo declaro “Korbán” -es decir: ofrenda-’, ya no le dejáis hacer nada por su padre y por su madre, anulando así la Palabra de Dios por vuestra tradición que os habéis transmitido; y hacéis muchas cosas semejantes a éstas».

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, tu tienes palabras de vida, nuestras salvación no viene de nuestras obras, sino de tu Gracia, de tu infinita misericordia, si nos caemos, si pecamos. Ahí estas con el sacramento de la reconciliación esperándonos, tu quieres los pecados para dejarlos clavados en la cruz, y poder vivir libres de pecado, en Gracia, para poder disfrutar del amor, que nos tienes y que quieres que tengamos contigo y con nuestros hermanos, la ley del hombre no debe prevalecer sobre el amor entre Dios y su criatura, y entres sus criaturas, esas son las obras que valen las obras de amor, que no son nuestras sino de Dios, porque cuando parece que las hacemos nosotros no son mas que obras que Dios hace a través nuestra. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Mª Teresa, Luz Mª,  Lourdes, Julia, Javi, Fernando, Adriana, Victoria, Pablo, Dani, Evelyn, Mª José,  Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.
  • Por saberse hijos amados de Dios

Reto de amor: adoración.


¡Buenos días!

Hoy nos lleva a Cristo Sor María, que paséis un feliz día. Hoy 1 de enero, El reto de amor es adoración.

Mirando el tiempo desde su fugacidad es tremendo, pues se escapa y te apura… no me extraña que ayer mucha gente, muchos de los nuestros quisieran amortiguar este paso diciendo que lo celebran y… ¿cómo se queda el corazón hoy?

Maternidad de María

Hoy es una fiesta muy importante para los cristianos: La MATERNIDAD de María, sí, la Virgen y MADRE de DIOS = TEOTOKOS; es un misterio sobre-natural y por eso es mejor disfrutarlo que quererlo entender, porque así también podemos acoger las maravillas que Dios hace en nosotros.

Aquí se celebra muchiiiisimo; coincide con el “Bautizo del NIÑO” es decir: la Circuncisión a los ocho días de nacer. Nosotras hacemos un acto comunitario precioso, que tiene profundo sentido: al salir del desayuno vamos a la Capilla, la Priora coge al NIÑO JESÚS y todas con sus instrumentos, emprendemos cantando la Procesión por los claustros, para volver a la Capilla y hacer un acto de profunda ADORACIÓN: de una en una nos postramos en venia ante el NIÑO DIOS; ahí le llevamos lo que deseamos tener y lo que le queremos dejar, pero sobretodo nos rendimos en ADORACIÓN profunda, poniéndonos por entero en Su presencia y nuestra vida entera en Sus manos.

Yo de niña, me imaginaba grandioso la adoración de los pastores y los magos… pero es tan sencillo y tan sublime como esto: dejarle todo a ÉL… y permitirle que me organice la vida este nuevo año cronológico que para nosotras supone sólo un nuevo día para VIVIR DE CRISTO.

Hoy habrá muchos detalles en que puedas hacer esta entrega; escápate un momento del ruido familiar y ante tu NIÑO póstrate, si no te tiras al suelo, ríndele tu corazón… y volverás a la mesa más contento… Ah, y luego nos reparten dulces, como en los Bautizos de los pueblos…

¡VIVE DE CRISTO!