Contemplar el evangelio de hoy (27/02/2013)


Día litúrgico: Miércoles II de Cuaresma

…se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, y se postró como para pedirle algo.

Texto del Evangelio (Mt 20,17-28): En aquel tiempo, cuando Jesús iba subiendo a Jerusalén, tomó aparte a los Doce, y les dijo por el camino: «Mirad que subimos a Jerusalén, y el Hijo del hombre será entregado a los sumos sacerdotes y escribas; le condenarán a muerte y le entregarán a los gentiles, para burlarse de Él, azotarle y crucificarle, y al tercer día resucitará».

Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, y se postró como para pedirle algo. Él le dijo: «¿Qué quieres?». Dícele ella: «Manda que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y otro a tu izquierda, en tu Reino». Replicó Jesús: «No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo voy a beber?». Dícenle: «Sí, podemos». Díceles: «Mi copa, sí la beberéis; pero sentarse a mi derecha o mi izquierda no es cosa mía el concederlo, sino que es para quienes está preparado por mi Padre».

Al oír esto los otros diez, se indignaron contra los dos hermanos. Mas Jesús los llamó y dijo: «Sabéis que los jefes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los grandes las oprimen con su poder. No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será vuestro esclavo; de la misma manera que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos».

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, mi vida es un desastre y no puedo vivirla sin ti, te pido y suplico que nunca te abandone, que no me aleje de ti, pues no quiero estar perdido, contigo puedo seguir adelante sin importar lo que venga porque contigo todo es posible. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Nuria, Servando, Dovie, Madre de Inés, Madre de María, Elisa, Mª Teresa, Luz Mª,  Julia, Javi, Fernando, Adriana, Victoria, Pablo, Dani, Evelyn, Mª José,  Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago, Camilo, Mª Luisa, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, José Manuel, Miguel, David, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Clayreth, Emilio, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los difuntos, en especial por Mercedes y Lourdes que sus angeles de la guarda las lleven al encuentro con Cristo para la vida eterna.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.
  • Por saberse hijos amados de Dios
Anuncios

Contemplar el evangelio de hoy (26/02/2013)


Día litúrgico: Martes II de Cuaresma

El mayor entre vosotros será vuestro servidor

Texto del Evangelio (Mt 23,1-12): En aquel tiempo, Jesús se dirigió a la gente y a sus discípulos y les dijo: «En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos. Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen. Atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el dedo quieren moverlas. Todas sus obras las hacen para ser vistos por los hombres; se hacen bien anchas las filacterias y bien largas las orlas del manto; quieren el primer puesto en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, que se les salude en las plazas y que la gente les llame “Rabbí”.

»Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar “Rabbí”, porque uno solo es vuestro Maestro; y vosotros sois todos hermanos. Ni llaméis a nadie “Padre” vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo. Ni tampoco os dejéis llamar “Doctores”, porque uno solo es vuestro Doctor: Cristo. El mayor entre vosotros será vuestro servidor. Pues el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado».

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, ayúdame a no creer que yo soy, o yo hago, sino que seas que te deje ser, y te deje hacer, ayúdame a no buscar mi reconocimiento, sino el tuyo, ayúdame a no humillar a los demás para que yo me crea alguien sino que siempre mire a mi hermano como la gran obra que has creado, que te vea a ti en mis hermanos. Quiero servirte Señor. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Benedicto XVI, el próximo papa, Servando, Dovie, Madre de Inés, Madre de María, Elisa, Mª Teresa, Luz Mª,  Julia, Javi, Fernando, Adriana, Victoria, Pablo, Dani, Evelyn, Mª José,  Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago, Camilo, Mª Luisa, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, José Manuel, Miguel, David, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Clayreth, Emilio, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los difuntos, en especial por Mercedes y Lourdes que sus angeles de la guarda las lleven al encuentro con Cristo para la vida eterna.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.
  • Por saberse hijos amados de Dios
  • Por el cónclave para que sepan dejarse iluminar por el Espíritu Santo y escojan al próximo Santo Padre.

Contemplar el evangelio de hoy (18/02/2013)


Día litúrgico: Lunes I de Cuaresma

Serán congregadas delante de Él todas las naciones, y Él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos

Texto del Evangelio (Mt 25,31-46): En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles, entonces se sentará en su trono de gloria. Serán congregadas delante de Él todas las naciones, y Él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos. Pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces dirá el Rey a los de su derecha: ‘Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme’. Entonces los justos le responderán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; o sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?’. Y el Rey les dirá: ‘En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis’.

»Entonces dirá también a los de su izquierda: ‘Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis’. Entonces dirán también éstos: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?’. Y él entonces les responderá: ‘En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también conmigo dejasteis de hacerlo’. E irán éstos a un castigo eterno, y los justos a una vida eterna».

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, enviaste a tu hijo para la salvación del mundo, no hay uno solo de tus hijos a los que no quieras salvar, pero nos has otorgado la libertad para no acoger la salvación que nos ha sido dada sin merecerla, el día del juicio final, por justicia, separarás a los que no quieren acojerte, es por ello que en esta vida debemos dar un sí a tu promesa de salvación de vida eterna. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Lourdes, Mercedes, Elisa, Mª Teresa, Luz Mª,  Julia, Javi, Fernando, Adriana, Victoria, Pablo, Dani, Evelyn, Mª José,  Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago, Camilo, Mª Luisa, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, José Manuel, Miguel, David, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Clayreth, Emilio, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.
  • Por saberse hijos amados de Dios

Contemplar el evangelio de hoy (14/02/2013)


Día litúrgico: Viernes después de Ceniza

Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán

Texto del Evangelio (Mt 9,14-15): En aquel tiempo, se le acercan los discípulos de Juan y le dicen: «¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos, y tus discípulos no ayunan?». Jesús les dijo: «Pueden acaso los invitados a la boda ponerse tristes mientras el novio está con ellos? Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán».

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, ahora que viene la cuaresma hay que hacer todo tipo de ayunos, pero con la mente puesta en ti, ayunemos de todo menos de amor, a ti ni a los demás. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Elisa, Mª Teresa, Luz Mª,  Lourdes, Julia, Javi, Fernando, Adriana, Victoria, Pablo, Dani, Evelyn, Mª José,  Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.
  • Por saberse hijos amados de Dios

Contemplar el evangelio de hoy (13/02/2013)


Día litúrgico: Miércoles de Ceniza

cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha

Texto del Evangelio (Mt 6,1-6.16-18): En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no lo vayas trompeteando por delante como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

»Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas, que gustan de orar en las sinagogas y en las esquinas de las plazas bien plantados para ser vistos de los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas, que desfiguran su rostro para que los hombres vean que ayunan; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno sea visto, no por los hombres, sino por tu Padre que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará».

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, no se trata de hacer las cosas en favor de los hombres para que ellos vean las obras que hacemos, sino que se trata de hacerlas para ti, pues en cada hermano encontramos a Jesucristo, y es por ello que las obras se hacen por tí, en la intimidad sin que se deban enterar todos. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Mª Teresa, Luz Mª,  Lourdes, Julia, Javi, Fernando, Adriana, Victoria, Pablo, Dani, Evelyn, Mª José,  Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que todavía no confían plenamente en el Señor.
  • Por los pobres y desamparados.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por que la Buena Nueva llegue a los confines de la tierra.
  • Por saberse hijos amados de Dios

Reto de amor: entrega tu familia al Señor


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Sor María, que paséis un feliz día.

Genealogía de Jesús

Queridos amigos: Hoy el reto del amor es que le entregues al Señor a tu familia, a tus antepasados y tus futuras genealogías.
Uno de los pasajes del Evangelio de San Mateo que menos entiendo es el de la Genealogía de Jesucristo (Mt 1, 1-17). Cantidad de antepasados de Jesús que ni conozco ni apenas sé pronunciar, pero en esta lista, que es casi exclusivamente masculina, me llaman la atención las cuatro mujeres que aparecen: la primera, Tamar, que por una trampa tiene un hijo de su propio suegro (Gen 38, 1-30); la segunda, Rahab, que es prostituta (Josué 2, 1-6); la tercera, Ruth, una pagana de tierra extranjera (Rut 1, 1-4; 4,12) y la cuarta, Betsabé, la mujer adúltera de David y madre de Salomón (II Sam 11)

Mira la genealogía de Jesucristo. No son lo que se dice mujeres ilustres por su santidad. Está claro que san Mateo tenía una idea en la cabeza al hacer tal selección. Jesús viene a salvarnos por pura gracia. En Cristo todo tiene un sentido: nuestra genética, nuestra herencia, nuestros antepasados… no son determinantes para nosotros hoy, Cristo con su sangre nos ha librado de la herencia heredada de nuestros antepasados. Jesucristo, por medio de estas mujeres, ha asumido y redimido todas nuestras genealogías, nada nos puede impedir vivir una vida nueva en Cristo.

El reto de hoy es que veas que en la familia de Jesús hubo todo tipo de pobrezas humanas, como puede pasar en tu familia. Entrégale todas tus genealogías, pues Él se encarnó para resucitarnos de todas nuestras historias presentes, pasadas o futuras. Hoy…

¡VIVE DE CRISTO!

 

Contemplar el evangelio de hoy (07/01/2013)


Día litúrgico: 7 de Enero (Feria del tiempo de Navidad)

Desde entonces comenzó Jesús a predicar y a decir: «Haced penitencia, porque el Reino de los cielos está cerca».

Texto del Evangelio (Mt 4,12-17.23-25): En aquel tiempo, cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, se retiró a Galilea. Y dejando la ciudad de Nazaret, fue a morar en Cafarnaún, ciudad marítima, en los confines de Zabulón y de Neftalí. Para que se cumpliese lo que dijo Isaías el profeta: «Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino de la mar, de la otra parte del Jordán, Galilea de los gentiles. Pueblo que estaba sentado en tinieblas, vio una gran luz, y a los que moraban en tierra de sombra de muerte les nació una luz».

Desde entonces comenzó Jesús a predicar y a decir: «Haced penitencia, porque el Reino de los cielos está cerca». Y andaba Jesús rodeando toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos y predicando el Evangelio del Reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia del pueblo. Y corrió su fama por toda Siria, y le trajeron todos los que tenían algún mal, poseídos de varios achaques y dolores, y los endemoniados, y los lunáticos y los paralíticos, y los sanó. Y le fueron siguiendo muchas gentes de Galilea y de Decápolis y de Jerusalén y de Judea, y de la otra ribera del Jordán.

¡Muy buenas tardes nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi bueno, tus primera palabras para predicar fueron haced penitencia, te pido que sepa dolerme de mis actos que no te son agradables, y me ayudes a no repetir dichos pecados, no obstante has venido al mundo para morir por esto que tanto detestas, y has pagado mis culpas. Señor que sepa serte fiel como gratitud. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Victoria, Pablo, Pepe, Dani, Sara, Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago,  Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Javi, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramón, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa,Luz,  Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, P. Bernard, Carol, Elena, Juan Manuel, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Miguel Angel, Miriam, Mar,  Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, Ester, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por seguir unidos a Dios todos los días de nuestra vida.
  • Por los enfermos y ancianos y por las personas que los cuidan.
  • Por los que les falta humildad y quieren ser dueños de sus vidas.
  • Por los pobres y desamparados.

Contemplar el evangelio de hoy (18/12/2012)


Día litúrgico: Feria privilegiada de Adviento: 18 de Diciembre

Un ángel se le apareción a José en sueños

Texto del Evangelio (Mt 1,18-24): La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto.

Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en Ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados». Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: «Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: “Dios con nosotros”». Despertado José del sueño, hizo como el Ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer.

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. El Señor está a punto de nacer, pero hay quien todavía no quiere acogerlo en su corazón, José también se vio en esta situación y hasta quiso repudiar en secreto a su mujer. Como José escuchemos las palabras del mensajero de Dios y dejemos que nuestro corazón acoja a la familia de Nazaret, especialmente a su hijo nuestro Salvador. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos:Antonio, Alberto, Joaquín, Asif Alí Zardari, Asia Bibi, Mari Angeles, Santiago, Gemma, Sara, Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Javi, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramon, Álvaro, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Alberto, Cristina, Mª José, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, Laura, Pepe, P. Berard, Carol, Elena, Juan Manuel, Camilo, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Francisco, Miguel Angel, Miriam, Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, hijo de N&I, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por las almas del purgartorio,
  • Por que nuestro corazón sea el pesebre que acoja el nacimiento de Jesús.

Contemplar el evangelio de hoy (05/12/2012)


Día litúrgico: Miércoles I de Adviento

pan suficiente para saciar a una multitud tan grande

Texto del Evangelio (Mt 15,29-37): En aquel tiempo, pasando de allí, Jesús vino junto al mar de Galilea; subió al monte y se sentó allí. Y se le acercó mucha gente trayendo consigo cojos, lisiados, ciegos, mudos y otros muchos; los pusieron a sus pies, y Él los curó. De suerte que la gente quedó maravillada al ver que los mudos hablaban, los lisiados quedaban curados, los cojos caminaban y los ciegos veían; y glorificaron al Dios de Israel.

Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: «Siento compasión de la gente, porque hace ya tres días que permanecen conmigo y no tienen qué comer. Y no quiero despedirlos en ayunas, no sea que desfallezcan en el camino». Le dicen los discípulos: «¿Cómo hacernos en un desierto con pan suficiente para saciar a una multitud tan grande?». Díceles Jesús: «¿Cuántos panes tenéis?». Ellos dijeron: «Siete, y unos pocos pececillos». El mandó a la gente acomodarse en el suelo. Tomó luego los siete panes y los peces y, dando gracias, los partió e iba dándolos a los discípulos, y los discípulos a la gente. Comieron todos y se saciaron, y de los trozos sobrantes recogieron siete espuertas llenas.

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi Bueno, te preocupas de tu pueblo, para que coma y no desfallezca, tanto de alimento corporal como espiritual. Todo nos es dado por tu Gracia, por tu misericordia, que pueda seguirte siempre Señor, porque me pierdo en el camino y tardo en volver como si fuera cojo, porque se donde estas, pero a veces actúo como si no te viera, porque callo cuando debo hablar como si fuera mudo, señor yo soy otro lisiado que te sigue y quiere ser curado. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Sara, Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Javi, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramon, Alberto, Álvaro, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Alberto, Cristina, Mª José, Joaquín, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, Laura, Pepe, P. Mauritania, Carol, Elena, Juan Manuel, Camilo, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Francisco, Miguel Angel, Miriam, Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, hijo de N&I, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por los lisiados, ciegos, cojos…

Contemplar el evangelio de hoy (03/12/2012)


Día litúrgico: Lunes I de Adviento

No soy digno

No soy digno

Texto del Evangelio (Mt 8,5-11): En aquel tiempo, habiendo entrado Jesús en Cafarnaún, se le acercó un centurión y le rogó diciendo: «Señor, mi criado yace en casa paralítico con terribles sufrimientos». Dícele Jesús: «Yo iré a curarle». Replicó el centurión: «Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; basta que lo digas de palabra y mi criado quedará sano. Porque también yo, que soy un subalterno, tengo soldados a mis órdenes, y digo a éste: ‘Vete’, y va; y a otro: ‘Ven’, y viene; y a mi siervo: ‘Haz esto’, y lo hace».

Al oír esto Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: «Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie una fe tan grande. Y os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se pondrán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los Cielos».

 

¡Muy buenos días nos de Dios a todos los hermanos!

La paz con todos vosotros. Papi bueno, que barbaridad la fe que demuestra el Centurión la confianza y la firmeza que tiene al saberse delante de alguien con el poder de salvación. Señor que no pierda de vista nunca este testimonio, aumenta mi fe porque soy débil y necesito continuamente de ti. Gracias por tus palabras.  Amén.

Te presento en este día a mis hermanos por los que rezaremos: Franklin, Anita, Camilo, Mª Luisa, Javi, Eduardo, Javier, Angel, Hijo de Angel, Xavier, Juan Ramon, Alberto, Álvaro, Asis, Alba, Laura, Pepichi, Belén, Mª Teresa, José Manuel, Miguel, María Ángeles, Esteban, Vanessa, David, Mª Teresa, Margarita, Jenny, Inmaculada, Padre de Manuel, Alberto, Cristina, Mª José, Joaquín, Clayreth, Emilio, P. Cándido, Lucas, Laura, Pepe, P. Mauritania, Carol, Elena, Juan Manuel, Camilo, Gabriel, Elena, P. Luis de Jesús, Francisco, Miguel Angel, Miriam, Francisco, Nuria, Lali, Alejando,  Alfonso, Concha, Ángeles, May, Tacho, Rodrigo, Gonzalo, Azucena, hijo de N&I, Adriana, por mi y por todos nuestros hermanos.

Intenciones:

  • Orar por la paz.
  • Orar por la paz en el mundo.
  • Orar por la paz en las familias.
  • Por las conversiones.
  • Por los bebes no nacidos.
  • Por los que no tienen problemas.
  • Por el aumento de la fe.
  • Por los que que tienen una noche oscura, o viven un desierto.