Reto de amor: persistir


¡Buenos días!

Hoy el reto del amor es persistir.
El esfuerzo por alcanzar las metas que nos planteamos cada mañana es un riesgo que corremos.
Yo no te digo que la generosidad y la entrega fuesen fácil, requieren constancia, paciencia, desvelos y coraje… pero si persistimos en nuestro empeño de ser mejores cada día y vivir desde el Amor que Cristo nos entrega en la Eucaristía cada día, yo te digo que si es posible vivir feliz.
Persistir es arriesgar, es acompañar, es proteger aquello que queremos y afianzarnos en lo que creemos y no soltarlo por nada.
Persistir es dejar a un lado lo negativo y empezar a dar gracias por todo lo positivo que tienes en tu vida.
Persistir en la fe es agarrarnos fuertemente a los brazos de Cristo que siempre nos acompaña en el camino de nuestra vida.
Persistir es Amar.
Por ello hoy no te rindas persiste y vivirás.

¡VIVE DE CRISTO!