Reto de amor: actualizarse


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Israel. Que pases un buen día.

Hoy es reto del Amor es actualizarme.
Ayer, Leti y yo, estuvimos de informáticas porque sor Carmen nos dijo que su ordenador no iba bien. Algo ocurría, de manera que el teclado y el ratón ya no funcionaban.
Lo estuvimos comprobando y, al principio, sólo veíamos lo exterior, que era que en realidad no funcionaban bien los puertos USB, y así investigando por en interior del ordenador descubrimos que había actualizaciones de windows que no se habían hecho, incluso que era como un pequeño aviso para que te dieras cuenta de que el soporte técnico de Windows xp desaparece en 84 días.

Leti, me ayudó a entender que nosotros somos iguales. Cuando algo hacia fuera no funciona bien, sobre todo con los demás, cuando me molesta este o aquel, o no puedo con esta situación o con aquella y me encierro en mí misma impidiendo que entre nada de los demás, siempre tendemos a echar la culpa a los demás, y al final lo peor se lo llevan los mas cercanos, los de siempre (el teclado y el ratón).

Por eso es necesario actualizarse diariamente. Si, no me quiero quedar en lo exterior, porque solo veo cosas, situaciones o personas que me cuestan, sino que quiero buscar en mi interior, ver que me ocurre, buscar que actualización necesito, es decir que hay que todavía no le he entregado al Señor.

Si, porque tengo a mi disposición una Actualización siempre que yo quiera. Se trata de la Eucaristía, que es donde Cristo muere con todo lo mío, con todo lo que yo le quiera entregar par después Resucitar y devolverme Vida. Y no tenemos que hacer nada, sólo entregarle todo aquello que encontremos en nuestro interior que nos quita la Paz, que me encierra en mi mismo, y dejarme transformar por la Actualización.
Pero, ¿querrás dejarte cambiar el sistema operativo y comenzar el día como lo que es, como Vida Nueva?
No tengas miedo, y busca, que encotramos FELICIDAD.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: hacer algún proyecto


¡Buenos días!

proyecto

Hoy el reto del amor es hacer algún proyecto.
Ayer por la tarde me fui donde la madre Priora y la dije: tengo un proyectito que comentarte, me dijo: me das miedo, siempre con tus proyectitos. La verdad es que me escucho con cariño y lo mejor es que me dio permiso. Al marcharme me di cuenta de lo importante que es tener proyectos con ilusión.
Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos proyectando qué hacer en cada momento, que cosas queremos realizar y que metas nos proponemos alcanzar.

Hay proyectos sencillos en el día a día que no requieren mayor esfuerzo que el de seguir viviendo como lo hacemos habitualmente.
Sin embargo los proyectos importantes requieren de nuestra atención, pensamiento, realismo, vigor y oración pausada. Meter a Cristo en ello.

Ningún proyecto importante, se alcanza con un sólo paso… pero cada paso es necesario para alcanzarlo.
No dejes nunca de soñar tu propio sueño yo te digo que no es tuyo, es Cristo quien te lo pone en el corazón, no dejes de luchar por alcanzar tus propias metas, de reflexionar sobre lo que eres y lo que quieres ser, de vivir desde el proyecto que quieres realizar en el que sientes a Cristo como centro de tu actuar.
Si das un primer paso vendrá un segundo, y un tercero, y un cuarto… y te darás cuenta de que los grandes proyectos están dentro de ti , Cristo ya te lo ha puesto en tu corazón y por lo tanto, sólo tienes que tener la valentía de cogerlos en la palma de tus manos, contemplarlos, mirarlos, mimarlos, ordenar y decidir qué quieres hacer con dichos proyectos.
El mejor proyecto de tu vida eres tú mismo, no lo dudes.

Cristo es el arquitecto, nosotros los constructores.
Hoy que el amor te haga mirar que proyectos tienes en tu vida. Y hoy que tu amor proyecte algo sencillo pero vivido desde el corazón. El que pone su confianza en el Señor y tiene ilusión en los proyectos, la tristeza no tiene cabida en su vida. Se vive de alegría y entusiasmo. Hoy haz un proyecto donde ames.
Feliz día

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: estoy a tu lado


¡Buenos días!

Amor es decirte que estoy a tu lado en tus subidas y bajadas

Amor es decirte que estoy a tu lado en tus subidas y bajadas

Hoy el reto del Amor es decirte que estoy a tu lado en tus subidas y bajadas.
El otro día me escribieron un mensaje pidiéndome oraciones por un amigo al cual quiero mucho pues Cristo es quien nos une y me decían que le había dado ansiedad, me impresiono mucho y solo le pedía al Señor poder estar cerca de él.

Me daba cuenta como las subidas y bajadas en nuestra vida son parte de la existencia.El que no tiene altibajos no es un ser “normal”. Todos somos vulnerables al dolor, la soledad, la compasión, la inseguridad, el miedo… o por el contrario… todos somos sensibles al amor, la alegría, el esfuerzo, cariño o libertad y sobre todo a un ser superior.

Nuestro electrocardiograma no es otra cosa que la representación gráfica de nuestro corazón y en él tenemos momentos de subida y de bajada, pero si nos fijamos… nunca la línea es recta porque eso significaría “inactividad” y muerte. Por eso no debes de asustarte cuando veas que tu corazón tiene subidas y bajadas lo importante es que en ningún momento te apartes de Cristo que no pongas la fuerza de tu corazón en ti, ni en tu trabajo, ni en tu familia, sino en Cristo y con Él de la mano entonces todo lo demás.
Del mismo modo, lo que somos y vivimos siempre oscila entre la alegría y la tristeza, entre los problemas y las soluciones…

Nuestro corazón palpita, y eso significa que estamos VIVOS. Cristo nos regala cada día la VIDA. Por ello hoy no importa donde estes mi amigo toma mi mano te llevo a Cristo y levantate merece la pena. Empieza el dia dando gracias por la vida, por tu trabajo, por tu estupenda mujer, por tus precioso hijos, por todo lo que Cristo pone en tu mano hoy y no tengas miedo de que tu corazón oscile es el síntoma de que estas vivo. Feliz día y ahora tu da la mano a otro y llevale a Cristo y camina con Él.

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: buenos propósitos


¡Buenos días!

Hoy el reto del amor es buenos propósitos. Empezamos la segunda semana de cuaresma y creo que será bueno ver los buenos propósitos desde el amor yo os comparto algunos.

coge una sonrisa

Si voy a engañar, que sea a mi estomago

Si voy a llorar que sea de alegría

Si voy a mentir, que sea sobre mi edad

Si voy a robar, que sea un beso

Si voy a perder, que se pierda el miedo

Si tengo hambre que sea de amar

Olvidar los momentos en que fui derrotada, pero no olvidar las batallas que he ganado.

Olvidar los errores que no puedo cambiar, pero no olvidar las lecciones que he aprendido.

Olvidar los planes que fallaron , pero nunca olvidar que Cristo estaba detrás de todo.

Si en cuaresma quieres propósitos yo te animo a ello pero te pido que tu propósito sea Cristo y Amar.

Mira el día no desde el esfuerzo por alcanzar a Cristo sino desde que ya has sido alcanzada y te tienes que dejar amar.
Hoy es lunes y no olvides que muchas personas no sonríen los lunes, para ti y para mi hoy es un día nuevo que nos regala Cristo para ser felices así que hoy a todo el que te encuentres dile buenos días con tono alegre y una sonrisa veras como el amor se contagia.  (:

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: cerrar tus ojos para ver con los Suyos


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Sor María que paséis un buen día.

cerrar los ojos

El sábado, después del desayuno, salí a la huerta para recoger leña y poder encender la gloria (como una chimenea pero bajo el suelo de una sala).

Estaba así, cuando al tirar de un tronquito no muy gordo, una de sus ramas más finas y elásticas me golpeó el ojo. Al instante, mientras seguía cogiendo leña, me puse a darle gracias al Señor porque nos ha regalado unos ojos rápidos, que sin saber cómo, se cierran solos incluso sin ver venir el golpe.

Y le estuve dando vueltas a esto mismo. Sí, nuestros ojos, por naturaleza, se cierran ante el miedo. ¿Por qué los habrá creado así el Señor? Me acordé de un niño de unos 4 años que, jugando en el locutorio, me vio enseñarle a su hermano pequeño a rezar para no tener miedo; me dijo: “¿El miedo? ¡El miedo hay que aguantárselo!” Me quedé a cuadros ¡El miedo hay que aguantárselo! Ya hora me mostraba el Señor la realidad: Él ha creado para nosotros unos ojos de confianza, prontos a confiar. Por sí mismos tienden a cerrarse y en ese acto te invitan a confiar.

Muchas veces vemos cosas o nos suceden acontecimientos que nos superan, que no podemos con ellos, a los que nos da miedo enfrentarnos. Y tú, ¿también crees que el miedo hay que aguantárselo? Mejor haza caso a tus ojos, se te cierran para invitarte a confiar, no los abras.

Hoy sólo descánsate en Cristo, entrégale todo lo tuyo, pues Él es tu respuesta para todo y serán Sus Ojos los que te muestren que el camino de tu paz y de tu felicidad es Él. Este es tu reto, cerrar tus ojos para ver con los Suyos.

¡VIVE DE CRISTO!