Reto de amor: sembrar confianza


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Sor María que tengas un feliz día.

CRISTO CUIDA MIS PASOS

Ayer estuve en Burgos al médico con sor María2, la hna. Mayor está fenomenal, su mayor mal es que “se cansa cuando trajina” y cuando la duele algo le basta con una de las “pastillas grandes”(eferergal) y una “fricción” con colonia…ahora se ha subido la dosis a crema (voltaren). Bueno, íbamos al oculista y otorrino, para que al menos la “hayan mirado”…todo bien, gracias a Dios. Fue una experiencia preciosa, porque esta hermana es de las que están contentas con todo y disfrutan a tope… y aunque podríamos creer que “no se entera” os aseguro que os puede describir todo lo que ha visto y oído, ¡es un DON! Y un ejemplo. Sí, las más mayores tienen un sentido especial de la obediencia, de entregarse, de poner al Señor en 1ª fila…y a la vez de disfrutar de todo. En el convento es el “tesoro de la casa”, las más jóvenes se lo pasan en grande con ella…edifica y anima ver a esta mujer con 84 años y toda una vida aquí, cada vez más plena y feliz…dice que cada noche piensa que puede llegarle la hora y se entrega a CRISTO…pero no pierde la ilusión por sus cosas: ordena todos los hilos, los trasteros, trabaja en el barro, arregla las figuritas del Nacimiento y antes de acabar la navidad, ya piensa en el Belén del año siguiente… En fin, que de nuevo muestra el Señor que “no quita nada y te lo da todo”.

Pero no era esto lo que iba a deciros…se me ha desbordado el corazón en cariño…es que íbamos a un médico nuevo en una clínica nueva; cuando nos llegó, hace unos meses el catálogo, nadie sabía dónde estaba esa calle(León XIII) …tampoco pensábamos en tener que ir allí…por lo tanto, tranquilas. Como 10 días antes había tenido que ir yo a Burgos con mis padres y por la zona que ellos suelen dejar el coche, de repente veo: “Centro Médico Adeslas” ¡anda! Le comento a mi madre, mira, ahí debe ser donde nos toca en el Seguro, que no sabíamos donde era; aún no habíamos pedido el médico de sor María… cuando me dice sor María3 que no hay hora en otro Centro al que solemos ir, sino ahí…¡¡¡!! Me quedé admirada del detalle del Señor, de cómo Él está en los más mínimos detalles: va y me pone delante lo que iba a necesitar unos días después ¡¡¡ Jo !!! Cómo está en todo… porque he pasado por allí muchas veces y nunca me había fijado ¡Gloria al Señor!

Este detalle me produce alegría y paz y sobretodo CONFIANZA; me hace crecer, porque si el Señor se cuida de estos detalles tan pequeños ¡¡qué no hará en cosas más fuertes e importantes!! Dios mío, qué atento estás a nuestras cosas. ¡Claro que guías mis pasos en todo, déjame reconocerte y acogerte y guiarme por Ti en todo. ¡Qué misterio insondable! Todo un DIOS se abaja hasta para acompañarnos en cada quehacer y cada paso…por eso quiero vivir Confiada, de Su mano y disfrutando de Él a tope.

Hoy el RETO DE AMOR es sembrar Confianza, acercarte a un hermano que esté apurado, desesperanzado y contagiarle la certeza de que “ el Señor se cuida de él”. Feliz día.

¡VIVE DE CRISTO¡

Reto de amor: la vuelta: reto de confianza.


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor Sor María. Que pases un feliz día.
LA VUELTA: RETO DE CONFIANZA.

Los católicos están alegres porque Dios está aqui con nosotros y nunca nos deja solos

Es tan entrañable la Navidad, le hemos echado tanto, tanto corazón… que ahora cuesta un montón volver al ritmo diario. Es lógico, porque hemos vivido realidades tan hermosas que, además son verdad… y el corazón cuando encuentra su medio se expande a gusto. PERO ¿qué nos ocurre? Entonces, lo que hemos vivido ¿no es duradero?

¡¡¡Ya lo creo que sí!!! El Nacimiento de Cristo es lo más real y hermoso que ha ocurrido en la historia y si te ha tocado en esta Navidad, si has visto y adorado al Dios-con-nosotros, si al verte pequeño y pobre has entendido que eres precioso a los ojos de Jesús porque a quererte y rescatarte ha venido… o… aunque ni te hayas enterado de lo que celebrábamos, o lo hubieras desaprovechado… siempre es tiempo, siempre es Navidad. Porque la Vida que nos regala Cristo está por encima de condiciones de tiempo y lugar y SE DA siempre y para todos ¿condición? ¡Acógela!

Ahora es el momento de que cuaje lo que estos días se ha engendrado. Y, de nuevo: DÉJATE HACER, es más fácil que nada y lo más complicado, porque nos ata… y ¿no nos pasará eso con el Niño del pesebre?  ¡ no ¡   Yo estudié fuera de casa, y lo que más me costaba era volver después de Navidad… así como los domingos por la tarde… … hasta que un día ocurrió algo muy hermoso en mi vida, un Encuentro: Cristo se me hizo VIVO y todo cambió… ya no me costaba volver porque lo experimentaba a mi lado, entonces… no pensemos que el Niño se ha quedado en el portal ¡qué va! Si Su Carne se ha acercado a la mía… mi carne se ha sanado y la Vida se prolonga no sólo hoy y mañana… así que “a los del Reto “ nos toca seguir sembrando confianza en el Amor… porque además de creerlo ES VERDAD.

Hoy no te consientas dejar asomar la tristeza; o sus derivados… VIVE DE CRISTO y tendrás la Alegría de la Salvación. ¡Qué pases buen día! Comunica a tu alrededor la autenticidad de la Salvación.

¡VIVE DE CRISTO!

 

Reto de amor: Familia


¡Buenos días!

La familia

Hoy el reto del Amor es Familia. Hoy el amor nos hace mirar a nuestra familia dar gracias al Señor por nuestros padres es verdad que hay cosas que borraríamos de nuestra historia pero hay muchos momentos buenos donde hemos vivido y hemos sido muy felices.

Nuestros padres un día se quisieron fruto de ese amor nacimos nosotros, por ello hoy que no se te pase el día sin acercarte a ellos o llamarles por teléfono simplemente hazte presente y diles que les quieres, tu corazón necesita sentir la gratitud que tienes hacia ellos, salta todo respeto humano y dales un abrazo. El amor es lo que funciono en la familia de Nazaret, ellos vivían sencillos pero tenían un hogar donde amar y sonreír.

Te deseo un feliz domingo y disfruta del gran regalo que es la Familia.

!VIVE DE CRISTO¡

Reto de amor: mirar el árbol de Navidad


¡Buenos días!

Hoy el reto del amor es mirar un árbol de navidad. A mí nunca me ha gustado los árboles de navidad, nunca les encontraba sentido hasta que este año me he puesto a hacer oración delante de uno, y os lo comparto, pues en el día de hoy vas a ver muchos árboles de navidad y merece la pena sacarle partido.

Tu pino de navidad

En esta Navidad quiero ser tu pino Señor. Un pino sencillo de los que nacen en las sierras, pero con unas ramas verdes y frescas, alimentado por la sabia de Cristo.

Como un reflejo tuyo, mi forma será triangular, signo de la Santísima Trinidad.

Como un recuerdo de todas las estrellas que brillaron esa noche en que Tú naciste, me llenaré de foquitos de colores para reflejar a los demás la alegría de Tú venida al mundo.

Escogeré unas esferas doradas, las más brillantes para que representen todas mis Alabanzas, cada vez que te digo que te quiero.

Continuaré con muchas esferas rojas, que representan mis Peticiones. Te pido que hagas de mi un instrumento de Tú Amor. Te pido por todas las personas que has puesto en mi camino y que quieren vivir de ti.

Pondré también unas esferas azules, para pedirte con ellas Perdón por todas las veces que no te pongo en el centro de mi corazón.

Por último me llenaré de esferas plateadas, muy grandes que serán para darte Gracias, por todo lo que he recibido de Tí. Gracias porque me has salvado y me pides que acoga tu salvación para ser feliz.

Y en la punta, con una luz muy intensa, pondré una estrella enorme, que me ilumine siempre, esa será mi Fe. Una Fe madura e inquebrantable, siempre en aumento, que se alimentará de tu Eucaristía y de tu palabra.

Por eso esa luz brillará para todo aquel que se acerque a mi, porque Tú brillas en mi.

Yo quiero ser esta y todas las próximas Navidades, tu pino Señor.

¡Feliz Día!

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: hacerles compañía


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor sor María que paséis un feliz día.

Buenos días nuestros queridos amigos voy a comenzar regalándoos un pequeño poema:

“La dulzura que atesora
El semblante indefinible
Tan tierno, tan apacible,
¡De este Niño me enamora!
Ya mi bien desde esta hora,
No dejare un solo instante,
De acompañarte andante
Sin salir de tu portal;
Toma mi afecto cordial,
Y dame tu amor constante.”

Y es que el reto de hoy es hacerles compañía. Ya ha nacido, ya le hemos visto y dado un beso, ya podemos descansar en Él. Quizá alguno está pensando que el sigue sin conocerle, que para él no ha nacido, que todo sigue igual. Si alguno no le ve pues dos consejos que deje de mirar en la dirección que está mirando quizá le vea justo hacia el otro lado, y que deje de mirar con los ojos de la cara y empiece a mirar con los ojos de su fe, que deje de mirar con su razón y empiece a mirar con su corazón.

Te invito a que salgas en su busca ponte en camino a la gruta, a buscar una Iglesia con adoración al Santísimo mejor. El niño que tienen expuesto, y el Santísimo Sacramento es el mismo, ante Él haz tu acto de fe “Señor mío y Dios mío.” Le tienes delante háblale dile todo lo que te preocupa, lo que no entiendes, tus alegrías y problemas, Él te escucha, Él te entiende, Él te abraza, porque eso es la navidad, celebrar que Él se ha hecho hombre y ha pasado por los mismos sentimientos que tú y los ha salvado si se los entregas, y si se los entregas ya no puedes vivir más de algo que no es tuyo así que podrás empezar a vivir de Él.

Y esto no es un de mis cuentos esto sí que es verdad y no por que lo diga yo sino porque lo dice Él evangelio en san Marcos se ve claramente que Jesús vivió un autentica experiencia humana y destaca de forma especial sus sentimientos, Jesús se compadece, se entristece, se sorprende, le duele la situación de los que le rodean, gime, se muestra cariñoso, es enfada , se cansa , se siente sobrecargado, no lo sabe todo… tus sentimientos Él los entiende, y para el son importantes. Hoy es San Juan el que en la cena se recostó sobre el pecho del Señor, que sea hoy el quien nos lleve a ese pecho y podamos descansar y contarle todo directamente susurrándole al corazón de Cristo, como hemos cantado en el himno de laudes: “Y tú, Juan, que a tanto amor con amor correspondiste y la vida entera diste por tu Dios y tu Señor, enséñame a caminar por donde tú has caminado. Enséñame a colocar la cabeza en su costado.”

¡VIVE DE CRISTO!

Reto de amor: ¡me quedo contigo!


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor sor María, qué países un feliz día.

El gran milagro

Hoy el Reto del Amor es: ¡me quedo contigo! Ayer estuve compartiendo con una amiga. Ella me contaba como este año no estaba con mucho “espíritu navideño”. Que otros años, cuando veía los nacimientos por las calles, o el ambiente en los centros comerciales, o simplemente villancicos… pues que todo eso de alguna forma le metía en un ambiente de navidad y más o menos llegaba a la Navidad con “ambientillo”.

A mi todo esto me recordaba a mi misma hace unos años: la misma cinta de todos los años, pero que eso mismo era lo que te metía en “ambiente navideño”, los dulces desde noviembre, y no digamos las luces… Y, la verdad, me hizo pensar mucho.

¿Qué es para mi la Navidad? La Navidad para mi es…Luz, es Paz, es un torrente de gracias, es RESURRECCIÓN. ¿Resurrección? Sí, Resurrección, por que si no fuera porque Cristo está Vivo, Resucitado, no tendría ningún sentido esta fiesta.

Si en Navidad se dan encuentros familiares, reconciliaciones, paz, amor, inmensa alegría, no es un efecto de las luces de colorines que hay cada 5 metros en todas las calles, o por la cantidad de villancicos que le cantemos al Niño; sino que es así por que ese Niñito está Resucitado, está Vivo. Y si hoy descubro que Cristo quiere nacer para quedarse conmigo, entonces le cantaré villancicos, le besaré y pondré luces por toda la casa, incluso una tela con Jesús estampado por la ventana, pero ya no será por “espíritu navideño” sino porque mi alegría, que es Cristo, me sale por todos los poros, y me encantaría que todos descubrieran eso.
Hoy el Señor nos dice: “Yo quiero nacer para hacerte nuevo, para quedarme contigo”. ¿Y tú, prefieres el ambientillo que pasa o te quedas con Cristo? ¡Señor, yo también me quedo contigo¡

FELIZ NAVIDAD

¡VIVE DE CRISTO!