Reto de amor: actualizarse


¡Buenos días!

Hoy nos lleva al Señor, Israel. Que pases un buen día.

Hoy es reto del Amor es actualizarme.
Ayer, Leti y yo, estuvimos de informáticas porque sor Carmen nos dijo que su ordenador no iba bien. Algo ocurría, de manera que el teclado y el ratón ya no funcionaban.
Lo estuvimos comprobando y, al principio, sólo veíamos lo exterior, que era que en realidad no funcionaban bien los puertos USB, y así investigando por en interior del ordenador descubrimos que había actualizaciones de windows que no se habían hecho, incluso que era como un pequeño aviso para que te dieras cuenta de que el soporte técnico de Windows xp desaparece en 84 días.

Leti, me ayudó a entender que nosotros somos iguales. Cuando algo hacia fuera no funciona bien, sobre todo con los demás, cuando me molesta este o aquel, o no puedo con esta situación o con aquella y me encierro en mí misma impidiendo que entre nada de los demás, siempre tendemos a echar la culpa a los demás, y al final lo peor se lo llevan los mas cercanos, los de siempre (el teclado y el ratón).

Por eso es necesario actualizarse diariamente. Si, no me quiero quedar en lo exterior, porque solo veo cosas, situaciones o personas que me cuestan, sino que quiero buscar en mi interior, ver que me ocurre, buscar que actualización necesito, es decir que hay que todavía no le he entregado al Señor.

Si, porque tengo a mi disposición una Actualización siempre que yo quiera. Se trata de la Eucaristía, que es donde Cristo muere con todo lo mío, con todo lo que yo le quiera entregar par después Resucitar y devolverme Vida. Y no tenemos que hacer nada, sólo entregarle todo aquello que encontremos en nuestro interior que nos quita la Paz, que me encierra en mi mismo, y dejarme transformar por la Actualización.
Pero, ¿querrás dejarte cambiar el sistema operativo y comenzar el día como lo que es, como Vida Nueva?
No tengas miedo, y busca, que encotramos FELICIDAD.

¡VIVE DE CRISTO!