Reto de amor: hacer algún proyecto


¡Buenos días!

proyecto

Hoy el reto del amor es hacer algún proyecto.
Ayer por la tarde me fui donde la madre Priora y la dije: tengo un proyectito que comentarte, me dijo: me das miedo, siempre con tus proyectitos. La verdad es que me escucho con cariño y lo mejor es que me dio permiso. Al marcharme me di cuenta de lo importante que es tener proyectos con ilusión.
Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos proyectando qué hacer en cada momento, que cosas queremos realizar y que metas nos proponemos alcanzar.

Hay proyectos sencillos en el día a día que no requieren mayor esfuerzo que el de seguir viviendo como lo hacemos habitualmente.
Sin embargo los proyectos importantes requieren de nuestra atención, pensamiento, realismo, vigor y oración pausada. Meter a Cristo en ello.

Ningún proyecto importante, se alcanza con un sólo paso… pero cada paso es necesario para alcanzarlo.
No dejes nunca de soñar tu propio sueño yo te digo que no es tuyo, es Cristo quien te lo pone en el corazón, no dejes de luchar por alcanzar tus propias metas, de reflexionar sobre lo que eres y lo que quieres ser, de vivir desde el proyecto que quieres realizar en el que sientes a Cristo como centro de tu actuar.
Si das un primer paso vendrá un segundo, y un tercero, y un cuarto… y te darás cuenta de que los grandes proyectos están dentro de ti , Cristo ya te lo ha puesto en tu corazón y por lo tanto, sólo tienes que tener la valentía de cogerlos en la palma de tus manos, contemplarlos, mirarlos, mimarlos, ordenar y decidir qué quieres hacer con dichos proyectos.
El mejor proyecto de tu vida eres tú mismo, no lo dudes.

Cristo es el arquitecto, nosotros los constructores.
Hoy que el amor te haga mirar que proyectos tienes en tu vida. Y hoy que tu amor proyecte algo sencillo pero vivido desde el corazón. El que pone su confianza en el Señor y tiene ilusión en los proyectos, la tristeza no tiene cabida en su vida. Se vive de alegría y entusiasmo. Hoy haz un proyecto donde ames.
Feliz día

¡VIVE DE CRISTO!